suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿DE CUÁNTO TIEMPO DISPONEN NUESTROS JÓVENES EN SUS ETAPAS EDUCATIVAS PARA CREAR Y DESARROLLAR IDEAS?

Hace unas semanas, leí un artículo en la versión digital del periódico El País titulado “No subestime al genio adolescente”  cuya lectura recomiendo porque refleja muy bien la situación que se vive actualmente en España en este ámbito.
Se ha mejorado mucho la situación real de los emprendedores en el país, sin embargo, aun queda mucho por optimizar en los primeros escalones de la educación.

Si algún adolescente tiene ideas de emprender proyectos o desarrollar ideas, lo que se suele oír por todas partes es frases del tipo “tú,  a tu edad, lo que tienes que hacer es estudiar” o “no tienes más que pájaros en la cabeza con ese tipo de ideas” o “ese tipo de cosas que haces son una perdida de tiempo que no te harán una persona de provecho.” Es duro decirlo pero esta es la realidad habitual y aquellos jóvenes que hacen caso omiso es porque creen en lo que hacen y es lo que realmente les gusta o por otro lado su entorno familiar lo ven como una buena fórmula para desarrollas sus capacidades y competencias. Aunque esto no es lo habitual porque nuestra sociedad lo ve como algo extraño. Normalmente estos adolescentes con ideas brillantes suelen ser reclutados por compañías extranjeras o creen en sus ideas otros países fuera de nuestras fronteras.

Obviamente, podemos mirar hacia otro lado, sin embargo, esto no ocurre porque sí y la primera clave es que España no tiene procesos en las escuelas e institutos para detectar esas ideas o proyectos. En nuestro sistema educativo deberían existir talleres para desarrollar ideas y proyectos como hobby para desarrollar capacidades de cada persona. Esto no existe ni como actividad extraescolar. Siempre vinculamos asignaturas y actividades extraescolares a resultados u objetivos a corto/medio plazo. En este tipo de aulas se les debe dar alas para hacer lo que quieren a nivel de desarrollo de ideas y ver a donde les lleva. Se deben potenciar en los colegios las uniones de chavales para desarrollar proyectos e ideas y no centrarse en el resultado sino en el proceso de lo que eso puede aportar.

En España nos centramos en exceso en lo que se debe tener en cuenta para emprender y nuestros jóvenes lo asocian como algo arduo y, porque no decirlo de forma soez, como algo “coñazo”. Por ello, nos debemos centrar más en lo “chulo” que es el proceso de creación y de desarrollo para ir moldeando la idea para hacerla efectiva, luego ya nos preocuparemos si a esos jóvenes les interesa materializarla o no. Todo comienza por crear grupos de desarrollo de ideas como juego en las aulas sobre los temas que a ellos les pueda interesar.

Nuestras autoridades y organizaciones tienen que estar al día de estos procesos y que les lleguen aquellas mejores ideas, aplicaciones, desarrollos para podernos beneficiar de ellos y que no salgan fuera. Seguimos pensando que lo de fuera es lo mejor y esto es un gran error del que pecamos en España. Lo mismo pasa con los jóvenes que se tienen que ir fuera para trabajar en puestos cualificados; deberíamos preguntarnos ¿qué podemos hacer para evitarlo? Nada hacemos con cruzarnos de brazos y verlo como inevitable porque es lo peor que podemos hacer.

Procedo a plantear unas cuantas cuestiones ¿De cuánto tiempo disponen nuestros jóvenes en sus etapas educativas para crear y desarrollar ideas? ¿Por qué los procesos en las escuelas son tan rígidos? ¿Por qué vinculamos todo en el sistema educativo a unos resultados? Lógicamente los resultados importan pero más importantes son los procesos de aprendizaje y las elecciones que eso aportan.

En otros países sus jóvenes no tienen miedo a equivocarse y se ve como parte del proceso. Sin embargo, en España el errar o equivocarse es la diferencia entre “es válido” o “es un maula”. No por equivocarnos en algo quiere decir que no valgamos sino significa que debemos seguir intentándolo para encontrar la mejor forma de hacerlo para obtener resultados satisfactorios.

Obviamente no digo que sea fácil pero no imposible porque en otros países lo están consiguiendo y todo comenzó por invertir tiempo, esfuerzo y, claramente, dinero en esos procesos de creación e investigación. Quizás todo tenga que empezar por acercar a los inversores privados a las escuelas para que vean el potencial existente y crean en ello desde el conocimiento de lo que se está haciendo.

Para cambiar las cosas, habrá que asumir que las cosas se pueden hacer de otra forma y dar un primer paso al frente para cambiarlo aunque suponga ser pioneros y poco populares. No los programas más habituales tienen porqué ser los mejores. Debemos replantearnos lo existente y ver como se puede mejorar aunque esté funcionando. Lo peor en esta vida es ser conformistas.

¿Por qué pensáis que nuestros jóvenes no emprenden ideas y proyectos? ¿Qué se os ocurre para cambiarlo? ¿Qué dificultades o cortapisas les encontráis?

  1. Muy buen post, Juan. Emprender no es más que poner en marcha iniciativas, en lo personal y lo profesional, y en ocasiones las cosas salen y en otras no tanto. A veces se le dota a “emprender” un aurea de demasiado glamour, cuando lo que hay que hacer es quitarle hierro. En otras culturas, emprender es como ir a correr u otra actividad cotidiana. Como una actividad más. Ese es el espíritu. Felicidades. Abrazo.

  2. ¡Buenos días Juan! Me ha gustado mucho tu artículo, lo que pasa es que me da la sensación de que la teoría la sabemos pero, ¿cómo conseguimos este cambio? El sistema educativo en España se basa en libros de texto que pesan 15 kilos y que solo sirven para aprobar un examen de memoria. Para conseguir un espíritu emprendedor en las aulas debemos cambiar todo. Por otro lado, a mi me empieza a asombrar como algunos adolescentes con internet 2.0. empiezan a potenciar sus pasiones. Creo que vamos por buen camino, en la comunidad online Conectando Emprendedores, ya he coincidido con dos chicos de 19 años que han compartido su proyecto. Creo que al final el espíritu emprendedor llegará solo en consecuencia de la gran importancia que tiene internet y la necesidad de ganar dinero a causa de la crisis. Comparto el enlace de esta comunidad que tanto me ha aportado, os la recomiendo emprendedores.
    http://www.conectandoemprendedores.com/
    Un saludo Juan!

  3. Hola Libros de management,

    Gracias por participar. Efectivamente, el proceso de emprender debe estar más integrado en el sistema y en nuestra sociedad como pasa en otros países. Debemos aprender mucho aun para globalizar este proceso.

    Saludos,

    Juan

  4. Hola Mariana,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Por supuesto, la teoría es muy fácil y la practica más complicada y como bien dices se debe dar un giro de 180º grados al sistema educativo para que se base más en experiencias y aprendizaje sin darle tanta importancia a las evaluaciones teóricas.

    Ciertamente los jóvenes comienzan a potenciar sus pasiones con las nuevas tecnologías pero aun son casos puntuales y es triste negarles esa realidad de aprendizaje.

    Saludos,

    Juan

  5. Hola, muy buen artículo. De hecho llegué a el porque estoy buscando información sobre la deserción de los emprendedores en lo que para mí, es la etapa 0 (cero) en el proceso de emprender. Es en este entonces donde el emprendedor siente la necesidad de hacer algo distinto, diferente pero no sabe bien que y como. Aquí es donde todo lo aprendido previamente le juega a favor o en contra; si se ha fomado en contexto automotivantes, encontrará las formas, caso contrario, abandonará sus necesidades fácilmente. Algunos se resisten más, son más testarudos y llegan, pero la gran mayoría de las personas que integramos esta sociedad aprendimos a ir por lo seguro, a no involucrarnos y a conformarnos con lo rápido y cómodo en vez de lo más complejo, apasionante y formador de nuestro SER… En Argentina, uno de los países con el mayor porcentaje de emprendedores (sobre el total de su población) a nivel mundial, se estima que el 3% de los proyectos que se inician superan los 2 años de vida…Desde mi experiencia con emprendedores, debemos trabajar más en la construcción de autoconfianza, en proponerles que vean lo que están haciendo hoy y lo que podrían hacer a futuro. Si ellos pueden ver algo distinto, si pueden ver que emprender es un proceso similar al de la vida misma, solos, encontrarán las formas de llevar adelante sus proyectos… Un saludo para todos y gracias por la oportunidad de comentar!!

    Marcelo Dutra
    http://www.marcelodutra.com.ar
    @marcelodutra

  6. Hola Marcelo,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Coincido contigo en que se debe trabajar la motivación y confianza para emprender. Esto se hace con un sistema donde el emprender es una de las opciones más que tiene la sociedad, cosa que no ocurre al menos en España en la medida adecuada. El sistema está montado para trabajar por cuenta ajena y los cimientos de este sistema se están resquebrajando y nos damos cuenta que muchas personas no están preparadas.

    Saludos,

    Juan

  7. Crisálida dice:

    Como acabas de decir, Juan, en este país todo está montado para trabajar por cuenta ajena. En la mayoría de las familias nadie es emprendedor, y si tú lo quieres ser lo primero es quitarte la idea de la cabeza porque es mucho dinero, porque vas a fracasar….
    Esta es la idea general. Ahora, que por muchos CV que mandes no te llaman ni por equivocación, la gente está empezando a plantearse que no se puede estar esperando a que te llamen. Pero aparte, ya no se sabe por dónde tirar.
    Lo del tema del fracaso, por descontado. Tengo comprobado que el mercado laboral español no te permite una salida de tiesto. Como por lo que sea pierdas tu trabajo, ojito que igual no vuelves a encontrar.
    Dónde por narices habría que fomentar la creatividad es en las universidades. En este país de gente no emprendedora, a muchos se les llena la boca diciendo que los universitarios salen muy bien preparados. Yo añado que salen preparados para que los contraten. Porque tal y como se sale de la universidad ¿qué se puede ofrecer a una empresa? Igual antes aún te daban una oportunidad, pero ahora todo el mundo quiere gente con experiencia, pasan de enseñarte.
    No sólo en la universidad habría que fomentar la creatividad, sólo que pienso que allí no se fomenta nada de nada, creo que igual se fomenta un poco más en FP. Al menos me suena que en Salesianos se daban premios a gente que inventaba cosas, ya me corregirás si me equivoco.
    Un saludo

  8. Hola Crisálida,

    Gracias por participar una vez más.

    Nuestro sistema no está preparado para fomentar el emprendimiento como una alternativa más. Actualmente vemos como muchas personas que se han quedado sin trabajo aunque tengan ideas no se platean montarse algo porque muchas veces su entorno les quita la idea de la cabeza. Emprender en España no resulta fácil y aunque se ha mejorado mucho aun siguen existiendo muchas trabas.

    Coincido contigo que en la Universidad se fomenta poco la creación de ideas y el desarrollo del ingenio como una laternativa más para fomentar el autoempleo. Aun debe adaptarse más a la empresa y al sistema productivo y sus necesidades actuales. No estoy seguro ahora de lo de Salesianos, investigo y te digo.

    Saludos,

    Juan

  9. Antonio Fernández dice:

    Hola Juan y compañía

    A los que habéis citado la universidad os debo decir que trabajo en una impartiendo conocimientos sobre relaciones laborales. Procuro por todos los medios hacer entender a los estudiantes que deben:
    1º Dirigirse hacia sectores o actividades que permitan el trabajo por cuenta ajena.
    2º No dejar de formarse ni siquiera en verano. Deben estar siempre al día en su disciplina.
    3ª El hecho de formarse constantemente no implica en absoluto matricularse de másters, cursos, etc… De hecho, les animo a no hacerlo, al menos en España, mientras no tengan claro sus competencias, cualidades e intereses.
    Se puede aprender mucho mediante internet, libros, etc… Se trata de saber hacer cosas y no de estudiar cosas. Se trata de tener habilidades suficientes para poder trabajar sin necesidad de depender de que te contraten (ser emprendedor, en definitiva).
    Creo que en el futuro el trabajo por cuenta ajena será la vía mayoritaria de trabajar.
    Saludos cordiales
    Antonio Fernández

  10. Hola Antonio,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Muy acertadas tus matizaciones que comparto plenamente.

    Saludos,

    Juan

  11. Antonio Fernández dice:

    Perdón, cuando escribí debía estar despistado.
    Cuando hablo de “trabajo por cuenta ajena” quería decir “trabajo por cuenta propia” (emprendedor, autónomo, empresario, freelance… como queráis llamarlo).

  12. Hola Juan:
    Me ha encantado tu blog.
    Yo no soy tan pesimista. Creo que se pueden conseguir emprendedores de 17, 18 años. El “poder” del cambio lo tenemos los padres.
    Estamos tan acostumbrados a la empresa protectora, que buscamos algo fijo y seguro para nuestros hijos. Todos soñamos con que sea notario jeje… Un puesto seguro para toda la vida.
    Emprender es arriesgar. Cuando vemos que nuestros hijos arriesgan se lo impedimos con ese tipo de comentarios a los que os referíais antes: tu lo que tienes que hacer es estudiar. Cuando les llega el momento de trabajar no saben. Se quedan desconcertados. Han sido obedientes, han hecho todo lo que les han dicho, saben estudiar muy bien pero han conseguido ser “ni-nis”.

    Poco a poco… si aprendieron a andar fue porque les dimos la mano y les ayudamos a levantarse… Dejemos que se caigan mientras que estemos cerca. Van a aprender mucho mas que en cualquier master y quizá eso les facilite tener un modo de vida.

    Ana

  13. Hola Ana,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Efectivamente, a los jóvenes les hemos protegido demasiado y al mínimo riesgo les hemos quitado la voluntad de hacer y probar.

    No debemos olvidar que la vida es riesgo porque siempre toca emprender cosas diferentes o nuevas para todos en un momento dado. Es cuestión de acompañar y asistir pero no pretender evitar los riesgos porque eso es imposible y contraproducente.

    Saludos,

    Juan

  14. Buenas tardes:

    Me ha gustado mucho el post. En mi opinión, el emprendimiento empieza desde casa. El apoyo de la familia al emprendedor es fundamental. Los padres deben volcarse en la educación de sus hijos aportando los valores del pasado pero estudiando y comprendiendo los valores del futuro. La sociedad requiere personas con ideas, iniciativas y con espíritu crítico para resolver los problemas del futuro.

    Un abrazo.
    Lisandro Caravaca
    Fundador de http://www.eduskopia.com

  15. Hola Lisandro,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Efectivamente, el emprendimiento se debe potenciar desde casa porque los padres permitan a sus hijos experimentar, desarrollar y crear cosas sin tener pavor al error. Esto se debe extender lógicamente a todas las facetas de la vida.

    Saludos,

    Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *