suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿POR QUÉ EXISTE TAN POCO PORCENTAJE DE EMPRENDEDORES EN ESPAÑA?

Hace unos fines de semana, leía en la versión digital de expansión.com un magnífico artículo titulado “Por qué no hay más emprendedores”  de obligada lectura desde mi punto de vista.

Queda claro que España está en la cola de países en el sector de emprendedores. Entre los jóvenes españoles sigue predominando el alto porcentaje que quieren ser funcionarios y esto nos dice mucho.

Nuestro tejido empresarial lo conforman, mayoritariamente, PYMES y uno debe tener claro que ser emprendedor y empresario requiere dedicación, esfuerzo y muchos sacrificios para sacar adelante nuestro negocio. No todos los empresarios son millonarios y las ideas que le convierte a uno en rico no son tantas, pero sí que les permiten vivir.

Como ya he comentado en otras ocasiones, no todas las personas valen para emprender y tienen que ser personas inquietas, activas y que no tengan miedo a cierto riesgo. Y por encima de todo, que crean en lo que quieren hacer.
Para empezar dejo una pregunta: ¿Por qué existe tan poco porcentaje de emprendedores en España? Desde mi opinión existen bastantes factores que influyen en esto y que voy a intentar resumir a partir de ahora.

Para comenzar en España damos demasiada importancia a la seguridad y a la estabilidad en el trabajo. El arriesgarse en exceso se frena por nuestra sociedad y a la vez el fracaso se ve como algo negativo que se incluye como una losa en la persona que lo sufre y la sociedad ya lo marcan como oveja negra y pasa a ser el “fracasado” seguido del tan asqueroso “ya te lo decía yo” típico de España.

Otro error es que a todos los emprendedores se les mete en el mismo saco y esto es un error porque cuando uno está comenzando un proyecto necesita más ayuda y medidas flexibles que le permitan llevar el ritmo de costes adecuado a las ganancias progresivas que va teniendo y esto no ocurre.

Sigue existiendo mucha burocracia administrativa que va mejorando pero aun es caótica y poco global para las necesidades de los emprendedores. Un emprendedor, por mucho que esté cada vez más preparado y formado, no puede saber de todo. Y obviamente, al principio, por mucho que quisiera, no puede tener un asesor que les lleve las cuentas, un gestor para contratos, nóminas y demás gestiones porque eso es un yugo difícil de llevar. Lo normal y habitual es que los emprendedores vayan justos de capital y tengan que controlar el gasto.

Cada vez existen son más las organizaciones que ayudan en el asesoramiento inicial a la persona que tiene una idea y que quiere ser emprendedor. Sin embargo, son asesoramientos que se quedan en la capa básica y que no personalizan en exceso en cada idea y proyecto. Este tipo de asesoramiento es necesario, sin embargo, también debe existir de un nivel más avanzado. Es decir, cuando una persona decide intentarlo que existan entidades que, de forma gratuita y conjunta con el emprendedor, hagan el plan de empresa, el plan financiero y todo lo que precise. Por otro lado, sería adecuado que alguna entidad, durante un tiempo limitado, diese de forma gratuita o con ventajas de coste un servicio burocrático, o al menos, enseñasen cómo hacer mediante formación en gestiones burocráticas, contributivas, tributarias, fiscales y administrativas. Se me ocurre también que estas entidades públicas potenciasen el contacto e intercambio entre profesionales y emprendedores para que pudiesen intercambiar servicios que ambos necesiten sin necesidad de tener que pagarse en dinero sino en especie y poder llegar a acuerdos beneficiosos para ambas partes.

También, desde mi visión, falta que en  los comienzos de los nuevos emprendedores no se cuenten con las valiosas experiencias de otros de carne y hueso que compartan sus éxitos, fracasos y dificultades que puedan ayudarles. El asesoramientos de las personas que tienen inquietudes emprendedoras los suelen hacer personas que nunca han emprendido ningún negocio o proyecto y deberían existir asesores heterogéneos que pudiesen abarcar todas las necesidades de los emprendedores.

Uno de los mayores escollos de las personas que tienen una idea es la temida financiación y deberían existir entidades que destinasen fondos a ayudar a los emprendedores con buenas ideas para ayudarles a encontrar inversores, capital y financiación. Por supuesto, en este tipo de acciones, el principal interesado que debe tirar del carro es la persona que quiere emprender porque este tipo de entidades no dejarían de ser un simple complemento. A veces algunas personas que tienen una idea parten de un paradigma equivocado que es que los demás deben hacerles y facilitarles todo y desgraciadamente, hoy en día, toda acción que se acometa, sea de la índole que sea, requiere riesgo y esfuerzo del principal interesado.

Otro gran problema es que en nuestro país se debe potenciar el espíritu emprendedor de forma real, desde los primeros tramos educativos, es decir, se deben potenciar el desarrollo de ideas, el idear proyectos individuales y colectivos. Se debe potenciar que los niños piensen, imaginen y acometan cosas y que, aunque se equivoquen, se les haga ver lo que aprenden para su futuro desarrollo como personas.
En momentos de recesión como los actuales es necesario esforzarnos para que surjan cada vez más emprendedores y, para ello, se les debe ayudar, sobre todo al comienzo, con medidas flexibles y adaptadas a sus necesidades, que posteriormente, cuando ya estén en una situación más estable, se pueda modificar, retornar o continuar con la ayuda, si fuera necesario.

Cuéntanos cuáles fueron tus mayores dificultades cuando decidiste emprender.

Lógicamente se que muchas de estas cosas que propongo en alto no son tan fáciles, sin embargo, no cuesta tanto; simplemente es ir implementando nuevas cosas cuando se ve que los programas y ayudas existentes no hacen que salgan mayor numero de emprendedores.

  1. Gontzal Fernández dice:

    Creo que describes perfectamente la situación de los emprendedores en este país. Se nos llena la boca de buenas palabras pero pocas ayudas reales, excesivamente condicionadas.
    Siempre hablamos de no tener miedo al error, esto es parte del aprendizaje, pero cuando eres emprendedor, no tienes mucho margen para equivocarte.
    Emprender un nuevo proyecto requiere mucha formación, conocimiento, y asumir responsabilidades, que cuando empiezas y además eres joven, se nos vuelve a llenar la boca con dos palabras, “Jóvenes emprendedores”, no analizas, ni estudias sus posibles consecuencias. Piensas que todo se puede superar con motivación , con trabajo , con dedicación, y que los que están a tu alrededor van a ver y entender el gran esfuerzo que estas realizando, pero hay un punto de inflexión en todo este proceso.
    Te conviertes en empresario y pasan de ver todo lo bueno o positivo que tiene tu iniciativa a verte con todo lo negativo que conlleva la palabra “empresario” y pasas a otro estatus , aunque tú eres el mismo joven con inquietudes, activo y con proyectos a futuro, todo muy valorado pero de postín.
    Como se te ocurra equivocarte, algo muy probable porque cuando te inicias en el mundo de las empresas hay muchas cosas que se te escapan, nadie va tener en cuenta que estas empezando, que hay muchas cosas que todavía no has aprendido, no se te perdona nada.

  2. Hola Gontzal Fernández,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Este tipo de mensajes están muy bien, sin embargo, deben venir acompañados de realidades que ayuden en el proceso de poner un negocio en marcha. El error es parte del proceso de aprendizaje y así se debe de enmarcar en el proceso de comenzar algo. Sin embargo, en nuestra sociedad y sistema de funcionamientos de sus diversas facetas esta visto como algo malo a evitar. Nadie nace enseñado y todos cometemos errores. No es cuestión de ocultarlos sino de reconocerlos, aprender de ellos y tener claro cuál es la forma de evitarlos para próximas ocasiones.

    Saludos,

    Juan

  3. Gracias Juan por tu post. Las dificultades son inevitables. Están ahí, pero por eso no te puedes arredar. Conozco a personas que están en ello. Las admiro, de verdad. Es probable que alguien con más recursos o más……tenga más posibilidades de tener éxito. El modelo de emprendedor en España está vinculado a una persona de la administración que tiene contactos y que dispone de recursos económicos e información. Creo que esta crisis ha venido para quedarse y que no hay muchas opciones. Hacer el ejercicio de ponerse en lo peor cuesta. Yo lo intento y espero ser lo suficientemene sensato como para que el batacazo me permita ponerme en pie otra vez. Un saludo.

  4. Hola Jesús,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Efectivamente, el perfil de emprendedor está cambiando y cada vez es más heterogéneo como debe ser. Lo que aun no ha cambiado suficiente es el modelo económico español que debe acoger y apoyar a las personas que comienzan actividades por cuenta propia.

    Esperemos que se aceleren los cambios y se flexibilicen las medidas enfocadas a las personas que emprenden.

    Un abrazo,

    Juan

  5. Hola Juan,

    Quizás la clave acerca de porque cuesta tanto emprender, este en la base, en la educación.

    Si un hijo dice en su casa que quiere ser empresario lo primero que hacen es intentar quietarle esa “loca” idea de la cabeza. Parece que emprender esta en manos de “iluminados”, pero como bien dices ideas para hacerse rico hay pocas, pero ideas para vivir de ellas hay bastante más de las que nos pensamos.

    Otra cuestión que me parece importante es que desde los ambitos educativos, se promueve muy poco el emprendimiento, así como en otros paises, alrededor de las univerisdades se concentran empresas que aprovechan ese conocimniento, creandose sinergias, en España aún no hay cultura de comprar/ vender conocimiento.

    Un saludo.

  6. Hola Luis,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Coincido contigo en que uno de los problemas fundamentales de la falta de cultura emprendedora en nuestro país está en el modelo educativo. Es un problema de raíz y que para cambiarlo debemos desaprender muchos hábitos y conductas que asumimos que son así. Si queremos obtener resultados diferentes debemos hacer las cosas de otra forma, sin embargo, parece que esto no lo terminamos de asumir.

    Ideas sobran para poder poner en marcha proyectos con los que ganarse la vida, a veces nos llenan la cabeza con la idea de que emprender supone hacerse rico y la realidad no es esta.

    Saludos,

    Juan

  7. Hola
    Primero decirte que te sigo en el blog desde hace tiempo, con algunos lapsus de tiempo pero constante, así que con retraso felicitarle por el Premio Aragón Orientación Profesional 2011.
    Luego sobre este tema tengo ideas encontradas. Por un lado me parece bastante acertado lo que expones. Lo leo y pienso en gente joven de alrededor de los 30 (es una percepción muy personal) y entonces me planteo :
    ¿ De donde sacan el dinero para financiarse ?
    ¿ Todos los jóvenes tienen grandes ideas que llevar a cabo?
    Y fuera de todos los típicos tópicos ¿Qué pasa si tu idea no cuaja en la sociedad de consumo? ¿Qué pasa si fracasas a pasar de tu gran esfuerzo? es más ¿ Como te recuperas del batacazo económico que eso podría suponer ( y que conste que no hablo de coste social)?
    Si nos vamos a gente de más de 30 con deseos de emprender y una más o menos estabilidad económica y social, provenientes de empleos por cta. ajena ¿que pasa si hipotecan la casa, los ahorros y todo lo conseguido en su vida profesional para emprender y el esfuerzo no cuaja? Que esto puede pasar porque “el gran ” o “el pequeño” público es a menudo caprichoso, volatil e infiel.
    Quizá esto sean motivos con peso para no emprender.
    Quizá tengan estos motivos mucho de “miedo”
    Quizá nos falte cultura de emprender —- porque despues del emprender sin éxito ¿que hay?
    Por cierto….. ¿se puede emprender montando una tienda de regalos o es necesario tener una idea innovadora?
    Busco en la RAE el término emprender:
    “Acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro”
    Como hoy en día todo encierra dificultad o peligro …. yo creo que si pero me da la sensación que cuando se habla de ello, la mayor parte de los autores (articulistas, bloggers…..) no incluyen esta opción.
    En realidad toda esta disertación lo que encierra es un cuasi desconocimiento del tema, aunque muchas ganas de aclarar ideas y conceptos.
    Si has llegado hasta aquí, gracias por leerme y por perdona la extensión.
    Saludos.

  8. Gracias por el artículo;
    Soy de Colombia y considero que la falta de emprendedores en muchas partes del mundo se debe a la falta de cultura y mentalidad empresarial, al querer resultados óptimos en muy poco tiempo, a la falta de visión, al querer logar las cosas solos, sin un equipo, al querer solo el bienestar propio, al pretender darle mayor valor e importancia al dinero que a las personas y a la falta de disciplina.
    Sin duda estas son para mi opinión algunas causas de porque no hay tantos empresarios!!!

  9. Hola Susana,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Estoy totalmente de acuerdo con tus matizaciones y razones.

    Saludos,

    Juan

  10. Hola Juan,

    Lo primero decir que estoy totalmente de acuerdo con las causas que pueden llevar a cabo a la escasez de emprendedores en nuestro pais.
    Desde el punto de vista de una joven “NO emprendedora” o “en proceso de serlo (emprededor)”, pienso que uno de los principales factores que ayudarían en este proceso es la confianza en si mismo y darse cuenta lo que uno es capaz de llegar a ser o hacer. Tal vez mi perfil acomodativo o conformista no ayuda en nada en este “camino”, por eso el simple hecho de informarme y formarme para llegar a ser lo que me gusta en un futuro, me anima y motiva a poder entrar, algun dia, en ese pequeño porcentaje de emprendedores.

  11. Hola Merche,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    En primer lugar, darte mucho ánimo en tu proyecto personal de emprender algo.

    Efectivamente, la confianza en uno mismo y creer en lo que queremos montar es fundamental. Quizás la sociedad de opulencia en la que hemos vivido hasta hace poco no ayudaba.

    Si queremos alcanzar algo el esfuerzo y el interés es fundamental y nadie nos garantiza que sea fácil pero hoy en día nada lo es.

    Saludos,

    Juan

  12. Hola, creo que en México (mí país) de alguna manera vivimos una situación parecida, aunque en la actualidad ya hay algunos programas (pocos) para impulsar a los emprendedores, los tramites burocráticos agobian y desalientan al desarrollo de nuevos proyectos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *