suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿A CUÁNTOS VENDEDORES DE HUMO CONOCES EN LA RED?

Las redes sociales permitenFotos Juan 2011 2012 y 2013 176 hacer mucho ruido, tener visibilidad y, en algunos casos, incluso nos permiten tener nuestros cinco minutos de gloria. Las personas que suelen destacar en sus diversas disciplinas en la red llevan una trayectoria en esos ámbitos dedicándose a ello fuera del mundo 2.0 desde hace tiempo.

No podemos pretender ser expertos en algo en dos días. Está claro que la red nos permite decir cualquier cosa y vendernos como los mejores. Sin embargo, eso luego se debe demostrar. La red permite hacer más ruido pero no quiere decir que eso nos haga más interesantes.

Cada uno se tiene que ganar la vida como buenamente pueda, sin embargo, sin exigir, intentar pisar y avasallar al resto. Estar en la red o en la Web 2.0 no solamente es para pedir que os miren el ombligo o que os ayuden personas que no os conocen de nada.

Digo esto porque últimamente está muy extendido en la red recibir mensajes de proyectos que ni han comenzado, de personas que exigen que les ayudes, que colabores con ellos sin recibir nada a cambio, que les hagas difusión en las redes de su iniciativa, proyecto o causa. La clave en la red es la interactuación. Sin embargo, las personas no pueden exigir nada al resto. Esto es comenzar la casa por el tejado. Primero uno tiene que aportar cosas a los demás y eso supone demostrar que su proyecto, causa o lo que sea es diferente. Luego, si alguien os ayuda lo mínimo que podéis hacer es agradecerlo.  Las personas no podemos pretender que otros nos solucionen la vida.

Yo soy el primero que he colaborado y sigo colaborando en proyectos de forma altruista, siempre y cuando el establecimiento de sinergias sea real, es decir, que todos los que participan en el proyecto se beneficien de lo que se consiga. Para empezar, cuando uno decide colaborar en un proyecto sin recibir nada a cambio lo que no se puede pretender es exigir cosas que van más lejos del compromiso. Por ejemplo, imaginemos que uno recibe una propuesta de escribir para una bitácora, periódico digital o nueva publicación de forma altruista y uno decide aceptarlo. Lo que no puede pretender ese medio es exigir que esas personas que colaboran por amor al arte escriban un artículo inédito diario sobre un tema de encargo. Porque eso ya se convierte en realizar un trabajo sin recibir nada. Eso se puede hacer durante un corto período de tiempo pero no alargarlo en el tiempo indefinidamente. Colaborar supone aceptar las reglas de todos los que participan en ese proyecto interactivo y participativo.

Yo siempre digo que ayudar a los demás es muy gratificante, sin embargo, quien es ayudado debe ser agradecido. Por desgracia, el ser humano olvida muy pronto y solo se acuerda de lo que le interesa. En más de una ocasión, cuando uno lo puede precisar, solicita ayuda a personas que en su día recibieron la tuya y no se recibe ni respuesta.

Uno no se convierte en experto de algo de un día para otro. Lo que se dice luego toca demostrarlo. El desarrollo profesional de todos lleva su proceso lógico y es mejor ir poco a poco consolidando pasos lentos pero firmes y seguros.

El éxito es muy relativo. Yo llevo con blog desde el 2007 y el que fuese conocido en el área me llevo su tiempo. Lo que más me preocupo siempre es disfrutar escribiendo. Muchas personas que comienzan con un blog temático pretenden ser conocidos antes de comenzar. Por supuesto, que puede ser muy interesante lo que digáis y escribáis. Sin embargo, el que conozcan vuestro blog es cuestión de dedicarle tiempo, buscar otros blogs temáticos, comentar en ellos, acudir a eventos del área, participar en proyectos afines, etc. Un blog puede ayudar a que aparezcan nuevas oportunidades profesionales, sin embargo, el abrirnos una bitácora profesional no nos va a proporcionar un trabajo inmediato. Con esto no pretendo desanimar sino escribir realidad y evitar decepciones innecesarias. El éxito en la red es efímero y la consolidación lleva detrás trabajo y esfuerzo. Determinadas personas se crecen porque tienen multitud de seguidores, sin embargo, que te sigan 10.000 personas no significa que todos esos lean lo que pones o consideren interesante lo que dices. Es decir uno debe ser humilde y tener los pies en la tierra porque seguir en la red lo que hacen otros no supone esfuerzo, ni vinculación.

Así que cuidado con aquellos que os prometen éxitos inmediatos sin conoceros de nada o que os dicen los maravillosos y estupendos que sois en la red, porque esa gente te lo ha mandado a ti y a los otros 400 autores de blogs de la misma temática. Lo único que hacen algunos es cambiar el nombre pero el mensaje es el mismo. La gente que valore vuestra presencia en la red os seguirá desde hace tiempo y en la gran mayoría de las ocasiones permanecen en el anonimato y si te escriben es para agradecerte lo que dices, haces o compartes. Este tipo de mensajes son los que a uno le hacen sentirse bien.

La venta de humo ha existido siempre, sin embargo, ahora mismo esta en auge porque estos nuevos canales les dan alas aunque no olvidéis que esas alas son defectuosas y antes de que hayan comenzado ya han caído por su propio peso.

Cuéntanos tus experiencias con estos vendedores o vendedoras de humos.¿Os ha contactado alguno? ¿Cómo habéis aprendido a detectarlos?

  1. Hola Juan
    Siempre que se habla de vendedores de humo 2.0 echo en falta una cosa: nombres. Con un ejemplo las cosas se ven mejor. Yo todavía no conozco ningún vendedor de humo 2.0, estrictamente hablando, porque nunca nadie que habla del tema nombra a ninguno.
    Un saludo.

  2. Hola Juan
    Creo que he entendido perfectamente a lo que te refieres en este artículo. No hace falta tampoco dar nombres.
    En la red podemos conectar con personas que pueden pensar o no como tu, con las que pueden surgir sinergías o una simple amistad.
    Pero lo que ocurre en ocasiones es que gente que no te conoce por tu trayectoria anterior intenta aprovecharse de tus recursos, conocidos o amistades que tanto tiempo te ha costado conseguir.
    En ese aspecto si considero que hay muchos vendedores de humo.
    Un saludo

  3. Hola Afablor,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Respecto a los vendedores de humo, creo que no es necesario dar nombres para saber si uno es un vendedor de humo o no. Cada uno queda por lo que es al final. Yo he conocido a más de los que me gustaría. Sin embargo, en la red te encuentras más gente coherente, honesta y generosa que del resto. Un vendedor de humo es aquel que se aprovecha de la necesidad de otros en la red sin ir con las cartas de cara.

    Saludos,

    Juan

  4. Hola Laura,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Por supuesto, has cogido la idea a la perfección. En la red nos vamos a encontrar gente con la que congeniamos mejor o peor, con las que estaremos de acuerdo más o menos. Sin embargo, en la variedad está el gusto. Mientras uno vaya con la verdad por delante ya es cuestión de los demás si aceptan esas condiciones abusivas o no. Lo reprochable es la actitud de las personas que enmascaran las cosas con otros nombres para atraer a personas que pueden aportar.

    Saludos,

    Juan

  5. Buenas tardes Juan,

    Me ha encantado tu post de hoy. A lo largo de estos 18 meses en redesy con el blog, he tenido la suerte de no encontrar demasiados vendedores de humo en mi camino, sin embargo, los que me he encontrado han dejado huella.

    Uno de los mejores fue un periódico digital que me solicitaba colaborar con ellos para publicar periodicamente artículos, de forma semanal o quincenal. Se trataba de una empresa privada, no una entidad sin animo de lucro, que percibía ingresos por publicidad en su web y ofrecía sus servicios de consultoría y formación. Pero lo mejor de todo era que se solicitaba la cesión de derechos de autor por una duración de cinco años, de unos artículos por los cuales no se percibía ningún tipo de retribución. Y a cambio ofrecian visibilidad y mejora de marca personal. ¡Increible! Eso no era una colaboración era trabajar de gratis.

    En fin… prefiero quedarme con las cosas buenas que me aporta el blogging y el 2.0, tener la posibilidad de interactuar con grandes profesionales como tú.

    Un abrazo.

  6. Hola Víctor,

    Gracias por participar en mi blog.

    Muy esclarecedor el ejemplo que comentas. Luego están los periódicos digitales que quieren que escribas para ellos sin mencionar al autor o hacerlo de una forma disimulada y por supuesto de forma gratuita. Colaborar e interactuar de forma gratuita está muy bien siempre y cuando ambas partes establezcan sinergias y ganen en visibilidad o de otra forma indirecta.

    Por supuesto, merece la pena quedarse con gente profesional como tú con la que da gusto colaborar y encontrarse en la red. Espero que en breve nos podamos conocer en persona.

    Un abrazo,

    Juan

  7. Buenos días,

    Excelente artículo. Totalmente de acuerdo. Es más, he topado con el mismo vendedor de humo que Victor Candel. Con su descripción, sé de qué y quién habla. Conozco mucha gente que ha topado con él.
    Un saludo.

  8. Hola Uxue,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Al final cada uno queda por lo que es. Cuando uno se topa con alguno de estos elementos ya sabes diferenciarlos a la legua a pesar de prometer todo y más.

    Saludos,

    Juan

  9. José Carlos Márquez Castro dice:

    Muy interesante artículo para reflexionar sobre el uso de las redes. A veces hay que parar un poquito y pensar hacía donde vamos o que queremos conseguir con estas prácticas.
    Se aprecia que no vendes humo.
    ¡Enhorabuena por tu artículo!

  10. Hola José Carlos,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Efectivamente, se debe ir paso a paso. La cuestión es consolidar y generar buen sabor de boca en tu proceso en la red y fuera de ella. Creo que es necesario de vez en cuando pararse y reflexionar sobre nuestra presencia en estos medios.

    Saludos,

    Juan

  11. Buenos días Juan,
    Me ha gustado mucho el este post, además de los que escribes habitualmente. Los comentarios son muy enriquecedores, especialmente de personas que sigo y admiro personal y profesionalmente como Antonio Fernández y Víctor Candel.
    Laura, Uxue y José Carlos un placer saludaros.
    En la red somos muchos y ante todo somos personas. Como tales encontraremos gente que quiera aprovecharse de nuestro trabajo, gente que quiera ayudarnos desinteresadamente con la intención que prosperemos profesionalmente…. A la par, nosotros también actuaremos de la misma manera. Por mi carácter siempre me ha gustado ayudar a los demás de forma desinteresada y aportar lo mejor de mi. Intento hacerlo desde mi blog personal y desde la iniciativa No quiero ser portada de los lunes al sol. Todos los componentes hemos necesitado ayuda y tanto profesionales como candidatos han respondido de manera muy grata.
    Sobretodo quedemos con esta frase popular “Es de bien nacido el ser agradecido”. Siempre hemos de dar para recibir, o dar sin esperar nada a cambio. No podemos sólo pedir a nuestro único beneficio
    Saludos

  12. Hola Emma,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Efectivamente en la red debemos estar dispuestos a dar para poder recibir, como en la vida fuera de ella. Sin embargo, muchas personas se piensan que la red es una barra libre donde tengo derecho a pedir y exigir cualquier cosa a los demás. Para ello no dudan en maquillarlo de la forma que sea. Otra cosa es que se vaya con la verdad por delante t a las personas que les pides algo ya decidan que hacen.

    Un abrazo,

    Juan

  13. Creo que sé a lo que te refieres y puede que haya muchas personas así. De todas formas a la larga todos éstos personajes se desenmascaran sólos. Y de desagradecidos está el mundo lleno. Evidéntemente escribir en un blog supone un esfuerzo contínuo, y por otro lado tampoco hay que hacer demasiado caso a las adulaciones. Hay que ser inteligentes en éste sentdido.

  14. Hola Luis,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Efectivamente, personas de este tipo las tenemos en la red y fuera de ella. Al final uno ya sabe de qué va la gente, la confianza se debe dar de manera dosificada. Tenemos que saber a quién pedir las cosas. Lo mejor ir con la verdad por delante a pesar de que pueda ser dura. El problema es cuando se intenta jugar con las personas.

    Saludos,

    Juan

  15. Hola Juan!! Espero que todo te vaya bien, tiempo sin verte… 😉
    Yo quiero, además de darte la razón, comentar que está muy de moda que empresas te contacten para solicitarte “trabajar gratis” literalmente, pero a cambio, eso sí, ” vas a tener mucha visibilidad y publicidad”. Esto es en todos los campos, no solo en el mundo 2.0. Que se lo digan a los artistas, creativos y artesanos…uno debe valorarse y decir que gratis no se trabaja.
    Respecto a los vendedores de humo, un comentario…estoy saturada de copias de copias de copias de una buena idea que alguien tuvo una vez…y de gente que vive de decir siempre lo mismo. Supongo que es el reflejo del mundo en que vivimos. Debe quedar poco por descubrir…

    Salud y suerte para 2014!!!

  16. Hola Yolanda,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Espero que nos veamos en breve. Desearte lo mejor para el 2014.

    Es cierto, que existe una tendencia muy generalizada en todo tipo de servicios, proyectos y negocios de cualquier área donde te solicitan colaborar gratis. El tema es que a veces la visibilidad que te ofrecen es humo. Interactuar y establecer sinergias supone que todos ganen de forma objetiva. Vamos que uno debe marcarse sus parámetros para saber a qué dice que no y a que sí. Uno cosa es colaborar y otra muy diferente trabajar gratis.

    Después está claro que algunas ideas están ya mega estiradas y las venden como algo nuevo cuando ya tienen todo su recorrido posible.

    Saludos,

    Juan

  17. Gran entrada y muy esclarecedora.
    Hace relativamente poco tuve una experiencia con un “vendedor de humo”. Hace unos 6 meses desarrollé un proyecto junto a dos profesionales de diferentes ramos (una gestora de empresas y un creativo de medios multimedia).
    Durante los primeros meses de nuestra colaboración se puso en contacto un elemento que requería de los servicios de nuestro creativo para realizar vídeos de sus eventos. Se dedicaba al coaching. Durante los 25 primeros minutos se dedicó a desglosar la cantidad de seguidores que tenía en cada red, su (super) experiencia laboral y todas sus virtudes profesionales y por supuesto la cantidad de euritos que se embolsaba al mes.
    Cuando llegó el momento de hablar de precios, llegó nuestra sorpresa cuando nos dio a entender que el hecho de trabajar para él, ya era un pago en si, porque la difusión de nuestro trabajo en sus redes sería una publicidad impagable.
    Triunity está acostumbrado a trabajar en colaboraciones en las que ambas partes ganamos y hasta cierto punto una empresa que esta empezando necesita publicidad.
    Pero, claro, en el momento en que no esta dispuesto ni a pagar desplazamientos y dietas del creativo, nos dimos cuenta de que algo no cuadraba, porque cuando una de las partes no está dispuesta a desembolsar nada a cambio de un trabajo, no es una negociación ni una colaboración.. es abuso.
    Un poco mas de investigación nos revelo que muchas de las organizaciones en la que dice trabajar no son reales… y si bien es cierto que tiene una ingente cantidad de contactos en las RRSS muchos de ellos no eran tampoco reales.
    Sin duda, un vendedor de humo, sacando ventaja a coste cero de pequeñas empresas y autónomos…
    Desde entonces, cada vez que aparece un elemento con un sueño, con un proyecto, con una idea millonaria… investigamos, buscamos y destapamos. Pero al final, es una cuestión de lógica.. si alguien te ofrece oro a precio de cobre, sin duda es humo. Y esta claro que solo aquellos que ofrecen un trato en el que ambas partes ganan en el mismo ámbito y condiciones, con hechos y sin florituras.. son los clientes reales.

  18. Rocio Ramirez Parra dice:

    Hola a todos.Soy relativamente nueva en estos medios, estoy aprendiendo a desenvolverme en internet, puesto que hasta hace poco mi trabajo consistía en atender al público personalmente, red social del cara a cara. Ahora convertido en capital social.
    Comentar que he conocido este bloc gracias a que Albano lo a compartido en Facebook.
    Vendedores de humo en las redes… y en la vida real también. Me encanta empezar a entender como funciona la vida, porque las redes al igual que la vida real, se basa en realidades. Trabajas online, pero necesitas resultados físicos y remunerados, con dinerito en tu cuenta bancaria. Es un trabajo como cualquier otro, lo importante es que tras una inversión en tiempo o en dinero (mínimo comparado con el negocio tradicional), un ordenador e internet puedes generar ingresos sin ser una super bloguera,ni apenas saber de informática. Esta es la verdadera posibilidad que ofrece, quien busca,se asesora,invierte y trabaja, cobra.
    Vendedores de humo hay en todas partes. Tú eliges donde poner tu tiempo, tu trabajo, tu dinero. Que eso no nos pare, elige bien y apuesta por aprovechar estas nuevas oportunidades. A lo mejor es que he tenido suerte, pero yo encantada con el resultado. Gente con excusas por no tener resultados hay en todas partes.
    Un saludo a todos y estaré atenta a estos blogs.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Estrategia Personal / Branding Personal por Andrés Pérez Ortega » Blog Archive » El Branding Personal es un cuento - [...] esfuerzo, persistencia y valores claros. El problema es que en La Red prolifera esa figura del Vendedor de humo que…
  2. ¿A cuántos vendedores de humo conoces en la red? - [...] ¿A cuántos vendedores de humo conoces en la red? [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *