suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿CÓMO ASUMISTEIS VUESTRO DESPIDO?

Cuando uno se queda sin trabajo, se le viene el mundo encima y cuesta asimilar esa nueva situación desconocida y llena de incertidumbre. Sin embargo, las horas, días y semanas posteriores al despido son más importantes de lo que nos podemos creer.

Siempre aconsejo que se debe asumir cuanto antes la nueva situación y afrontar el presente y dejar de vivir en el pasado, tratando de buscar una explicación de por qué nos ha pasado a nosotros. Desgraciadamente la autocompasión ya sirve de poco. Puede venir bien reflexionar con nosotros mismos si hemos tenido responsabilidad en esa nueva situación para asumirlo y aprender la lección, aunque esto es muy complicado de hacer porque es prácticamente imposible ser objetivo en este tipo de acontecimientos que nos afectan tan de lleno.

Tras asumir y aceptar nuestra nueva situación, no debemos relajarnos en exceso y holgazanear, acomodados por el colchón por tiempo ilimitado o al menos, hasta que se nos acabe la prestación o subsidio que nos pueda corresponder. Lo primero a lo que nos enfrentamos es a encontrarnos sin rutinas ni reglas preestablecidas durante la gran mayor parte del día. Es el momento para llenar de nuevo nuestra vida de rutinas relacionadas con la búsqueda de empleo. Un hábito que recomiendo no perder es el de acostumbrarnos a levantarnos pronto por la mañana de forma habitual salvo días excepcionales porque si nos acostumbramos a hacer pocas cosas tendemos a volvernos más perezosos.

Debemos pensar y decidir cuánto tiempo nos podemos permitir estar sin trabajar en función de nuestra situación personal, familiar y económica. Sin embargo, tendremos que asumir que es más fácil encontrar un trabajo estando en activo que en el paro aunque sea a priori de algo de menor nivel profesional del que uno pueda partir. Sin embargo, cada uno es libre de marcarse su itinerario y sus propios objetivos.

Luego debemos de plantearnos, antes de comenzar la actividad de buscar trabajo, cuál es nuestro objetivo profesional, qué tipo de trabajo buscáis, cómo se encuentra el sector profesional y perfil profesional al que pertenecéis, qué otro tipo de puestos de trabajo afines podríais desempeñar… Para contestar estas preguntas debéis escucharos a vosotros mismos y realizar el oportuno trabajo de campo y de investigación. En este tipo de situaciones es buen momento para plantearse otras alternativas profesionales en función de los condicionantes y esfuerzo que os puedan conllevar.

Una vez clarificado esto, también debéis pararos a pensar y averiguar cómo funciona ahora el mercado laboral, cuáles son las principales vías de reclu

tamiento, que valoran más las empresas a la hora de seleccionar, cual es la mejor forma de presentar vuestra candidatura y perfil profesional. Esto es necesario porque si hace ya tiempo que no os tocaba buscar trabajo, las reglas del juego han cambiado y debéis aprenderlas rápido y aceptarlas para no encontraros con otra dificultad añadida. Con el paso del tiempo las cosas cambian y no son ni mejores, ni peores, sino diferentes y cuando uno comienza algo nuevo siempre le resulta complicado.

También es buen momento para ponerse a aprender cosas necesarias para vuestra profesión o plantearos un proceso de reciclaje para pulir vuestros conocimientos y adecuarlos a las necesidades actuales.

Una vez que reflexionéis sobre todo esto, debéis de priorizar aquello más importante para vuestros objetivos una vez que decidáis qué camino de los posibles es el más adecuado para vosotros. Lo que está claro es que hacer todo a la vez es imposible y es mejor ir paso a paso porque como dice el dicho, el que mucho abarca poco aprieta.

La decisión no es fácil y nadie dice que este proceso sea cómodo. De hecho, todos los principios son complicados. Esto requiere que también seamos flexibles y adaptables porque, independientemente de la situación que podamos partir, siempre que nos toque comenzar en un nuevo trabajo vamos a tener que demostrar de lo que somos capaces.

¿Cómo asumisteis vuestro despido? ¿Qué pasos disteis después? ¿Hicisteis este proceso de acciones o seguisteis algún otro? ¿Qué consejos podríais dar a las personas que se quedan sin trabajo?

  1. Recientemente, y más concretamente hoy, acaba mi contrato laboral. Por suerte o por desgracia, no es la primera vez que tengo que buscar empleo ni me parece que la última, pero nunca acabas de acostumbrarte.
    En mi caso, era plenamente consciente del final desde el primer día que comencé en el proyecto que ha durado casi un año y medio. Por tanto, he podido “asimilarlo” de aquella maneras, durante mucho tiempo.
    Me gusta mi trabajo, soy Orientadora Laboral y , el poder ayudar a las personas de una manera u otra cada día, me hace creer en mi trabajo, pero una vez puestos unos mismos en la piel del desempleado, la cosa cambia, y mucho….ya se sabe “en casa del herrero, cuchillo de palo”..
    Estoy totalmente de acuerdo con el sentimiento de “falta de rutinas” es complicado llenar un día sin descontar las 8 horas (como mínimo) que te quita el trabajo. Cuando no tenemos tiempo, lo queremos, y cuando lo tenemos, no sabemos cómo utilizarlo.
    Veo de vital importancia, añadiendo a lo que dices, intercalar actividades de ocio con el “nuevo trabajo” que es el buscar empleo (o así lo considero) y lo digo porque también ayuda a crear unas rutinas. Un gimnasio, unas clases que te gusten, un quedar con los amigos, un ir al cine…todo eso complementado con una búsqueda ordenada de empleo , combinando ésta con trabajo desde casa y “trabajo de calle”, considero que ayuda.
    Además, en tiempos que corren donde hay que buscar 10 veces más, también considero vital un “cultivo personal”, me explico, aprender a sobrellevar la frustración y a no decaer en el intento, ya que esto origina que cada vez busques menos y , por tanto, las probabilidades de éxito disminuyan.
    Y con todo esto, no sé si he repetido más de lo mismo, o he podido aportar algo nuevo, sólo queria escribirlo para reafirmarme a mí misma que lo que bien dices , y lo que he escrito, es lo que tengo que hacer a partir del día 2, permitiendome descansar el día 1.
    Un saludo

  2. Yo perdi mi trabajo hace mucho tiempo, tres años, pense lo que iba a hacer y decidi que habia llegado el momento de formarme, estudiar, hacer cursos,tengo poca formación, siempre trabajé como limpiadora y ahora respaldada por mi pareja decidi que habia llegado el momento de estudiar para despues tener algo más de posibilidades en otro sector.Mi pareja tenia un contrato de fijo discontinuo, trabajaba en un trabajo que le gustaba, un trabajo para el que estaba formado, desgraciadamente le despidieron por una reestructuración de su departamento al entrar un nuevo director.Sorpresa! nunca pensamos que eso pasaria ( pensabamos que quizá trabajase 9 meses al año en lugar de 10 y medio) pero no un despido para siempre.En el momento del despido, 2 0 3 días muy mal, no lo podía asimilar, lo tipico, si he hecho bien mi trabajo, si nunca he faltado, si los clientes estaban contentos con mis servicios, si el año pasado hasta un cliente me felicito…Qué he hecho mal?.Nada, yo no creo que haya hecho mal nada.Luego empezamos los dos a buscar trabajo (él empezó desde hace cinco años no tenia esa situación y yo empece a buscarlo más en serio, pues hasta entonces habia llevado algún curriculum si me enteraba de algo pero sobretodo quería estudiar).Hemos hecho de todo, entrar en los buscadores, rellenar perfiles, no solo uno ,sino diferentes perfiles para diferentes trabajos, Sae, en mi caso el Instituto de la mujer, tenemos él uno y yo otro diferente un orientador laboral de Andalucia Orienta, plataformas laborales, autocandidaturas, enviar CV por Email despues de buscar empresas en internet, buscar de una manera o de otra, estamos desempleados pero no parados, buscar trabajo es ya un trabajo en si, lo que pasa es que llega un momento en que ya no sabamos donde ir, ni que más hacer, nosotros empezamos al poco de quedarse él sin trabajo, ha terminado su prestación, (yo no tengo ninguna), actualmente cobra una ayuda de 429 euros, Cosas de ocio?, Si, toda la vida ha ido al gimnasio, ahora no, no hay dinero para pagarlo, Cine, otras actividades?,ahora nosotros solo podemos permitirnos actividades que no cuesten dinero, reducir gastos en comida, seguimos pagando el alquiler del piso donde vivimos, pagando la letra del coche, pero Hasta cuando vamos a poder?.No lo sé, pues estamos viviendo de nuestros ahorros, pero el dinero se acaba.No no hemos dormido, hemos hecho todo lo posible ,lo que esta a nuestro alcance, lo que hemos podido por encontrar un nuevo empleo, no hemos tenido resultados, no sabemos que más podemos hacer.Ahora tenemos altibajos, días que pensamos que quizá de un momento a otro nos llamen de algún sitio donde ya hemos llevado el CV, pero también tenemos otros días, y cada vez más, en que todo es negro, negro…el desánimo se apodera de nosotros, discutimos más que antes, por cualquier tonteria, tenemos no ya problemas para llegar a fin de mes, sino que no llegamos a cubrir el alquiler con la ayuda que él percibe, dentro de unos meses ya no tendrá ni eso, Cursos de formación? No podemos pagar ninguno.Gratuitos? Hemos solicitado, pero este año parece que en la localidad donde vivimos no salen ni eso,Alguien puede decirme como salimos de esta situación?. Dificil! Las cosas estan así.Sólo nos queda esperar,seguir mandando CV,cada vez con menos ilusión, con menos ganas…y seguir esperando, haber si algún dia salimos de esta.Antes eramos personas “normales”, ahora a la falta de recursos se une menos vida social, vemos a mucha menos gente,estamos de mal humor, menos ocio,mucha tristeza…Pero Sabeis?Debo estar loca, pero no pierdo la esperanza de recuperar la vida que llevaba hace un año.Hay montones de españoles en mi situación, yo no sé expresarme muy bien, pero al menos escribir esto me ha servido para desahogarme.

  3. TrabajarenEuropa dice:

    Hola Pilar!

    Estremecedor tu relato. Testimonios como el tuyo echan por tierra la tan manida teoría de que los españoles no trabajan porque no quieren. En fin….

    En tu caso,lo que creo que deberíais hacer es investigar en que zonas de España se demandan mas vuestros trabajos y directamente levantar anclas y cambiar de población. Parece que en vuestro lugar de residencia actual la oferta de empleos esta estancada,por lo que habra que cambiar de aires: hacer como las empresas: establecerse donde haya mas oportunidades de éxito. Se que es fácil de decir,pero complicado de hacer. Aunque casi mejor tomar esa decisión cuando todavía hay posibilidades económicas de hacerlo.

    Suerte!

  4. Hola Gema,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Darte mucho ánimo en tu nueva situación de búsqueda de empleo en la que cualquiera nos podemos encontrar.

    Coincido contigo en que se debe alternar la búsqueda de empleo con actividades de ocio que nos distraigan y nos permitan retomar fuerzas.

    Uno debe dosificar las fuerzas porque en estos tiempos la búsqueda de empleo se presenta complicada por la escasez de ofertas y la abundancia de personas.

    Saludos,

    Juan

  5. Hola Pilar,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Tu relato demuestra que la búsqueda de empleo en estos tiempos aun haciendo todo lo que comentas se presenta complicada y aun así sacas fuerzas para no perder la esperanza de que vuestra situación cambie.

    Lógicamente poco puedo decirte que no sepas. La cuestión es seguir intentándolo día a día como estáis haciendo.

    Darte mucho ánimo y espero que mejore vuestra situación.

    Si estimas que puedo orientarte en algo en particular no dudes en decírmelo e intentaré ayudarte en lo que esté en mi mano.

    Saludos,

    Juan

  6. Hola TrabajarenEuropa,

    Efectivamente el relato de Pilar le deja a uno helado.

    Coincido contigo en que es buena opción el ver cómo está el empleo en las diversas zonas de España y cuales son los perfiles y los sectores más demandados a día de hoy para poder ir encaminados hacia eso.

    Saludos,

    Juan

  7. Hola,

    Interesante post, aunque triste y por desgracia habitual la historia de Pilar.

    Coincido con Juan en que cuanto más tiempo en paro más complicado es entrar de nuevo en el mercado laboral, es como un círculo vicioso, seguramente sea el caso de Pilar, por lo que me parece interesante la sugerencia de TrabajarenEuropa de intentar buscar empleo en otras comunidades, aunque sea de manera temporal, pero al reincorporarte de nuevo al mercado laboral después será más fácil encontrar algo en tu comunidad.

    Un saludo.

  8. Hola Carol,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Efectivamente, la situación de Pilar es mucho más habitual de lo que nos gustaría por la situación de paralización de los mercados en muchos sectores.

    El intentar la búsqueda en otras provincias son opciones a veces poco apetecibles porque no es fácil obtener esa oportunidad, sin embargo, en muchas ocasiones no queda otra opción.

    Saludos,

    Juan

  9. Hola Juan,

    El post es muy interesante y una buena guía de lo que hay que hacer si te quedas sin empleo.

    Desgraciadamente casos como el de Pilar no son raros, empiezan a ser demasiado comunes. Mi opinión es que no queda otra que marchar a otro lugar si allí hay posibilidades. El cambio puede ser brutal y más para los que, como en mi caso, tenemos cuarenta y cinco…. y pico -que diría el Dr. House-. Ahora, fundamental, comenzar la búsqueda del nuevo empleo desde el momento en que lo has perdido, es más, hay que buscar empleo mientras aún conservas uno. Pura supervivencia.

    Un placer leerte. Un abrazo para ti y los comentaristas, en especial para Pilar 🙂

  10. Hola Enrique,

    Gracias por pasarte y participar.

    Efectivamente, los casos como el de Pilar son más habituales de lo recomendable. La cosa esta cuesta arriba y cualquiera podemos estar de un día para otro así. No queda otra que adaptarse y a veces la única salida es cambiar de aires si no queda más remedio.

    Un abrazo,

    Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *