suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿QUÉ HACE UN PROFESIONAL DE LA MARCA PERSONAL?

Foto propiedad Juan Martínez de SalinasYa he hablado en alguna ocasión sobre las nuevas profesiones que los estudios y expertos predicen serán importantes en el futuro. Personalmente, soy de la opinión de que el 75% de las profesiones a las que se dedicarán las nuevas generaciones que están en las primeras etapas de la educación, no existen. Podría equivocarme, qué duda cabe, pero creo que el mundo laboral va enfocado a un gran cambio estructural. Hoy pretendo generar debate y podamos, entre todos, identificar las áreas de expansión. De hecho, quiero crear una sección específica en mi blog sobre estos temas donde iré escribiendo sobre esta temática, fruto de la investigación y la inquietud.

Por un lado, tengo que recoger áreas o nichos que están en auge y son ya el presente. Por otro lado, analizaré profesiones actuales y daré mis ideas de hacia donde va evolucionando.

Voy a comenzar por un área muy de moda desde hace tiempo. Se habla mucho de ella y más que una profesión es un concepto: la marca personal. ¿Qué es? Como siempre, es un concepto que viene del inglés, Personal Branding. ¿En qué consiste? En cierto modo, el propio nombre lo dice. Las personas se “venden” a sí mismas como una marca que, al igual que las marcas comerciales, hay que cuidarla, desarrollarla, publicitarla para diferenciarse. Surgió como una técnica para la búsqueda de trabajo pero se ha desarrollado más allá y se ha implementado no solo en ese ámbito, sino que se ha extendido a la empresa también. Ya está implementada y tiene visos de quedarse.

Partamos de la base de que todos tenemos una marca personal/profesional, la gestionemos o no. La sociedad actual tiene muchas herramientas y todos dejamos huella en los demás con lo que hacemos o con lo que no hacemos, aunque no seamos conscientes. Nada es irreversible pero todo se acumula y puede sumar o restar.

Me gustaría empezar por diferenciar entre profesionales de la marca personal corporativa y entre profesionales de la marca personal individual.

Ya hay postgrados y estudios concretos sobre estas disciplinas, sin embargo, el perfil de las personas que podrán desempeñar estas profesiones es totalmente heterogéneo. Hablamos, por ejemplo de ingenieros, matemáticos, licenciados en derecho, en marketing, en historia, etc. Incluso pueden ser grandes profesionales del área, personas con una educación secundaria obligatoria que se hayan hecho a sí mismos a base de trabajo e intuición.

Aquí se que será muy importante el bagaje profesional anterior. Para tener reconocimiento y que el resto pueda confiar, deberá ser un profesional coherente en la gestión de su propia marca personal, con independencia de que sea más o menos conocido. Lo importante será que pueda ser identificado por el público al que vaya dirigido y/o pueda contratarlo.

Los profesionales de la marca personal (técnicos o gerentes) serán como representantes de talento, entrenadores y rastreadores que ayudarán a las personas a planificar sus carreras, buscar oportunidades y evaluar sus éxitos y fracasos de manera objetiva. También podrán tener el rol de entrenadores de marca y directores de marca para su red de clientes.

Pero… ¿qué hace un profesional de la marca personal? Los profesionales que se dediquen a gestionar la marca personal corporativa serán personas con un perfil generalista, con una visión global, grandes rastreadores de información. Este perfil podrá formar parte de la organización o ser externo. Tendrá que tener acceso a la información corporativa, será fundamental que conozca el área de comunicación, con qué fines se hicieron las cosas, si la empresa ha conseguido tener la imagen de marca que quería… Estos profesionales tienen que dedicar tiempo a las personas que conforman en la actualidad esa organización, también debe dedicar tiempo al público en general aunque todo no sea su perfil objetivo y por último debe dedicar tiempo a las personas que trabajaron en esa compañía y que tuvieron en un pasado alguna relación con esta organización. Este último segmento es quizás el más importante y que hoy en día no se le da importancia sobre el impacto negativo que pueden tener sus impresiones sobre la marca personal de la empresa. Tendremos que comparar donde está la empresa a nivel de marca personal y donde le gustaría estar. Es cuestión de trazar dos líneas para ver como pueden ser paralelas. Cuando una empresa tiene mala fama en parte es porque no se hicieron las cosas bien y ciertamente siempre puede existir cierto porcentaje de subjetividad. El profesional de marca personal corporativa deberá entrenar a las cúpulas corporativas a cuidar de forma real a sus personas y a sus clientes. Tanto los trabajadores y los clientes quieren que cuando tengan un problema la empresa les ayude a solucionarlos buscando la solución más adecuada para ambas partes. Un gestor de marca personal corporativa tendrá que tener mucha imaginación porque tendrá que mediar en controversias internas y externas, donde necesitará trabajar con independencia.

Por otro lado, podemos hablar del profesional de marca personal individual de cada trabajador que normalmente será un profesional autónomo que trabajará para una cartera de clientes. Yo apuesto por un gestor de marca especializado en perfiles profesionales concretos, es decir, en abogados, médicos, ingenieros o en sectores, como por ejemplo, recursos humanos, es decir, un especialista en gestionar la marca personal de profesionales del sector de recursos humanos. Obviamente, existirán profesionales generalistas de marca personal individual enfocados a cualquier tipo de profesión. Estas personas ayudarán a sus “clientes” a centrar su marca para llegar donde les gustaría estar. Eso sí, este profesional será un guía, sin olvidar que cada cliente tendrá que tomar el protagonismo de su marca siguiendo de manera flexible el itinerario a seguir que estará dividido en etapas. Estos profesionales ayudarán a mejorar una marca personal inexistente o negativa. Todo se puede reconducir, ninguna persona somos perfectos. En primer lugar, tocará asumir lo que se hizo mal, pidiendo disculpas y comenzar desde cero. Esto costará pero, con ganas, esfuerzo y cambio, todo puede evolucionar. La marca personal de cada persona es como una montaña rusa, es decir, un día puedes estar arriba y otro día abajo. Solemos tenemos muchas cosas “en bruto”, que son positivas pero que no las hemos sabido comunicar en los foros o a las personas adecuadas. También es normal que muchos tiren la toalla nada más comenzar. En pleno siglo XXI, algunas personas quieren el éxito inmediato, pero hay que ser consciente que cuando se empieza algo hay que tener una gran resistencia al fracaso, sobre todo, al principio.

Obviamente, aun pocas personas viven exclusivamente de esta profesión. Existen grandes profesionales en España que forman y ayudan a las personas a saber qué es esto de la marca personal. Sin embargo, aun queda mucho camino por hacer.

Ahora os toca a vosotros. ¿Qué perfil creéis que tendrá el gestor y/o gerente de marca personal individual y/o corporativa? ¿A cuántas personas conocéis que se dediquen a esto? ¿Qué funciones añadiríais?

Espero vuestra participación con muchas ganas para poder seguir debatiendo sobre este interesante tema.

Y por favor, no se te olvide proponerme profesiones o sectores que quieras que trate en esta sección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *