suscribete: Posts | Comentarios | Email

LA FORMACIÓN PROFESIONAL COMO SALIDA PROFESIONAL

La máxima que toda familia quería hace una década que todos sus descendientes fuesen a la Universidad porque ellos no habían ido, a día de hoy, con las cifras de paro que existen, se ha demostrado que era una idea equivocada.

Ya no es que haya estudios que no posean salidas profesionales (que los hay y muchos), es que además nos encontramos con que las salidas profesionales de aquellas carreras universitarias con mejor futuro se han visto colapsadas por el hecho de que el mercado laboral no ha asimilado el número creciente e incesante de licenciados que han salido en estos años.

Desde ese punto de vista, cuando un hijo a sus padres les pedía hacer Formación Profesional en vez de estudios universitarios, era considerado como algo de inferior categoría, y para que nos vamos a engañar, mataba a disgustos a algún progenitor.

Pero las cosas han cambiado de forma sustancial. Ahora el realizar estudios universitarios es sinónimo (con mucha posibilidad) de engordar las listas del INEM, mientras que los jóvenes que están realizando Formación Profesional, según indican los últimos estudios del INE, poseen una mayor probabilidad de encontrar trabajo que los universitarios.

Dos pueden ser los motivos:

-El primero es que la sociedad avanza demasiado rápido, con lo cual realizar 5 años de una carrera universitaria que quien la comienza tiene buenas perspectivas laborales para cuando la termine, en la mitad de los estudios puede darse cuenta de que eso ya no es posible, con lo cual surge el desánimo en él y en los que vienen detrás que ya no se animarán a matricularse.

-El segundo es que al ser la formación universitaria de largo plazo, no surgen nuevos estudios adaptados al mercado laboral hasta que los que están en vigor cierran un ciclo, con lo cual, cuando estos nuevos quieran surgir, puede que también ya sea tarde.

Y es por eso que el triunfo de la Formación Profesional actualmente está ahí. Por un lado, son cursos de menor duración (dos años) lo cual permite al mercado laboral captar mano de obra formada de una forma más rápida. Pero además, al ser de corta duración, es posible el poder generar nuevos cursos ‘ad hoc’ de la demanda cambiante del mercado laboral, adaptándose más fácilmente a las demandas del mercado laboral.

Imaginemos un nuevo programa informático encargado en la gestión de bases de datos. Si la Formación Profesional saca un curso de especialista en él, en dos años tendrá mano de obra preparad y probablemente con experiencia (ya que en el segundo año de la Formación Profesional hay prácticas en empresas). Si por lo contrario, esta nueva formación se incluye en los contenidos de una carrera universitaria según el Plan Bolonia, hablamos de un mínimo de 4 años, en los que tardará en conseguir mano de obra preparada. Y tocamos un tema, las TICs, que avanzan a una velocidad que implica que cuatro años en muchas ocasiones sea un mundo.

Sectores como las TICs, Medios de Comunicación, Servicios de asistencia geriátrica,… son ámbitos del mercado laboral que no pueden esperar 4 años mínimo para abastecerse de mano de obra, con lo cual el recurso de la Formación Profesional no es de extrañar que sea algo al alza.

  1. Es cierto que la formación profesional tiene salidas laborales interesantes. Pero yo creo que también es cierto que hay módulos de FP que tienen igual de malas perspectivas laborales que ciertas carreras universitarias. Desde luego, no todos los ciclos formativos tienen buenas salidas laborales. Estoy de acuerdo contigo en que los campos relacionados con las TIC sí que son unos de los módulos de FP que tienen demanda

  2. Hola FP,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Por supuesto, existen módulos de formación profesional de grado medio y superior con malos programas y escasas prácticas aunque suelen ser los menos. Algunas que tratan sobre áreas que ya están muy trilladas en el mercado tienen muy malas salidas profesionales por exceso de mano de obra. Se deben potenciar aquellas áreas formativas que sean necesarias de verdad y reconvertir las demás sea en la formación profesional o en la Universidad.

    Saludos.

    Juan

  3. Estoy en cierto modo en desacuerdo con lo expuesto en el artículo, y siemplemente por la experiencia de mi entorno, yo estudié ADE (carrera ultrasaturada), y la gran mayoría de mis compañeros de la universidad, y amigos que hicieron otras carreras universitarias, al terminar la carrera estamos trabajando (cobrando poco, y como becarios algunos, la situación no es la mejor); por otro lado muchos de mis amigos del barrio y conocidos que han hecho formación profesional ahora están en paro, o no están trabajando de la formación profesional que han estudiado. Como he dicho, solo es una apreciación de la realidad de mi entorno, pues desconozco los datos de colocación de forma agregada. Yo creo que pesa más la valía de la persona, que la formación, mucha gente que se tira a la formación profesional lo hace por la pereza que le supone pasarse 5 años esforzándose, y al final… esa gente ya sabemos como acaba.

    Un saludo, y muy interesante el artículo.

  4. Hola David,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Interesante tu punto de vista sobre lo que has vivido.

    Como bien comentas los estudios ya no son relevantes para darte simplemente por eso un puesto de trabajo. Influyen cada vez más las competencias personales, el talento y la valía que cada uno pueda tener. Ahora mismo está complicado para todo el mundo y más recién acabados los estudios. Toca ser cada vez más flexible porque el mercado está parado.

    Saludos,

    Juan

  5. pues yo estoy realmente a favor de la formación profesional como opción. sobretodo enfocada a las nuevas profesiones emergentes, ya que pese a que puedes encontrar un g.superior de cualquiera de estas (incluso de buceo!), en mi caso no encotnré ninguna carrera que me especializase en marketing 2.0, (ah si, marketing y publicidad, pero por experiencia própia, mis estudios de g.superior de 2 años solo enfocados en marketing me preparan más que una licenciatura) así que tube que realizar un grado superior, y luego especializarme a base de masters, que aún a día de hoy sigo realizando mientras trabajo dada la opción de la modalidad online. así que algo de luz y un consejo en base a mi modesta experiencia, si estas pensando en estudiar, pero no estas muy convencido a hacer una carrera y… piensas que un grado superior te puede gustar, no te lo pienses, lanzate a por el, seas vago o no, porque en un mundo en constante movimiento, quedarse quieto es ir hacia atrás. yo en mi caso salí de la cocina para meterme en el mundo de marketing online y trás 6 años preparandome y trabajando ahora mismo tengo un puesto envidiable. empezé desde abajo, con ese curso de formación profesional que en conctreto lo encontré en ese portal que os he dejado, y luego especializandome con los masters, que también los encontré ahí. Por último ese consejo… que no te eche para atras el estar trabajando, busca formación online, prepárate vámos! que si no….. ya sabes.

    nada más, un saludo y sí, en mi opinión la formacion profesional, es una salida

  6. Hola Marcos,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Muy buena el que nos cuentes tu experiencia. La formación profesional es una opción más igual de valida que el resto y con el planteamiento adecuado como en todos los estudios tiene buenas salidas profesionales.

    Saludos,

    Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *