suscribete: Posts | Comentarios | Email

CÓMO DECIR NO A LOS JETAS 2.0 CON UNA SONRISA EN LA CARA

Verano 2013Ya he comentado en muchas ocasiones en esta bitácora el tema de los jetas 2.0 que son más habituales de lo que nos gustaría. Sus características ya las he abordado en anteriores post y no quiero ser repetitivo al respecto.

En este post me gustaría abordar como aprender a decir que no a este tipo de personajes con una sonrisa en la cara. Además he de decir que no lo hago solo, y que este post está escrito de forma conjunta con Elena García Pont que al fin se ha animado a escribir conmigo. Elena es, Consultora de RRHH. Experta en Programas de Desarrollo de Carrera Profesional dirigidos a jóvenes, mandos intermedios, directivos, y emprendedores, y como Project Management en proyectos grupales. Formadora en programas de Actitudes y Habilidades Sociales. Más de 18 años vinculada a la consultoría de Recursos Humanos. Coordinadora a nivel nacional de 3 Day Startup. Agradecer a Elena su participación conjunta conmigo en mi blog. Un placer tenerte por aquí. 

En la actualidad se encuentran muchas personas válidas y competentes en búsqueda de nuevas oportunidades laborales. La mayoría están dispuestos a poder participar, colaborar e interactuar en proyectos colaborativos altruistas en la red. La finalidad es poder mostrar sus competencias y trabajo para que llegue al mayor número de personas. La idea  de estos proyectos debe ser que todas las partes ganen en algún aspecto profesional.

Un jeta 2.0 por decirlo de una manera sencilla y corta es un personaje real que os prometerá el oro y el moro de palabra. Su intención es que colaboréis con él o ella para beneficiarse de forma gratuita de vuestro trabajo, talento y competencias. Se valen de vuestra necesidad y de las ganas de querer colaborar.

Tanto Elena como yo, hemos colaborado en proyectos en los que no hemos recibido remuneración económica, sin embargo, nos han aportado difusión, reputación, visibilidad, la oportunidad de conocer a personas auténticas, y una vertiente humana, emocional y de conocimiento de personas, que en otras circunstancias se hace más difícil.

Foto ElenaCada vez existen más proyectos en los que buscan personas para escribir sobre diversas temáticas, eso sí, la gran mayoría de ellos son colaboraciones gratuitas.

Si es un proyecto de colaboración sin remunerar:

1. Huir de aquellos que os exijan artículos inéditos, a demanda (sobre temas que ellos os piden) y con periodicidad concreta. En este tipo de proyectos de personas de fiar os dan libertad y flexibilidad para que colaboréis cuando podáis, como podáis y sobre los temas que os apetezcan sin plazos rigurosos.

Por supuesto, este tipo de personajes os dorarán la píldora y os dirán que sois los mejores y que les necesitáis a ellos para ayudaros a daros a conocer. Cuando no debemos olvidar que los que están comenzando y necesitan a otros para ayudarles a lanzar este proyecto son ellos.

2. Cuando os ofrezcan este tipo de colaboraciones, fuera del contacto de acercamiento en donde es importante que os fijéis en los pequeños detalles, como si personalizan el  cuerpo del mensaje, va con vuestro nombre, etc. Los pequeños detalles dicen mucho así que debéis analizarlos. También es importante que analicéis si os tantean o ya os exigen en ese primer mensaje. Antes de comprometeros en este tipo de proyectos  recabar información en la red y fuera de ella de la persona o personas que están detrás de estos proyectos. Es decir, buscar y pedir referencias de estas personas en la red. Estas personas suelen ser conocidas por este tipo de iniciativas. También debéis solicitarles que os concreten las siguientes cuestiones:

¿Qué esperan de vosotros?

-¿En qué consistirán vuestras tareas?

-¿Qué obtenéis vosotros a cambio?

-¿Qué os especifiquen si todos los colaboradores incluido él/ella, participan de forma altruista en ese proyecto?

En caso de que existan beneficios o repercusión del proyecto, exigir que se reconozca el trabajo del equipo y no solo del promotor o lanzador del mismo.

Os recomendamos que también habléis por teléfono con las personas que lanzan el proyecto y que intentéis conocerlos en persona si es factible.

No olvidéis que para hacerle el trabajo a otro de forma gratuita, os lo hacéis para vosotros mismos. Es decir, para escribir en una publicación de reciente creación, en una publicación que tiene pocos lectores y seguidores, que las personas que están detrás no son conocidas, etc. Es preferible que comencéis vuestro propio blog y lo gestionéis como queráis.

También si la persona que está detrás de este tipo de proyectos no os menciona en exceso en las publicaciones suele ser mala señal. Os recomendamos que igualmente, si este tipo de proyectos va alcanzando lectores, visibilidad y repercusión concretéis con el promotor un plazo de tiempo concreto donde colaboréis de forma gratuita, y a partir de entonces si quiere que sigáis colaborando, acordar algún tipo de compensación económica.

Las personas se deben dar cuenta que escribir artículos y colaborar lleva una inversión de tiempo de vuestra parte. Nadie valora el esfuerzo y tiempo que conlleva.

Por lo tanto, no os de pena decir no. Es más en la red es necesario y positivo decir que no a los proyectos que no veáis. Igualmente aquellas peticiones de colaboración que no os vayan personalizadas no tenéis ni obligación de contestarlas y os animamos a que directamente las eliminéis. Después con independencia de que estéis buscando nuevas oportunidades es aconsejable aprender que no sois una ONG, es decir, no permitáis que cualquiera os pida cosas de todo tipo. Empiezas a sumar y te lleva mucho tiempo. Mirar por vosotros y por vuestros intereses. No hacemos referencia a que no podáis  ayudar a otros de forma altruista sino que es mejor, marcar vuestros límites porque  sino no haríais otra cosa. Participar en proyectos de colaboración altruistas que os aporten  cosas medibles aparte de las que dais vosotros.

Normalmente si son proyectos donde  aportáis más que el promotor y creador del mismo es otra señal que os debe hacer sospechar y poner tierra de por medio.

El decir que no a este tipo de proyectos tiene que ser con una sonrisa en la cara y diciéndoles que en la actualidad estáis centrados en proyectos que os ayuden a vosotros y a todos los miembros del mismo. Es decir, que su colaboración no es lo que buscáis en estos momentos. Tener muy claro en qué tipo de proyectos altruistas queréis colaborar y en cuáles no.

Decir no a este tipo de personas cuesta, sin embargo, todo es empezar y al final no da ningún quebradero de cabeza sino que sienta hasta bien.  La asertividad es una habilidad a practicar en estos casos.

Va por delante el respeto, el compartir, la generosidad mutua, y el sentimiento de un trabajo bien hecho, siempre en un ambiente de balanza bien equilibrada.

Este post está escrito en base a nuestras experiencias, y tras años de colaborar desinteresadamente y con gran satisfacción, (y seguiremos haciéndolo) en proyectos, no obstante, la experiencia es un grado, y eso es lo que nos ha llevado a transmitiros que el tiempo es nuestro, cada uno de nosotros decide cómo administrarlo, eso sí, sino lo utilizamos desaparece de todas maneras.

¿Cuáles han sido vuestras experiencias? ¿Cómo han sido vuestros NOS?

  1. !Buenos Juan y Elena! Tema candente el de hoy. Efectivamente, la red está llena de iniciativas, proyectos “que bajo el slogan de solidaridad, colaboración, etc sólo intentan aprovecharse de la buena gente. Si detrás hay una empresa NUNCA puede haber proyecto colaborativos altruistas en la red.
    Como sabéis, la red está llena de iniciativas (y cada vez más empresas se apuntan a esta nueva modalidad de engaño) que en pro de ayudar a los desempleados, sólo buscan a profesionales con talento para darle contenidos gratuitos y darles virilidad en la red a esa supuesta “marca”. Lo cruel de esto es que siempre hay personas dispuestas a dar contenidos gratuitos, buscando esa supuesta viralidad de su marca profesional.
    Gracias y un saludo

  2. Hola Silvia,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Efectivamente, en épocas de necesidad de la gente, siempre existen personas y organizaciones dispuestas a aprovecharse de los demás.

    Muchas personas ven una oportunidad para darse a conocer, sin embargo, tienen que se objetivos y realistas. Es decir, deben asumir lo máximo que pueden alcanzar con esa colaboración y que no se dejen engañar con promesas grandilocuentes. Porque las cosas se demuestran con acciones y hechos.

    Cada uno es libre de hacer lo que quiera, sin embargo, que al menos sepan la realidad existente y que ya decidan por ellos mismos.

    Saludos,

    Juan

  3. Miguel ED dice:

    Que verdades contáis. Gran artículo

  4. diwinkallvu dice:

    ante la gran necesidad de la situacion economica de una clase media social, hace que se sumerja en estas situaciones. todo lo hace el facilismo. casi la gran mayoria busca el facilismo de la cosas. esta ese dicho de que no es soplar y hacer botellas tan facil. el mecanismo del engaño que se emplea, es una gran telaaraña en donde caemos en ella como una presa facil. unos de los ejemplos que puedo nombrar para que se entienda mejor, es en los casos de trabajar desde su casa por internet, ganando buenas sumas….en fin como dije, se busca el facilismo de las cosas, es un habito que muchos tenemos, de lograr las cosas sin grandes esfuerzos y sacrificios….

  5. Buenas amigos. Juan ya me conoce bien, Elena no tanto, pero cuando os digo que semanalmente me entran 3-4 ‘colaboraciones’, me podéis creer sin problemas.

    El espíritu ‘buenrollinng’ que había al inicio en las redes sociales y en todo esto del 2.0 se ha convertido en ‘jetting’ y ya hablo a cualquier nivel, o solo de nuevos proyectos: universidades, cámaras de comercio,…., se deben de creer que la gente no come. No conozco aun a un profesor de Universidad que le pidan dar una charla y no cobre (salvo que tenga interés en ello) entonces, ¿por qué quieren que se la de yo gratis?

    En fin, jetas, a patadas 🙁

  6. Estifen dice:

    No entiendo muy bien el artículo. Habláis de trabajar e invertir tiempo y esfuerzo a cambio de absolutamente nada. El que nos demanda de tal modo no es un “Jeta 2.0”, es simplemente un jeta. Trabajar a cambio de nada es estúpido, y en la situación actual nadie va a valorar si colaboras aquí o allá. ¿Porqué llamarle “colaborar” a lo que toda la vida ha sido “hacer el tonto”? Un saludo.

  7. Gracias Miguel por participar en el blog. Saludos. Juan

  8. Hola José Luis,

    Gracias por participar en el blog y darnos tú sabía opinión.
    Efectivamente, hemos llegado a un extremo en el que todo vale y parece que se puede pedir de todo. Una cosas es colaborar donde todos los que participan ganan y otra el pretender sacar beneficio de la necesidad de otros. Se debe valorar el trabajo y las aportaciones de calidad de las demás personas.

    Un fuerte abrazo,

    Juan

  9. Hola Estifen,

    Gracias por participar en mi blog.

    Lo llamamos Jetas 2.0 porque se hacen estas peticiones a través de la red. Está claro los jetas los son en la red y fuera de ella. Se deben colaborar en proyectos interesantes y que nos aporten cosas provechosas e interesantes. Algunos proyectos no aportan capital, sin embargo, su recompensa la traen en otro formato de los diversos existentes.

    Saludos,

    Juan

  10. Juan y Elena, creo que no lo podíais decir más alto y claro. Subrayo cada una de vuestras palabras e identifico algún/a que otro/a sujeto/a con similares características.

    Añadir el apunte de número de “conceptos y palabras clave” a incluir así como imágenes inéditas.

    La cultura del todo “gratis” avanza a pasos agigantados y preocupantes, parece que las ideas tanto “pensadas” como escritas tienen poco valor.

    Enhorabuena de nuevo por el artículo.

  11. Hola Belén,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    La cultura del gratis esta haciendo mucho daño y parece que todo vale. Se debe valorar la calidad, la dedicación y la especialización. La red no es para pedir cualquier cosa a todo el mundo, las formas importan y mucho.

    Un abrazo,

    Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *