suscribete: Posts | Comentarios | Email

LOS AMIGOS DE MIS AMIGOS… ¿SON MIS AMIGOS?

Las redes profesionales son plataformas en las que las personas deciden darse de alta para relacionarse con otras personas que conocen o que conocen ahí por intermediación de otras personas. Es decir, son un medio para interactuar a tiempo real, para relacionarte con otras personas, para conversar con ellas,  para aprender, para poder encontrar otras oportunidades a través de personas, etc.

Las redes profesionales, como ya he comentado en otras ocasiones, pueden servir para muchas cosas y para nada a la vez. Dependerá de la forma de conectar y relacionarse con las otras personas.

En las diferentes redes profesionales, lo peor que se puede hacer es comenzar a mandar invitaciones como un loco a personas que no conoces de nada. Tienes que buscar un vínculo directo en primer lugar, es decir, debes buscar a personas que conoces ya de algo por haber trabajado con ellos, estudiado con ellos o porque has tenido alguna tipo de relación o vinculación profesional con ellos de forma directa o indirecta. Una vez que ya estés conectado con ellos debes de ver qué personas son contactos con ellos y ver cuáles de ellos pueden ser interesantes para ti a nivel profesional. Aquí empezará esa labor de networking. Para hacerlo bien, en vez de “atacar” directamente, debes pedirle a tu contacto que te los presente a través de la red profesional y es una forma muy útil de vincularte a ellos. Eso sí, el contactar con alguien supone dedicarle tiempo para poder hacer ese vínculo estrecho porque sino ese contacto se diluye en la red. Lógicamente, una persona puede tener diversos tipos de contactos, es decir, unos con los que tiene contacto regular y otros con los que tiene un contacto indirecto o puntual dependiendo de las necesidades. La cuestión es que ambas partes lo tengan claro. Para que no te queden dudas, los contactos de tus contactos son contactos de 2 nivel y si entras en su perfil, aparecerá un número 2 que significa eso. Al entrar en su perfil de la red profesional correspondiente te indica qué contactos comunes os unen para que podáis tomar las acciones correspondientes.

Eso sí, a determinadas personas les surge la duda de cómo contactar con personas a las que no te une nada directamente entre los que se incluyen contactos comunes. Ahí es cuestión de buscar conexiones de otro tipo como, por ejemplo, grupos profesionales de cada red a los que pertenezcáis los dos y eso hace que ya os unan unos mismos temas profesionales o afines. La clave aquí está en personalizar el mensaje que le envías a esa persona, explicándole brevemente por qué quieres contactar con ellos. Ayudará bastante que sean grupos en los que participas dando tus opiniones, dejando patentes tus conocimientos y siendo relevante, porque eso hace que tengas más interés para el resto de personas de esos grupos.

Por supuesto, se aprende desde la acción y todos hemos cometido errores en las redes profesionales a la hora de querer conectar con otras personas. Veréis como los resultados son diferentes al enviar invitaciones para conectar a gente que no conocéis de nada y que para acercaros a ellos decís que son vuestros amigos, que si buscáis una vinculación real y verdadera directa o indirecta. La cuestión es darse cuenta de cuál es la forma correcta de conectar con personas en las redes profesionales.

Lo peor es pensar que las redes profesionales son para acumular contactos porque si ese es vuestro fin creo que estas nuevas herramientas no son para vosotros. La interactuación es la clave de las redes profesionales y por ello esto requiere que habléis, compartáis conocimientos y experiencias, que encontréis puntos de conexión común, es decir, que podáis conoceros en un entorno profesional a través de la red y después, poderlo reforzar presencialmente.

La cuestión es que hacerse una buena red de contactos y estas plataformas llevan su tiempo por lo que requerirán dedicarles tiempo de calidad.

La forma de trabajar los contactos dependerá también de cuál sea la finalidad por la que decidáis estar en las redes profesionales.

Lo bueno de las redes profesionales es que puedes contactar con personas que de otra forma sería imposible y que hace años no era posible poder acceder tan fácilmente. La clave está en saber buscar la forma adecuada de contactar con cada persona y hacer que acepte vuestra invitación de conectar. Las cosas se pueden hacer de muchas formas y el éxito o no de la misma dependerá de los resultados. Es decir, si ves que las personas con las que quieres conectar en las redes profesionales te rechazan o ignoran debes de indagar porqué y examinar qué hacen diferentes aquellas personas que tienen más éxito con sus invitaciones.

Otro punto que debéis tener claro es que en cualquier momento podéis decidir que determinadas personas que son contacto directo vuestro en las redes profesionales dejen de serlo porque no os une nada o ya no tenéis interés en serlo. Las redes profesionales son plataformas vivas los 365 días del año, las 24 horas. Vosotros debéis decidir en cada momento con qué personas os interesa estar conectadas en lo profesional y con cuáles ya no os interesa.

¿Qué pautas sigues en las redes profesionales para conectar con otras personas? ¿Qué consejos dais a las personas que están comenzando en las redes profesionales? ¿Qué errores habéis cometido a la hora de contactar con personas en las redes profesionales? ¿Son todos los amigos de mis amigos mis amigos también?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *