suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿CUÁLES SON LAS CARACTERISTICAS DE LOS EMPRENDEDORES?

El porcentaje de emprendedores en España es aun excesivamente bajo para lo que sería necesario. Está claro que nuestro sistema no ayuda en exceso porque aun somos uno de los países con una excesiva burocratización para poder poner en marcha un proyecto empresarial. El emprender un proyecto empresarial es una opción más que debe coexistir con las demás y así se debe hacer ver en nuestro sistema educativo desde sus primeras etapas, algo que no ocurre hoy en día.

Aun se considera a la persona que decide emprender algo como un loco que tiene ganas de complicarse la vida y que no sabe dónde se mete porque cuando le va mal, su entorno piensa en la típica frase “ya te lo advertí” y se le marcará como fracasado. Eso sí, si le va bien todos le apoyarán y le harán ver que creían en él y sobre todo si su proyecto genera mucho capital. Mientras nuestro sistema no desaprenda esto y tome medidas globales al respecto, estamos perdidos.

A parte del significado que pueda aportarnos el diccionario de la RAE, emprender significa quererse ganar la vida de otra forma donde uno mismo toma las riendas de su proyecto y es quien lo dirige para lo bueno y lo malo. El emprendedor es una persona que cree en su idea y quiere intentar el llevarlo a cabo a pesar de las dificultades que se le van a presentar. Debemos hacer ver a la sociedad que no todos los emprendedores se hacen empresarios millonarios y de éxito. Sin embargo, hay muchos emprendedores que se convierten en alguien respetado en su sector porque hacen bien su negocio y les permite vivir del mismo y consigue consolidarse tras dar altibajos como es normal al principio. Por ello, debemos aportar más valor al emprendedor que consigue vivir de su idea y hacer que estos muestren su trayectoria a la sociedad. No podemos mostrar solamente las experiencias de los que ganan millones. Se deben mostrar las experiencias de los emprendedores que tienen éxito, de los que viven de ello, de los que pasan apuros y de aquellos que lo intentaron y no consiguieron subsistir. Todos tienen su merito y deben servir de ejemplo dentro del proceso de aprendizaje del emprendedor. No olvidemos que el que algo nos salga mal o como no esperábamos no quiere decir que no valgamos para ello, sino que debemos hacer las cosas de otra forma y no rendirnos.

Por ello, aquellas personas que quieren poner en marcha su negocio deben tener claro por descontado que, ante todo, deben creer en ellos y más cuando la situación se ponga contracorriente. Tienen que ser flexibles y estar dispuestos a cambiar el rumbo de sus ideas en función de las circunstancias.

Las personas que deciden emprender algo deben estar dispuestas a reinventarse todos los días y deben creer en esta opción y no verla como una forma de sobrevivir de forma temporal.

El emprender supone poder estar un día arriba y otro día abajo; por ello debéis ser humildes y no creeros más que nadie, con independencia de cómo os pueda ir con vuestro negocio.

Tendréis que estar dispuestos a crear o mejorar los procesos y productos que ofrezca vuestro proyecto para seguir progresando día a día o al menos intentarlo.

El emprendedor crece paso a paso y se hace a si mismo, superando las vicisitudes diarias, sin importarle las adversidades que surjan sino como se les va a plantar cara y qué soluciones habrá que implementar para ello.

Habremos cambiado las cosas el día que preguntemos a un grupo de niños y niñas que quieren ser de mayores y unos cuantos nos digan que emprendedores y no futbolistas o modelos, además de otras profesiones típicas. Se debe hacer ver a las futuras generaciones que para llegar a ser un futbolista de elite y una modelo reconocida deben de esforzarse, sacrificarse, renunciar a cosas y en más de una ocasión recibirán respuestas negativas que no les hará tirar la toalla. Porque no se vende este proceso real en las profesiones por cuenta ajena y en las profesiones por cuenta propia. Está claro que cuando lo has conseguido existen prioridades Y preocupaciones diferentes que también se deben mostrar en el proceso.

Cada vez estoy más convencido en que en el sistema educativo actual debe existir la asignatura de emprendimiento y creatividad, donde los niños pongan  manos a la obra su ingenio y les permitamos desarrollar ideas, proyectos, mecanismos, inventos que puedan tener con independencia de que sean viables o no. Después ya iremos dando forma a esas ideas y proyectos para ver cómo se pueden desarrollar y poner en marcha. Se debe permitir a los niños resolver situaciones de diversa forma y permitirles poner en marcha sus capacidades sin límites ni prejuicios que les frenen. Debemos dar rienda suelta a las capacidades y eso requiere dejar vía libre a la multitud de caminos posibles. Los sistemas educativos actuales marcan en exceso cuales son los únicos caminos válidos y si uno no va por ahí ya está fuera del sistema. Se trata de hacerles ver desde jóvenes que el fracaso es parte del proceso de aprendizaje en todos los niveles de la vida, es decir, nadie hemos nacido enseñados en ninguna disciplina de la vida aunque siempre lo olvidamos cuando nosotros ya sabemos hacer una cosa. Al enseñar a los demás algo debemos ponernos en su lugar y recordar como estábamos cuando fuimos noveles en ese área o materia.

Por supuesto, esto a nivel teórico es muy fácil, sin embargo, cuando el sistema actual no genera los fines esperados debemos cambiarlo.

¿Qué opináis al respecto?

  1. El problema es que durante nuestra etapa de crecimiento, desarrollamos un montón de creencias limitantes que nos hacen infravalorarnos, lo que hace que actuemos cómo el resto, sin darnos libertad a nosotros mismos para actuar como queramos.

    Deberían enseñarnos desde pequeños, como también dice bastante gente, una asignatura para saber gestionar nuestras emociones y no dejar que éstas influyan negativamente a la hora de tomar decisiones importantes en nuestra vida.

    Cierto es que a todo emprendedor no le va a llegar el éxito, pero quien no arriesga, no gana. Y el que no arriesga, siempre vivirá con la incertidumbre de cómo sería su situación actual si hubiera tenido la voluntad necesaria para emprender ciertas acciones.

  2. Hola Bryant,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    El tema es que se asocia emprender con riesgo, sin embargo, en esta vida todo tiene sus riesgos. Pensábamos que el trabajar por cuenta ajena era para toda la vida y ahora vemos que su frágil seguridad se está rompiendo.

    Debemos potenciar como bien dices la actitud de emprender desde muy jóvenes y eliminar de la cabeza que ser emprendedor supone hacerse millonario o fracasar porque el termino medio existe y también es una opción.

    Saludos,

    Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *