suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿CÓMO ELABORÁIS VUESTRA BASE DE DATOS DE EMPRESAS PARA BUSCAR EMPLEO?

Foto propiedad Juan Martínez de SalinasMe habréis oído decir muchas veces, al igual que a otros expertos de recursos humanos, que se recomienda hacer una búsqueda cada vez más activa de empleo utilizando todas las herramientas posibles. Sin embargo, muchas personas se encuentran perdidas y no saben por dónde comenzar. Una de las tareas que se debe llevar a cabo es la de la autocandidatura; son muchos los que siguen mandando su perfil profesional a empresas sin personalizar y sin llevar un control.

En la actualidad vemos muchas series de CSI. Obviamente, estas series, al fin ya al cabo, lo que potencian es la investigación, el control y le gestión de los datos correctamente y de forma organizada. Hoy os quiero meter en vuestro cuerpo del CSI personal en la búsqueda de empleo y aconsejaros elaborar una buena base de datos de empresas a las que mandar la autocandidatura y llevar un control de las acciones efectuadas con cada empresa. Como siempre, cuanto mejor se trabajan las cosas, más posibilidades de ser efectivo se tienen.

Pero no os asustéis… Tampoco vamos a complicar las cosas en exceso. Al fin y al cabo, tiene que ser una herramienta que os sirva de ayuda. Así que un simple documento Excel, un documento Word o para aquellos menos tecnológicos… un cuaderno. La opción es vuestra.

El primer paso es determinar nuestra área de búsqueda geográfica en función de nuestras circunstancias personales, económicas y profesionales. Podemos encontrar multitud de sitios donde encontrar empresas a las que contactar… desde las páginas amarillas, de las cámaras de comercio, y para aquellos más duchos en el uso de internet, se pueden acceder a multitud de webs, como las los polígonos empresariales de vuestra ciudad o provincia, de asociaciones de empresarios… Información hay mucha… aunque hay que dedicarle tiempo y trabajarla.

Hemos encontrado la información a nivel general de la empresa pero luego es nuestra labor investigar cada una para ver a qué se dedica, dónde tiene delegaciones, dónde les podéis hacer llegar vuestro CV, incluso internet nos puede decir, en alguna ocasión, en qué situación está ahora mismo la empresa. Algunas tendrán fácil encontrar su página Web pero otras habrá que explorar un poco antes de llegar a su portal.

Esta investigación, puede incluso darte la información de qué tipo de perfiles profesionales suele requerir, antes de que les mandéis vuestra autocandidatura. Muchos diréis que esto supone invertir mucho tiempo y no os voy a decir lo contrario pero no olvidéis que todo requiere hoy en día tiempo.

También tenemos que alejarnos de la idea de mandar cientos y cientos de currículos. Esto no va “a peso”. No aconsejo mandarlos en todas las direcciones sino que la clave es dedicar el tiempo adecuado para que esta labor sea efectiva. Es necesario enfocar nuestros envíos, por ejemplo, en el tipo de empresa, la zona geográfica, el sector de trabajo… La efectividad se verá de forma clara. Si las empresas guardan tu perfil porque es interesante, os llamarán porque encajáis con la descripción competencial requerida. Pero hay que tener en cuenta que, por lo general, una autocandidatura no es un método con resultados a corto plazo.

La tarea de investigación aunque conlleve más trabajo nos permite afinar y concretar mucho más nuestro perfil a lo que cada empresa puede requerir. Pero hay que llevar un control… y como he dicho se puede hacer en cualquier medio. Si elaboramos una “tabla”, yo incluiría las siguientes columnas: nombre de empresa, sector, página Web, dirección de envío, fecha en que se manda CV, puesto al que se ofrece, formato CV mandado, si se obtiene respuesta o no y especificar si es autocandidatura, incluso el porqué se opta a oferta de puesto de trabajo concreto.

La clave es alternar las dos cosas, es decir, elaborar la base de datos por un lado y por otro ir mandando ya nuestro perfil profesional a las empresas que ya estén en nuestro listado tras haber efectuado la labor de investigación.

Cada persona debe decidir los parámetros de su base de datos. Lógicamente estos son unas recomendaciones y cada uno de vosotros podéis poner los apartados o columnas que mejor estiméis; cuanta más información luego os permite ahorrar mucho tiempo. Conlleva trabajo al principio pero luego nos permitirá actuar de una forma mecánica y efectiva.

Cuando las bases de datos ya se vuelven un tanto grandes, llega el momento de seguir organizando (si no se ha hecho antes). La forma más sencilla es colorear las casillas, por ejemplo, las del color rojo son las que aun no están trabajadas, las de color verde son las que están trabajadas y con respuesta de la compañía y por ultimo las de color azul son aquellas a las que hemos mandado perfil pero no hemos obtenido respuesta de la empresa. Esta es una idea para que luego la adaptéis como queréis.

Siempre he recomendado que la búsqueda de empleo se pueda hacer en grupo. Así, es bueno el poder trabajar de forma conjunta una base de datos de empresas (por ejemplo, empresas del polígono ABC) porque ahorra tiempo y es más rápido. Eso sí, todos los integrantes del grupo deberían trabajar bajo los mismos parámetros… Los códigos de colores, comentarios, etc., deberán ir todos en la misma línea. De lo contrario, esa base de datos se convierte en un caos y nadie sabe utilizarla ni interpretarla.

Lo ideal seria que existiesen listados ya de empresas con toda la información pero aun así siempre faltarán empresas que nosotros necesitábamos o muchas de las que están no nos sirven de cara al puesto que buscamos. Se puede partir de alguno de esos listados generales y comenzar a personalizarlo y adaptarlo partiendo de ese general. Soy el primero que digo que el documento en blanco es muy duro el comenzar pero es cuestión de ir paso a paso.

Me gustaría saber cómo elaboráis vuestra base de datos y que nos contéis vuestra experiencia al respecto. Aun me quedo sorprendido de forma negativa porque muchas personas que hacen autocandidatura no llevan un control de las empresas a las que mandan su perfil profesional. Y esto produce efectos negativos como mandar en un breve período de tiempo el mismo perfil profesional dos veces a la misma empresa. Por muy buena memoria que tengamos cuando ya comenzamos a mandar a muchas empresas nos bailan los datos.  Llevar un control es fundamental de cara a ser efectivos y no cometer errores evitables.

 ¿Qué os parece? ¿Hacéis vosotros algo parecido? Si no lo hacéis… ¿lo implementaríais?

Trackbacks/Pingbacks

  1. Elabora tu base de datos de empresa para la búsqueda de empleo | Muñozparreño - [...] http://www.elblogderrhh.com/2016/05/como-elaborais-vuestra-base-de-datos-de-empresas-para-buscar-emp... [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *