suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿HABÉIS VISITADO ALGÚN SERVICIO DE ORIENTACIÓN?

Una de las principales quejas de los usuarios de los servicios de orientación de las entidades públicas es la falta de personalización del trato a las necesidades de cada usuario.

Personalmente pienso que los orientadores deben ser flexibles y adaptables para amoldarse a la heterogeneidad de perfiles que tienen que atender. Uno de los problemas es que algunas personas que desempeñan estos puestos están muy acomodadas y no saben la realidad que se vive fuera por las personas que no tienen trabajo.

Pienso firmemente que los orientadores deben ponerse en el lugar de sus usuarios para ver las cosas de otra manera.

Hace poco me comentaba una amiga que acudió a su cita en una de las entidades que prestan orientación en su ciudad y oía como uno de los trabajadores le decía a otra “Yo no estoy aquí para hacer un currículum ni para crear una cuenta de correo electrónico”. Desgraciadamente, con esta mentalidad, poco se puede ayudar a los demás y es el reflejo de la sociedad en la que vivimos.

Un orientador no es una ONG, claro está, pero sí que debe velar por dar un servicio que se adecue a las necesidades de los usuarios que atiende, que por lo general, varían de uno a otro. Ante todo, un orientador, no debe juzgar sin saber. Hacerle el currículum a una persona que no sabe hacerlo no le soluciona mucho porque después, cuando tenga que modificarlo, estará perdido y usará el que no contenga la nueva información sobre su perfil. Sin embargo, un buen orientador debe incentivar el que aprendan y practiquen fuera de ahí aunque sea haciéndolo a mano hasta que consiga aprender a pasarlo a ordenador, tras haber hecho un curso que le introduzca a la Ofimática.

Los orientadores deben de concienciarse y darse cuenta de que ahora muchas personas que llevaban trabajando toda su vida se encuentran por primera vez sin trabajo y nunca han necesitado tener un currículum ni buscar trabajo en Internet. Ciertos perfiles no tendrán problema en manejarse por Internet, pero otros, cuyo trabajo no necesariamente ha estado relacionado al uso de nuevas tecnologías, puede que se encuentren frente a una gran muralla. El Orientador tendrá que facilitarle herramientas, cursos y demás información para que pueda salir adelante. Un orientador tampoco es un profesor, pero sí puede ayudar al usuario a empezar con conceptos muy básicos que le ayuden a poder entrar en un curso. Ahora mismo el no saber manejarse en Internet les deja fuera del mercado por muy buen perfil que tengan porque, en estos momentos, se precisa para preinscribirse en cursos, en ofertas de trabajo y para mandar el currículum a las empresas de trabajo temporal o de cualquier otro sector ya que ya no los reciben en mano.

Estas personas se sienten inútiles porque nadie les enseña y, muchos de ellos, tienen hijos que tampoco les ayudan. Por ello, los orientadores necesitan tener una gran dosis de paciencia para explicarles las cosas una y otra vez y al menos pongan cuatro cosas en práctica para ser autosuficientes y seguir avanzando.

Un orientador debe saber cambiar el registro y adaptarse para atender a personas con escasa cualificación, con mucha experiencia profesional, recién licenciados, colectivos de exclusión social… Cada persona tiene un ritmo y unas necesidades. Una persona necesitará aclarar cuál es su objetivo profesional, otra de qué manera reorientar su carrera profesional hacia la profesión a la que se quiere dedicar ahora, una tercera, cómo buscar trabajo en el extranjero y otras cómo comenzar una formación reglada que no pudo hacer antes. ¿Qué tipo de perfiles prefieren los orientadores? La respuesta creo que son todos en su globalidad porque con cada uno de ellos se recibe una satisfacción diferente.

Uno de los problemas de los servicios de orientación es la impotencia de no poder dedicar a cada persona el tiempo que realmente necesita porque hay un tope máximo de 6 horas por usuario; algunos necesitan menos pero otros muchos precisarían bastantes más porque se debe hacer un trabajo de concienciación de campo excepcional.

Lo que también está claro es que los orientadores deberían disponer de recursos suficientes para poder atender las necesidades que cada usuario precise y eso requiere quererlo hacer. El ser orientador requiere tener una seria de cualidades como la capacidad de escucha, la paciencia…

A los servicios de orientación van las personas que lo precisan y eso conlleva que cada uno tenga necesidad diferente y, en más de una ocasión, muchos no sepan aquello que les haga falta y tengan que ser los profesionales de los servicios de orientación los que deban averiguarlo.

Igualmente, muchas personas que precisan orientación laboral no acuden a este tipo de servicio. ¿A qué se debe esta actitud? Personalmente pienso que se dejan llevar por lo que han oído de otras personas y quizás tienen una idea equivocada de para que están los servicios de orientación. Quizás deban replantearse que van a hacer para encontrar trabajo. Si están desorientados… ¿qué mejor que acudir a alguien que pueda ayudarles?

¿Habéis visitado algún servicio de orientación? ¿Qué imagen tenéis de ellos? Si no los conocéis en primera persona pero amigos sí, ¿qué comentarios os han hecho al respecto?

  1. Además de los Servicios Públicos de Orientación Laboral, para los que puedan acceder a este Post, también hay Servicios que podríamos llamar Online. Ambos nos conocemos del Grupo ‘Empleo y Personas’:
    https://www.xing.com/net/empleoypersonas/

    Este tipo de Grupos-Servicios los podríamos comentar en otro momento.

    Un detalle a tener en cuenta es lo que se podría denominar, con todo respeto, ‘Analfabetismo Virtual’, es decir, no saber manejarse en Internet. Parece una tontería, pero cierra algunas puertas.

  2. Yo acudí dos veces cuándo aún era estudiante por razones de que me inscribí en el servicio de empleo de mi comunidad para realizar cursos de formación y tuve que hacerlos obligatoriamente, aunque no buscaba trabajo si que buscaría en un futuro próximo.

    Mi opinión es que son necesarios para personas que acaban de estudiar y/o buscan su primer empleo o para personas que no saben realizar un CV o necesitan orientaciones para mejorarlo. Pero hay perfiles que ya se manejan de sobra en las nuevas tecnologías y que comprendo les pueda parecer redundante y una pérdida de tiempo volver hacer estos cursillos.

    Yo me incluyo en estos últimos cuando me tocó hacerlo por segunda vez, en cambio la primera si que me resultó un aprendizaje positivo.

  3. Ignacio Gómez Gascón dice:

    Buenos días Juan,

    Yo si que acudo habitualmente a los servicios de orientación, vamos acudo todos los días porque trabajo en uno de ellos :). Mi principal preocupación no es la falta de personalización, o la rigidez del técnico. Lo que realmente me parece preocupante es que un demandante de empleo reciba una atención radicalmente distinta dependiendo de su comunidad autónoma, incluso si el servicio se realiza directamente en una oficina de empleo o en una entidad colaboradora, y rizando el rizo dependiendo de la entidad colaboradora a la que se derive a esa persona.

    En su día cuando comenzamos con las acciones IOBE, OPEAS… teníamos una referencia “única”, una orden ministerial y unas guías. Con la desaparición de ese modelo cada servicio, cada comunidad autónoma, cada ayuntamiento… esta entendiendo la orientación a su manera, con sus cosas buenas y malas, adaptándose muy bien al territorio y los usuarios, y en algunos casos todo lo contrario.

    Por ejemplo, en Castilla la Mancha no tenemos limite de horas de atención, lo de las seis horas se puede convertir en 12 o 100, la realidad es que como no hay obligación de horas en la mayoría de casos la atención se resume en 1 o 2 sesiones, ya que en las oficinas de empleo tenemos unos objetivos brutales de atención, y los opeas tres cuartos de lo mismo. A lo que hay que sumar ayuntamientos o agentes de desarrollo local que también hacen orientación con otro marco normativo y de los que “desconocemos” (de manera oficial) tiempos de atención, materiales que emplean, contenido de sus sesiones grupales…

    Seguro que en otras comunidades no pasa lo mismo, o en otras es mucho peor, ese es, bajo mi punto de vista, el principal problema que tienen los demandantes de empleo cuando acuden a los servicios de orientación

  4. Hola Javy,

    Gracias por pasarte.

    Cada vez más la orientación online esta más en auge y ya existen varios proyectos de entidades donde se esta trabajando en plataformas online en esa línea. Una de los principales problemas para acceder a la orientación en red es el analfabetismo digital que es más grande de lo que pensamos. Se debe trabajar por acercar la red a todas las personas independientemente de sus circunstancias.

    Saludos,

    Juan

  5. Hola Marc,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Los servicios de orientación deben ser heterogéneos y los orientadores deben de conocer multitud de recursos para atender a gente con pocos recursos y a personal cualificado que necesite otro tipo de recursos de más alto nivel. Simplemente para que esto pueda ocurrir se debe de dedicar una inversión interna en estas entidades para que sus equipos de trabajo estén al día en actualizaciones de todo tipo con tiempo que poder invertir en ello. No todos los usuarios necesitan lo mismo.

    Como bien indicas tú, muchos servicios de orientación están muy enfocados a perfiles que van muy perdidos en la búsqueda de trabajo.

    Saludos,

    Juan

  6. Hola Ignacio,

    Gracias por pasarte y por tu aportación.

    Coincido contigo en que uno de los problemas que se tienen en los servicios de orientación de España es la heterogeneidad de protocolos de actuación que existen cuando debería de existir una homogeneidad al respecto tanto en forma como en fondo. Al menos que sirviese de mínimo. Con el sistema actual tienes los dos extremos de atención, es decir, entidades que lo hacen fenomenal y otras que van claramente a cumplir exclusivamente objetivos. Se incentiva desde mi punto de vista cantidad por encima de la calidad. Todas las entidades tienen unos objetivos de atención muy altos a los que llegar y suelen contar con unos recursos humanos más que limitados para poder llegar con holgura. Creo que ahora que se van a poner a modificar las políticas activas de empleo y los servicios de intermediación deben tener esto en cuenta, aunque soy poco optimista debido a que con las transferencias de competencias a las comunidades autónomas se incentiva más la diferenciación. Igualmente se debe responsabilizar más a los usuarios de sus itinerarios pidiéndoles cuentas de sus avances.

    Aquí en Aragón en los servicios de Iopea todas las entidades puedes atender a cada usuario un máximo de 6 horas aunque la forma de proceder es libre de cada entidad.

    Saludos,

    Juan

  7. Lo mismo que Ignacio, acudo a diario pues es una de mis funciones. En mi caso, tras diez años orientando a demandantes de forma presencial, nos hemos mudado a la Red y ahora lo hacemos ‘virtualmente’ y si hay algo que no quiero perder es la atención personal… para todo aquel que la quiera. No creo que dependa tanto de la ubicación o el organismo de que dependa sino de la profesionalidad y motivación del orientador y la aplicación de sus Competencias en la atención. Lo describes fielmente en el artículo y más depende -o debería- del usuario que demanda o necesita esa orientación, aunque a veces el mismo lo ignore.
    En mi caso no existe límite temporal o cupo en la atención al ser un organismo privado pero aunque entonces entra en escena la productividad, mal iríamos si prevaleciera el beneficio económica sobre el beneficio social.
    Con la llegada de las nuevas tecnologías, la falta de destreza digital pero ahí entra la labor de concienciación y formación pues estas personas, que ya son minoría, pierden posibilidades… y eso no depende de nosotros sino de los avances sociales. Por ejemplo, cuando comencé con la orientación, una deficiencia en muchos candidatos era la posesión de un teléfono móvil de contacto donde localizarles con la agilidad necesaria y eso ahora es impensable.
    Un buen artículo.

  8. Hola Leopoldo,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Muy interesante tu comentario. Yo también pienso como tu en que la atención personal es mucho más fructífera y gratificante que la virtual siempre que sea factible. La orientación virtual ahorra tiempo y desplazamientos al usuario, sin embargo, es más fría. Aunque en determinados casos es muy adecuada y va muy bien para determinados colectivos con determinadas circunstancias. Aunque no olvidemos que es la orientación del futuro, ya depende de cada entidad y profesional de la orientación de personalizarla más o menos con los recursos existentes en la red. La verdad es cada orientador es un mundo a parte cuando no debería ser así desde mi punto de vista en lo que a calidad se refiere.

    Pienso igualmente que no debería existir limite máximo de horas por usuario aunque aquí ya entran parámetros de productividad.

    Cada persona que busca trabajo debe responsabilizarse de que es lo que necesita para seguir avanzando independientemente de las dificultades porque el querer es poder. Las entidades y los profesionales podemos ayudar e impulsar, sin embargo, el resto lo deben poner las personas involucradas.

    Saludos,

    Juan

  9. Ese es el punto más destacable… “el resto lo deben poner las personas involucradas”… y dando la vuelta a la frase, muchos de los demandantes, ‘no echan el resto’ en su búsqueda de empleo.

  10. Hola Leopoldo,

    En efecto, las personas que buscan trabajo son ellos y por tanto deben ser los principales interesados e impulsores de su búsqueda cosa que no siempre ocurre. La gente debe responsabilizarse de sus itinerarios.

    Saludos,

    Juan

  11. Al igual que tiene importancia el ‘Analfabetismos Digital’, el cambio del Chip de ‘Carrera Profesional’ por el de ‘Itinerario Profesional’ es fundamental. El Empleo va a depender tanto de las Competencias del Candidato/a como de que sepa utilizar eficazmente los Recursos que hay para cada circunstancia personal: edad, sexo, formación, procedencia, discapacidad,…
    En algunos casos, las discriminaciones positivas están mal explotadas.

  12. Hola,

    Muy buen post.

    En mi caso, como orientadora laboral, puedo decir que es cierto que se necesita mucha paciencia, pero que también si es algo que de verdad lo haces con gusto no necesitas paciencia, porque lo haces con muchas ganas, motivado y si tienes que repetir lo mismo 500 veces pues se repite. El problema es que no todo el mundo tiene vocación para lo que se dedica y esto influye negativamente tanto en la orientación laboral como en el usuario, que ve que no le sirve de nada la orientación.

    Un saludo.

  13. Hola Carol,

    Gracias por participar.

    Muy importante lo que comentas, es decir, que los orientadores tienen que tener vocación y motivación por lo que hacen porque somos impulsores, transmisores y facilitadores aunque esta claro que el esfuerzo mayo lo debe tener el usuario con ganas de poner las herramientas en práctica.

    Se deben reforzar y trabajar las competencias de los orientadores en los diversos servicios de orientación.

    Saludos,

    Juan

  14. Hola Javy,

    Por supuesto, el itinerario de inserción personalizado debe pactarse entre en orientador y el usuario. Después el protagonista de cada uno es cada persona que debe ir trabajando y asimilando las diversas fases para poder evolucionar.

    Saludos,

    Juan

  15. Esa vocación que comentáis en el orientador se sobreentiende a su profesionalidad. Si te gusta tu trabajo y sabes hacerlo (tienes o desarrollas esas competencias sociales y técnicas) se plasmará en tu trabajo. Respecto a las herramientas que ponen a su disposición, incluido el tiempo a dedicar del que ya se ha hablado también se suponen en un servicio de orientación pues en caso contrario el tiempo les pondrá en su sitio.
    Ignoro la disposición de los orientadores en los Servicios de Empleo oficiales… pero les presupongo las mismas, o eso quiero pensar. No me parece correcto criticar su actuación pues no dejan de aplicar lo que les dan y dejan desde sus organismos y ninguna masificación fue buena compañera de trabajo.

  16. Hola Leopoldo,

    Efectivamente, la vocación conlleva profesionalidad y objetividad a la hora de realizar nuestro trabajo. Igualmente veo que por muchas ganas que tengas los orientadores no puedes ir en contra de las circunstancias de sus entidades, es decir, si se prima cantidad sobre calidad poco se puede hacer porque los objetivos son los que priman. Por otro lado, cada entidad debe de valorar y decidir invertir tiempo y recursos en dotar a sus equipos de herramientas nuevas que les permitan estar al día. Vamos que la profesionalidad debe existir en el orientador y en las entidades que uno representa.

    Saludos,

    Juan

  17. Ajena porque en todos los sitios hay que en lo hace mejor y quien lo hace peor, quiero dar mi opición; el/al orientador/a en esta época más que nunca tiene una papel clave y tiene que ser sensible tanto al entorno socio-laboral como y por supuesto a la persona que esta orientando. Es un intermediario/a entre un lado y el otro, debe mantener información de la persona y de su entorno laboral, y captar claramente sus necesidades, bueno muchas veces ayudarle a saber cuales son sus necesidades.

  18. Hola Nadia,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Por supuesto, en todos los sitios tenemos gente con profesionalidad y otra que deja mucho que desear. Ese tema es cada organización la que tiene que tomar cartas en el asunto para darle solución.

    Los orientadores tenemos que hacer ver a los orientados la realidad y definir que quieren conseguir y que les falta para poderlo conseguir y cual es el camino para ello. Por ello, debemos estar al día de cómo esta el mercado laboral, que demandan las empresas, etc.

    Saludos,

    Juan

  19. Sin querer molestar a nadie, en la última semana he sido testigo de dos situaciones cuanto menos injustas para los usuarios. Y no quiero decir que los técnicos de las oficinas no estén en ese puesto de trabajo por haberlo conseguido por méritos propios, pero deben hacer un gran esfuerzo por mantenerse informados de su propio trabajo en cuanto pueden destrozar las expectativas de usuarios y sobre todo, no deberían ser los valedores de acciones (propias o venidas de arriba) injustas con las personas.
    Os pongo los dos ejemplos. En uno de ellos, el desconocimiento de algo tan básico como conocer los códigos de ocupación han influido en la no aparición en un sondeo de personas con experiencia y sin embargo si han aparecido personas que en la actualidad están terminando su formación, porque la persona que atendió a los usuarios les dijo directamente que su ocupación no existia (parece que es que ella no lo conocía).
    Y la segunda y creo que más grave, ha sido el comentario a una persona que actualizaba su perfil al solicitar la mejora de empleo porque se le acaba el contrato en 15 dias: lo que tienes que hacer es dejar tu puesto a otra persona para que haya rotación y date por satisfecha con cobrar el paro…si fuera su puesto de trabajo el que estuviera en proceso de selección me gustaria saber que diría.

  20. Hola Rosario,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Por supuesto, comparto contigo que nadie pone en duda que las personas que trabajan en los servicios públicos de empleo sean competentes y estén ahí por meritos propios demostrados de diversas formas. Sin embargo, deben hacer su trabajo con esfuerzo y dedicación preocupándose de estar actualizados e informados de los cambios que afectan a su trabajo porque sino pueden provocar situaciones injustas. Los usuarios no deben pagar las carencias del sistema o su falta de conocimientos Por ello, ates de dar una respuesta sin saber es preferible preguntar a otros compañeros para estar seguro y más cuando a códigos de ocupaciones a poner en la demanda.

    De todas formas este tipo de situaciones que comentas no me sorprenden porque pasan todos los días. Para empezar porque algunos de estos profesionales no se ponen en el lugar de los que no tienen trabajo y para ellos es muy fácil juzgar. Después porque no valoran la repercusión que pueden tener sus errores en las posibilidades de encontrar un trabajo sus usuarios.

    Saludos,

    Juan

  21. Yo me voy a atrever a diferenciar dentro de lo que se está llamando aquí ‘Orientadores’ a diferenciar dos grupo totalmente diferenciados.
    Para mí el Orientador (con mayúscula) se dedica a facilitar al demandante de empleo las pautas y herramientas necesarias para que elabore por su cuenta su propia ‘Hoja de Ruta’ que tanto se menciona ahora. No tiene nada que ver con el alta o baja en un contrato o con ‘fichar en el paro’.
    Por otra parte, siempre he creído que para opositar hay que tener una vocación especial -igual que para ser emprendedor, por ejemplo- y una persona que tiene una plaza asegurada en la mayor y más estable empresa del país, puede perder la perspectiva y esa Competencia tan necesaria para el orientador como es la Empatía. Creo que para ayudar a alguien hay que ponerse en su lugar, como ya han comentado.

  22. Hola Leopoldo,

    Coincido plenamente con la diferenciación que haces entre orientadores y el otro tipo de profesionales.

    Efectivamente, para opositar se debe tener unas inquietudes y unas virtudes que no todo el mundo tiene, sin embargo, una vez conseguido el objetivo de tener plaza no se debe perder el norte ni la perspectiva real.

    Saludos,

    Juan

  23. Lo cierto es que en muchos casos, el papel que puede hacer el intermediario laboral es testimonial, porque hay ciertos colectivos que no tienen ya acceso al mercado laboral o en unas condiciones miserables y no necesariamente por falta de capacitación. Esto nos lleva a preguntarnos si estos profesionales están más bien como pañuelo de lágrimas de los desempleados o su papel es realmente necesario y si en realidad no habría que cambiar a fondo las estructuras.

  24. Hola Alf,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    El tema es que la estructura de los sistemas de intermediación y orientación no es el adecuado como indicas. Debe de personalizarse y profundizarse mucho más en las necesidades de cada usuario.

    Saludos,

    Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *