suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿VUESTROS PERFILES EN LAS REDES PROFESIONALES INFLUYEN EN LA SELECCIÓN DE LAS EMPRESAS?

Hace tiempo leí una noticia en la versión digital de Expansión y Empleo titulada “El 80% de los desempleados no cree que su perfil en las redes sociales pueda afectarles en un proceso de selección”  cuya lectura recomiendo.

Esta noticia me sorprende y es contradictoria porque cada vez surgen más estudios y noticias que nos indican que las redes sociales se convierten en la vía preferente para la selección de personal por parte de las empresas españolas por múltiples motivos, entre los que se encuentra el coste mínimo, la inmediatez de búsqueda, la posibilidad de interactuar, el poder saber lo que está haciendo en la actualidad a tiempo real y seguir el rastro de los candidatos que más interesen a las empresas.

Es preocupante, o al menos a mi me lo parece, que los desempleados que están en búsqueda activa de empleo piensen que los perfiles que cuelgan en las redes sociales y profesionales en las que se registran no influyan en las empresas que buscan personal. Esto ocurre en parte porque no saben para qué sirven estas redes, cuál es su funcionamiento adecuado; están sin un objetivo claro y tampoco le dedican el tiempo necesario para sacarle provecho. Las redes son núcleos y comunidades globales de personas y cada uno debemos buscar, entrar e interactuar con aquellas que más nos interese para nuestro perfil e intereses profesionales.

Las redes sociales y profesionales no son portales de empleo donde uno inserta su perfil profesional o su currículum y ya se olvida o actúa de forma pasiva a la espera de que las empresas publiquen oferta qué encajen con el tipo de puesto que buscan, con las condiciones y en la zona geográfica de interés. Estas plataformas son sitios donde se debe mantener el perfil actualizado de forma completa, participar y mostrar lo que sabemos hacer o los conocimientos que podemos tener sobre una materia, sin esperar a priori nada a cambio al menos  a corto plazo. Debemos buscar personas que puedan ser interesantes para interactuar con ellos y eso requiere una planificación y la red es un comienzo que luego se debe reforzar por el conocimiento personal o el trato más en profundidad en la red y eso será el comienzo de futuras relaciones profesionales con perspectiva de presente y futuro interesante.

Las empresas, cuando buscan personas o indagan sobre alguien que pueden considerar interesante, van a la red que es global y buscan información que refuerce el perfil que tienen en papel o que cada candidato dice que tiene y que mientras no se demuestre lo contario no se debe poner en duda igual que lo que puede aparecer en la red.

No existe ninguna obligación de estar en las redes sociales y profesionales porque es un medio más, sin embargo, para estar de forma inadecuada es mejor no estar. El tener un perfil incompleto, abandonado, descuidado en cualquier red profesional o social nos está dando una imagen negativa sobre esas personas aunque ellos piensen lo contrario. Precisamente para evitar esto, existe la opción de borrar el perfil que siempre va a ser mejor. Por ello, antes de daros de alta en una red social o profesional debéis plantearos cuánto tiempo le podéis dedicar, en qué os puede ayudar en lo profesional y en qué se diferencia esa red de las que ya habéis intentado usar y al final abandonasteis a la primera de cambio cuando visteis que eso suponía invertir un poco de tiempo. Y no sirve la excusa fácil y socorrida que todos os decís a vosotros mismos de “que no disponéis de tiempo para eso” porque la realidad es que todos tenéis tiempo, sin embargo decidís invertirlo en otras cosas y esto es totalmente respetable. Eso sí, al menos debemos hablar con propiedad.

Las redes son plataformas y herramientas donde colgamos información nuestra y nosotros decidimos quiénes queremos que puedan acceder a ellas. El tener información disponible sobre nosotros con libre acceso puede tener una viralidad y movimiento inesperado y llegar a más personas de las que nos podemos imaginar. La red es una gran cadena de uniones no visibles que llevan su proceso y hacen que la información se convierta en relevante e influyente de forma positiva o negativa por si sola, cuando no tienen otro referente más sólido y potente. Los perfiles profesionales no dejan de ser datos, información, fechas que cada candidato dice que son ciertas y esto es así con independencia de que nos haga llegar el curriculum por email o que podamos encontrar su perfil en una red, es decir, ambas tienen el mismo peso. Cuando realmente va a adquirir mayor relevancia es cuando se tenga que defender y demostrar por la persona de forma directa, sin embargo, antes de llegar a esta fase, muchos candidatos se quedan por el camino por lo que han puesto, lo que han dejado de poner o por las contradicciones que se han encontrado entre los perfiles de papel y los de la red.

Por supuesto, no pretendo convenceros de nada, sin embargo, antes de sacar conclusiones categóricas sobre lo que pensáis, debéis poneros en el lugar de la otra parte y eso a veces nos ayuda a tener otra perspectiva aunque nos cueste asumirla porque nos pueda dejar en mala posición.

La selección está cambiando con mucha rapidez y las empresas están cambiando sus hábitos y empiezan a usar las nuevas herramientas gratuitas y disponibles en el mercado.

¿Realmente pensáis que vuestros perfiles en las redes sociales y profesionales no os afectan en la selección de las empresas? Si fueseis empresarios ¿usaríais esas herramientas para buscar personal?

  1. Sara Azogue Garzón (@saraazg) dice:

    Excelente post! Me recuerda que tengo un par de perfiles incompletos y que me tengo que poner ya! con ellos.
    Añadiría, no sé si estarás de acuerdo, que también hay mucho empleado (no sólo desempleados) en puestos de mandos intermedios que no actualizan sus perfiles, quizás por estar enquistados en su puesto, por creer que la crisis nunca les va a afectar o por no tener mayores aspiraciones profesionales a pesar de su juventud. Y si se lo explicas es que no lo entienden. Me llama mucho la atención.
    Buen blog, un saludo!

  2. ¿Consideras que todas las redes han de estar alineadas a nivel profesional? ¿No es adecuado manejar redes para temas personales y orientar otras a nivel profesional?, por otro lado, ¿es conveniente estar muy participativo en las redes?
    Particularmente, yo tengo perfil en Linkedin, Twitter, Pinterest, G+ y facebook. La verdad es que apenas aporto contenidos mas alla de comentarios puntuales, pero soy más activo a la hora de compartir a nivel profesional en Twitter y Linkedin, Pinterest la uso de manera residual, sobre todo para compartir infografías que me resultan interesantes, G+ lo tengo de manera casi testimonial, aunque a veces valoro y comparto post que creo que pueden resultar interesantes a mis contactos, y facebook lo uso a nivel exclusivamente personal, no tengo ninguna información a nivel profesional. En ocasiones pienso si segmentar o marcar mucho el uso de las redes es perjudicial, si puede o no ser perjudicial a nivel profesional el mostrar la vida privada en las redes.
    Por mi parte, como reclutador se que este miedo existe, pero nunca dejo de tener en cuenta a las personas que cuentan con perfiles mixtos (uso profesional y particular en la misma red). No me importa si han salido, o si han bebido, o si han echo tal o cual cosa porque el tiempo de ocio es de cada uno…

  3. Hola Sara,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Efectivamente, los perfiles en las redes profesionales se deben tener actualizados con independencia de si se esta buscando trabajo o no. Para tenerlos abandonados es mejor borrarlos.

    Saludos,

    Juan

  4. Hola MAD,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Yo cuando he efectuado selecciones de personal no tenía demasiado en cuenta estas cosas, sin embargo, muchas empresas lo hacen. Por ello, es mejor no mezclar y blindar nuestros perfiles personales no enfocados al uso profesional. No cuesta tanto es cuestión de controlar quien puede acceder a nuestra información fuera del ámbito laboral. Las cosas muchas veces no ocurren si ponemos los medios que los prevengan.

    Saludos,

    Juan

  5. Gracias por la rápida respuesta Juan. Yo no estoy en búsqueda activa de empleo, pero leía hoy un post que trata del mismo tema desde otro punto de vista que me parece muy acertado (por mi experiencia personal), en el que viene a decir que desde RRHH no se debería tener en cuenta lo que alguien hace en su tiempo libre, porque de hacerlo puede que pierdas muy buenos profesionales en el camino. Nadie se hace fotos mientras estudia, o mientras trabaja y las cuelga en las redes. Salir una vez a la semana o cada 15 días y colgar o que alguien de tu red cuelgue esas fotos no tiene porque indicar que no seas un fantástico profesional. Además, si la imagen que das en las redes difiere en exceso de tu personalidad, puede llevarte a conseguir un puesto de trabajo, pero también es probable de que el ambiente que encuentres en el mismo no sea el más adecuado para tu gusto.
    Mi sensación es que este es un tema mas complejo de lo que parece, y daría para una larga discusión…

  6. Hola MAD,

    Por supuesto, es un tema con múltiples opiniones y todas igual de validad. Yo personalmente que nuestra presencia en redes debe influir en su justa medida y al menos dar la oportunidad a la personas de conocerla y sacar nuestras correspondientes conclusiones. También las personas debemos tener cuidado con lo que colgamos en la red porque es el ojo que todo lo ve.

    Saludos y suerte con tu búsqueda,

    Juan

  7. Carlos Morgade dice:

    Hola Juan :

    Te sigo desde hace poco en Twiter, pero me gustaría comentarte que , desde mi punto de vista, la presencia en la redes sociales, debe de reflejar lo que eres tú en realidad fuera de la red.

    Por ejemplo,sí eres una persona “discreta” en la vida offline, también lo vas a ser en FB, al igual que sí eres más extrovertido también lo vas a ser en FB, creo que el error de alguna gente esta en tratar de aparentar, ser lo que no son.

    En Linkedin ,opino igual, puedes intentar que tú perfil sea “distinto”, más dinámico, original, etc…….pero si eres “discreto profesionalmente” la esencia de tu forma de ser y personalidad tiene que ser la misma.

    Yo personalmente le doy mucha importancia a la reputación online.

    Un Saludo,

    Carlos Morgade.

  8. Hola Juan

    Muy interesantes tus reflexiones sobre este tema.

    Desde luego, para determinados perfiles, las redes sociales son una buena fuente de reclutamiento.

    Por eso debemos evitar actitudes que constituyen un peligro para nuestra privacidad como usuarios de redes sociales, y que a la vez nos pueden suponer inconvenientes a la hora de ser seleccionados para un puesto de trabajo. Los problemas se pueden ir acumulando de la manera siguiente:

    En primer lugar, las personas solemos poner información en las redes sociales que en el mundo offline no divulgaríamos tan alegremente.

    En segundo lugar, se cometen errores a la hora de configurar el perfil por lo que es muy posible que la información personal sea accesible a mucho público.

    En tercer lugar, el usuario pierde el control de sus datos de forma muy rápida. Una foto, un comentario, etc. pueden ser copiados y almacenados de forma veloz, por lo que si os arrepentimos de algo que hemos publicado y lo borramos, no tenemos la seguridad de que esa información siga bajo nuestro control.

    Por lo tanto, las redes sociales deben ser utilizadas con prudencia, porque le último punto puede descontextualizar la información y el seleccionador puede llevarse una impresión negativa de nosotros.

    Por último, ya he hablado en mi blog sobre el debate surgido aquí hace poco sobre las ofertas de empleo discriminatorias por edad:
    http://aflabor.wordpress.com/2012/12/04/ofertas-de-empleo-discriminatorias-por-razon-de-edad/

    Saludos cordiales

    Antonio Fernández

  9. Hola Carlos,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Efectivamente, en la red debemos ser iguales que en nuestra vida fuera de ella. El problema es cuando intentamos interpretar papeles irreales que provocan incoherencias y ausencias de veracidad. La reputación online es muy importante. Marcar el camino y dejar nuestra huella profesional lleva tiempo, aunque es mejor ir poco a poco dejando un buen sabor de boca.

    Saludos,

    Juan

  10. Hola Antonio,

    Gracias por participar una vez más en mi blog.

    Muy interesante tu post que acabo de leer y poner en twitter.

    Como bien comentas debemos ser prudentes con lo que colgamos en Internet y asegurarnos que solamente acceden aquellas personas que nos interesa que lo hagan. Información personal e irrelevante para nuestra área profesional mejor evitarla de colgar. Debe existir coherencia y veracidad entre nuestro perfil online y offline.

    Saludos,

    Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *