suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿ CUÁNTO QUIERES COBRAR?

Foto propiedad Juan Martinez de SalinasComo ya os había indicado, voy a continuar analizando como afrontar determinadas preguntas en las entrevistas de trabajo. Por supuesto, asumiendo que aquí se dan pautas que considero adecuadas, la estrategia a seguir esta en vuestra mano tras analizar los diferentes puntos. Estos consejos se deben tomar con la flexibilidad lógica.

La pregunta que quiero abordar hoy es todas las referentes a las expectativas salariales de los candidatos que siempre surgen en la mayoría de entrevistas de trabajo. Todos los candidatos tienen la duda de qué decir. No podemos olvidar que todas las personas trabajamos por dinero a cambio de nuestro trabajo. Nosotros estamos interesados en los puestos de trabajo a los que optamos. Aunque no podemos olvidar que las empresas también nos necesitan en función de nuestro perfil, competencias y experiencia.

Igualmente, debemos asumir que los salarios en nuestro país han experimentado un bajón considerable en todos los perfiles y sectores. Es decir, ahora por un trabajo idéntico o incluso con más responsabilidades que antes de la crisis, nos pagan menos. Con esto no estoy diciendo que aceptemos cualquier tipo de salario porque eso no es lógico ni coherente. Las empresas deben pagar en función de lo que nos exijan a nivel de preparación, perfil a desempeñar, responsabilidad a asumir, especialización del trabajo a realizar, etc. No se puede tolerar los abusos a nivel de salarios ofrecidos que una minoría de empresas están ofreciendo, abusando de la necesidad de la gente. Este tipo de tácticas deberían estar vigiladas y sancionadas de manera ejemplar por nuestras autoridades competentes.

Como candidato, a la hora de responder a la pregunta de qué salario queremos cobrar, me temo que tendréis que hacer una labor de investigación de cómo se paga en la actualidad ese tipo de trabajo. Esto supone buscar el convenio del sector al que pertenezca la empresa en la que tenéis la entrevista para conocer los salarios establecidos como mínimo para la categoría laboral del puesto al que optáis. Después os recomiendo buscar estudios salariales anuales que se realizan por puesto y ciudad para saber “por dónde van los tiros” en la actualidad. Igualmente va bien que chequeéis ofertas similares a nivel de puesto en la ciudad en la que queréis trabajar para haceros una idea. Una vez realizada esta labor os debéis marcar vuestra banda salarial mínima y máxima, es decir, como ejemplo, como mínimo aceptáis 25.000 euros y como máximo 35.000 euros.

Tampoco podemos olvidar que las personas que ya tenéis una experiencia laboral ya partís de unas remuneraciones en puestos similares y esto hace que tengáis unas expectativas salariales más altas. Aunque debéis tener los pies en la tierra, es decir, si en vuestro último puesto de trabajo os pagaban 55.000 euros y ahora todas las empresas de ese sector para puestos como el tuyo están pagando 40.000 euros, quizás debáis bajar un poco vuestras expectativas aplicando sentido común, inteligencia y flexibilidad en la negociación del salario. Podéis llegar a acuerdos para cobrar menos durante el primer año y si alcanzáis los objetivos fijar un preacuerdo de subida establecido por acuerdo y con compromiso de cumplimiento.

Debéis saber jugar vuestras cartas porque los seleccionadores, antes de comenzar el proceso de selección, saben el máximo de salario que pueden pagar para ese puesto de trabajo. Es decir, que tampoco tiréis a la baja por vuestra necesidad y desesperación por trabajar. Las empresas quieren a los mejores por el salario más competitivo y ventajoso para ellas.

También la duda que surge a las personas que están comenzando en el mercado laboral y que carecen de experiencia laboral cuanto deben pedir a nivel de salario. Lógicamente, al no tener experiencia, vuestra prioridad es adquirirla, esto no significa que os de igual el salario a percibir. Es decir, que no pretendéis cobrar lo mismo que una persona que tiene amplia experiencia. Algunas personas recién licenciadas no tienen los pies en la tierra y para comenzar se marcan salarios altos, algo que no tiene ningún sentido. Supongo que es la ingenuidad del principiante, pero tengo que recordar, que al comenzar, a uno le toca demostrar su valía, potencial y capacidad de trabajo para después poder exigir mejoras salariales a adecuadas a vuestras capacidades demostradas.

Igualmente, cuando ya estéis en fases avanzadas del proceso de selección, es decir, en las últimas etapas, podéis aprovechar para preguntar sobre la política retributiva de esa compañía y para ese puesto en particular. Es una forma de pedir toda la información sobre ese puesto para tener una perspectiva global. Con educación se puede preguntar todo. No debéis tener miedo a preguntar temas retributivos en la entrevista de trabajo.

Otra forma de poder investigar la política retributiva de una compañía es preguntar a personas que han trabajado en ella con anterioridad y que podéis buscar a través de vuestros contactos en la red.

De cara al salario a solicitar, vosotros también tendréis que hacer vuestras cuentas respecto a la cantidad de dinero que precisáis para vivir en función de gastos que tengáis vosotros y vuestra unidad familiar, pero siempre, teniendo en cuenta lo que podéis aportar a la empresa y lo que se suele pagar por ese tipo de trabajo.

La flexibilidad es buena compañera de viaje porque, a veces, un comienzo más ajustado a nivel de salario se puede convertir en una subida considerable tras demostrar vuestra valía. Con independencia de vuestra trayectoria anterior, ahora más que nunca, en cualquier trabajo toca demostrar de los que sois capaces partiendo de cero.

Cuéntanos tus experiencias respecto al tema retributivo en las entrevistas de trabajo que habéis realizado. ¿Qué tácticas seguís para abordar la cuestión salarial en las entrevistas? ¿Qué errores habéis cometido en alguna entrevista al tratar el tema salarial? 

  1. Debido a los tiempos que corren es normal que bajen los salarios de los puestos a los que aspiramos o incluso de trabajadores que tienen ya experiencia en ese sector se tienen que amoldar aunque no este de acuerdo con esto, porque si los precios siguen altos y los salarios bajos algo no cuadra. También pienso que deberían de decirte en la entrevista el salario que vas a cobrar, ya que en la mayoría de los casos o casi siempre es lo que más nos interesa.

  2. Bernardo dice:

    Quiero decir que actualmente, los salarios deberian aumentar, ya que el precio de todo, vivienda, productos perecederos, estan subiendo a niveles muy altos.

    Además de los productos que consumimos diariamente, también suben los impuestos, las tasas, tributos…
    Conclusión: Sube todo menos los salarios,nose a que punto vamos a llegar…

  3. Hola Irene,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Efectivamente en los tiempos actuales se debe ser flexible. Sin embargo, las empresas deben tratar más abiertamente el tema salarial que ofrecen y quitar ese tabú existente a hablar de él. Al final el candidato que consideren adecuado lo tendrá que saber y eso influye en la decisión final. Porque por mucho que nos guste nuestro área profesional todos trabajamos por conseguir un salario que nos permita vivir adecuadamente.

    Saludos,

    Juan

  4. Hola Bernardo,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Coincido contigo en que la vida no baja como los salarios y estos deben ya comenzar a subir o al menos no bajar más. Algunos salarios ofrecidos son vergonzosos porque se debe pagar en función a lo que se va a exigir a cambio.

    Saludos,

    Juan

  5. Aqui hay que ser un poco “zorro”, así que yo diría una cosa parecida a lo siguiente:

    Supongo que en su empresa, que la considero muy seria en todos los aspectos, tienen ya un salario definido y justo para este puesto. Yo soy una persona flexible y teniendo en cuenta mi situacion actual estoy seguro que me adaptaría al salario que tengan asignado. Asímismo soy consciente de que habrá un periodo de adaptación previo hasta que alcance a desarrollar todas las habilidades que se requieren y por lo tanto llegar al salario adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *