suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿QUÉ HARÍAIS SI VUESTRA ANTIGUA EMPRESA OS LLAMASE DE NUEVO PARA TRABAJAR TRAS HABEROS DESPEDIDO?

Desde que comenzase la crisis en nuestro país, muchos españoles han sido despedidos por sus empresas. Y la situación no ha visto su fin todavía, contagiándose otros países.

Cada despido es un mundo con sus connotaciones y particularidades; cada empresa tiene su forma y su política a este respecto o debería tenerla, sin embargo, una empresa dice mucho de su profesionalidad, humanidad y valores en la forma de acometer sus despidos.

A la hora de ser despedidas las personas, estoy seguro que lo único que piden es ser tratadas como personas, con sus sentimientos y corazón y no como un mero número o recurso en una cuenta de resultados. Está claro que las organizaciones están para ganar dinero y producir beneficio aunque no deben olvidar que sin sus personas no serían nadie porque son un músculo vital para ella.

Hoy quiero abordar la cuestión que se puede plantear de que una empresa que ha despedido a diversas personas necesite cubrir alguna vacante y decida contar con alguna de esas personas que no dudó en despedir. Esto viene a colación porque hace poco me encontré con una conocida que había sido despedida de su empresa y las formas de ejecutar ese despido no habían sido las más adecuadas. Sin embargo, 3 meses después, no habían previsto que en el departamento del que formaba parte esta persona alguien iba a tener que coger una baja de larga duración que ya debía estar contemplada, cosa que no ocurrió. Lógicamente la empresa no lo duda un momento y decide llamar para cubrir esa baja a la persona que habían despedido hacía pocos meses. Dio la casualidad que la despedida seguía sin trabajo y al recibir la llamada me comentaba que no salía del asombro y me planteaba la pregunta: “si estuvieses en mi situación ¿qué harías? He de decir que esta persona finalmente aceptó el puesto porque su planteamiento final fue el pensar que se está mejor trabajando que cobrando el desempleo. Coincido con ella que es más factible encontrar otro trabajo desde la posición de estar empleado que desempleado.

Pienso que la decisión en estos casos es muy personal y depende de las circunstancias personales, familiares y económicas de cada persona. También influye la forma que se tenga de ver las cosas, nuestras creencias, hábitos y actitudes. No debemos olvidar que también influye como estuviésemos en la empresa, lo satisfechos que estuviésemos con nuestro puesto, la relación con los compañeros y los responsables, nuestras posibilidades de desarrollo y las circunstancias en las que se produjo el despido y los motivos concretos.

En más de una ocasión a determinadas personas les hace su empresa un verdadero favor al despedirlas porque no estaban nada a gusto y estaban en búsqueda activa de trabajo hacia tiempo.

Así que a pesar de poder estar sin trabajo, debemos sopesar la situación desde diversos puntos de vista para no meternos en una situación peor de la que estamos. Debéis preguntaros ¿Por qué os han llamado a vosotros? ¿Por qué quieren contar de nuevo con vuestros servicios? Igualmente tenéis que ser sinceros con vosotros mismos y lanzaros las preguntas de si hicieron todo lo posible por manteneros en plantilla. ¿El despido se produjo de forma adecuada y tratándote con profesionalidad? Por otra parte debéis plantearos si estabais a gusto en esa empresa y en el puesto de trabajo que desempeñabais y si merece la pena volverlo a intentar. Entrar en una empresa en la que se ha trabajado ya no es lo mismo que empezar en un sitio nuevo.

No olvidéis de la misma forma, pedir consejo a otras personas de vuestro entorno que puedan daros otros puntos de vista que os ayuden a tener todas las decisiones posibles desde diversas perspectivas.

A lo largo de mi carrera profesional ya he pasado por unas cuantas empresas y no tendría inconveniente en volver a la gran mayoría de ellas menos a una en concreto que era un caos absoluto, no se valoraba el trabajo de las personas, prometían cosas que no cumplían y la cúpula directiva era un reino de taifas que confiaba en un grupo de personas poco capacitadas y preparadas para gestionar equipos y tomar decisiones estratégicas. A día de hoy, me consta que estas cosas no han cambiado por lo que con certeza, no volvería a esa empresa.

Ante todo, cuando os puedan plantear estas situaciones debéis pensar en vosotros mismos y qué es lo mejor para vosotros en ese momento. Porque no olvidemos que las cosas en las empresas no cambian de un día para otro y más si siguen las mismas personas en los puestos estratégicos. También depende del momento en el que os encontráis porque quizás hayáis empezado algún proyecto formativo o de reorientación profesional que os interesa finalizar para dar una nueva perspectiva a vuestra carrera.

¿Qué haríais si vuestra antigua empresa os llamase de nuevo para trabajar tras haberos despedido?

  1. Los despidos a veces son inevitables por diversas razones. Casi siempre no es el despido lo relevante sino cómo se hace. Pero muchas veces se hace mal (en formas) porque tampoco se sabe cómo abordar esas situaciones, que según diversos estudios, son las más difíciles de ejecutar para los directivos. Y a la hora de volver, hay que tener también una cierta frialdad porque se puede ver presionado por las circunstancias y merece la pena aceptar, aunque como apuntas depende de diferentes factores, muchos personales. Salu2.

  2. Enhorabuena por el post.

    Yo añadiría algo que no vi expresado y que planteará al trabajador un dilema importante. Normalmente la indemnización por despido la recibió exenta de IRPF, pero si decide aceptar un trabajo en su antigua empresa antes de tres años desde la desvinculación deberá tributar a Hacienda.

    En este caso la empresa declararía como renta irregular la indemnización por despido y procedería a la retención correspondiente. ¿Quién asume esta carga fiscal? Si la empresa te pide que retornes la retención ¿Estarías dispuesto a volver a tu antiguo trabajo? ¿Pagar por volver?

    Bueno, es un dilema más de la vuelta a casa.

    Saludos. Paco.

  3. Hola Juan,

    Yo te diría que para una estancia corta le facturaría yo a la empresa como autónomo…ahora bien, hay que saber para qué puesto, responsabilidades, riesgos… en cualquier caso, dependerá de cada uno e influirán los factores emocionales, anímicos, financieros, etc.

  4. Hola Libros de management,

    Gracias por participar una vez más.

    Por supuesto, a veces los despidos no se pueden evitar, sin embargo, las formas deben cuidarse siempre porque esto permitirá que los trabajadores estén de nuevos receptivos si están fueron perfectas. Lógicamente el que un trabajador vuelva tras un despido depende de muchos factores objetivos y también subjetivos.

    Saludos,

    Juan

  5. Hola Francisco,

    Gracias por participar y comentar en el blog.

    Igualmente interesante aclaración porque al menos yo no estaba al tanto de este tema y ya es una cuestión más a valorar si uno decide volver a su antigua empresa. Son muchos los factores a valorar. Yo creo que debería asumirlo la empresa.

    Saludos,

    Juan

  6. Hola Jaume,

    Gracias por participar en mi blog.

    Efectivamente, la decisión depende de todos esos factores, aunque los más influyen al final son los emocionales y subjetivos.

    Saludos,

    Juan

  7. Antonio Fernández dice:

    Hola Juan

    La verdad es que lo habitual es que seamos nosotros los que busquemos empresas para trabajar y no al contrario. Por ese motivo entiendo que si una empresa que te despide te llama de nuevo es porque tienes algo que les interesa así que igual puedes aprovecharte en ese sentido, apretarles un poquito, etc… ¿quién sabe?.

    Saludos cordiales

    Antonio Fernández

  8. Hola Juan,

    Yo me he estado haciendo esa pregunta durante mucho tiempo. Llevo ya dos años y medio en búsqueda activa de empleo. Al principio de mi despido mi visión era completamente negativa, yo me decía que si me volvían a llamar no volvería, estaba todavía en un período de duelo y todo era muy reciente.
    Conforme ha ido pasando el tiempo y me planteo la pregunta mi respuesta ha ido cambiando poco a poco y creo que ahora podría aceptar una vuelta a ese anterior trabajo.
    Lo que si es cierto que a pesar de poder volver mi forma de ser, abierta y de fácil trato con la gente, sería diferente. Es como si volvieras a empezar de cero, teniendo los pies de plomo con las situaciones y la gente, porque ese rinconcito de temor o de inseguridad todavía existe.
    Como ves cada uno afrontaría esta situación de forma diferente, nadie somos iguales y eso nos hace a cada uno ser especiales por ser nosotros mismo.

    Muchas gracias Juan por todos tus blogs, cada día se aprende algo nuevo.
    Saludos,
    Montse Deborda

  9. Hola Antonio,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Por supuesto, cuando una empresa te vuelve a llamar es porque te necesita aunque no lo reconozca y parezca que te esta haciendo un favor por volverte a llamar. Uno debe sopesar todo y ver que le compensa más, eso si, se debe pensar en lo que más le conviene a uno en cada momento.

    Saludos,

    Juan

  10. Hola Montse,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    En primer lugar, darte mucho ánimo en tu búsqueda de empleo.

    Coincido contigo en que cuando uno es despedido de una organización no puede saber que hará con objetividad hasta que no pasa el periodo de duelo y el tiempo para analizarlo con mente fría. Se dice que el tiempo todo lo cura y en la mayoría de las situaciones es cierto, sin embargo, depende de cada persona y de su forma de asumirlo.

    Esta claro que si uno vuelve a una antigua empresa debe comenzar de cero y uno ya no será igual porque ya va sobre aviso y eso puede generar incertidumbre entre las personas que ya le conocen a uno porque trabajo allí.

    Esta pregunta no tiene una respuesta valida y todas puede ser aceptables, depende de cada uno y de su situación.

    Saludos,

    Juan

  11. Crisálida dice:

    Hola Juan,
    un familiar mío fue despedido y readmitido, y alguno más de su departamento, lo mismo. Se trataba de una empresa grande, se despidió a quien dio la gana, generalmente a quien llevaba menos tiempo y pertenecía a los departamentos de “últimos monos”. De I+D no echaron a nadie, por ejemplo. Echaron a la gente y luego se dieron cuenta de que no llegaban a sacar el volumen de trabajo que tenían. Esta persona de la que te hablo aceptó por sus responsabilidades familiares. Pero yo también conozco esa empresa y he de decir que se ha visto siempre mucho caciquismo. Es por cosas así que yo veo que en esta crisis ha habido un buen número de empresas que le han echado mucho morro.
    Un saludo.

  12. Hola Crisálida,

    Gracias por pasarte.

    Ciertamente muchas empresas están abusando en estos tiempos y aprovechan para hacer limpia sin darse cuenta que algunas de esas personas de las que prescinden son necesarias. Suele primar en las personas la necesidad por sobrevivir y la mayoría suelen volver. Esto denota una falta de previsión y organización de las empresas, así nos va.

    Saludos,

    Juan

  13. Hola Juan:

    Acabo de conocer tu blog y me gustó mucho, me animo a escribir porque me pasó un caso similar al que mencionas hace unos años… supuestamente por reducción de personal salí del staff de la empresa, a los pocos días fuí por unas pertenecias que había olvidado y encontré a otra persona en mi puesto… me sorpredió totalmente. Había menos proyectos e incluso sondié con mi jefe si venían cosas nuevas a lo que me respondió que no por el momento, así que no me sorprendió mi despido. En unas semanas me llamó para cotizarle producir unos proyectos, le subí la tarifa en un 100% y le dije que era lamentable que no valorara a su personal incluso a los de confianza… me pidió rebaja!… le dije que no podía reducir la tarifa (no me interesaba volver a trabajar con él sino haber podido decirle lo que pensaba). Luego me dijo que lamentaba que estuviese resentida, no estaba resentida, solo no entendía el hecho de que si ya no quería trabajar conmigo e incluso había contratado a alguien más para mi puesto, me llamase para trabajar de nuevo. Qué opinas??
    Saludos

  14. Hola Ana,

    Gracias por participar y pasarte por mi blog.

    Creo que estas en todo tu derecho de exigir lo que consideres adecuado por tus servicios y más cuando ni siquiera te dieron razones del despido y contratación de otra persona.

    Saludos,

    Juan

  15. Hola:

    Me ha gustado mucho el post, pues actualmente me encuentro en esa situación. Hace un mes fui despedida de la empresa en la que llevaba 7 años. Una empresa pequeña y en la que había invertido mucho esfuerzo y horas de dedicación para que saliera adelante.El despido ha sido bastante traumático. En la actualidad he interpuesto una demanda en el juzgado de lo social, y hace unos días me han pedido que vuelva. Realmente no sé qué hacer, pues el mercado laboral está como todos sabemos, pero si vuelvo tengo la certeza al 95% de que la vuelta será muy dura en cuanto a trato con los compañeros y tareas a asignar, pues ahora seré el último peldaño, siendo la de más antigüedad y categoría laboral. Gracias por tus reflexiones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *