suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿VOSOTROS CONTRATARÍAIS A UNA PERSONA CON ESA ACTITUD, INDEPENDIENTEMENTE DEL PERFIL QUE TENGA?

Cada vez es más complicado conseguir una entrevista de trabajo debido a la gran competencia reinante ante la escasez de ofertas. Sin embargo, todos los días se formalizan contratos en España. Sólo necesitáis un puesto de trabajo para vosotros.

Muchos candidatos siguen sin valorar el tener una entrevista y cometen errores evitables si uno se pone en el lugar del entrevistador y piensa qué actitudes y comportamientos son inadecuados. Así que hoy, en este post, quiero abordar qué tipo de cosas no se deben hacer en una entrevista de trabajo.

Para comenzar, destacan los candidatos que van a una entrevista para un puesto mostrando menos interés que las personas que no se han inscrito a esa oferta. Uno debe mostrar su interés, competencias y valía en el tiempo que dura la entrevista porque luego, ya no tendrá relevancia. Hay que tener en cuenta que a un candidato se le valora por ese intervalo de tiempo en el que dialoga con el representante de la compañía. Por supuesto, todos podemos tener un mal día pero debemos saber posponerlo para otro momento. La apatía y el pesimismo no ayudan porque ese tipo de comportamientos se transmiten con el lenguaje no corporal. ¿Vosotros contrataríais a una persona con esa actitud, independientemente del perfil que tenga?

También es usual encontrar candidatos que una vez que entran al lugar de la entrevista, en vez de sentarse, se tiran en la silla como si estuviesen en su propia casa. A veces, el entrevistador debe inclinar la cabeza para verles porque están totalmente tumbados o puestos en posiciones de retorcimiento que si se lo pidieses como prueba en el proceso de selección, no lo harían. Se debe estar en una postura adecuada y relajada teniendo en cuenta que estás en una entrevista y debes transmitir una buena imagen.

De la misma forma, debéis evitar poneros a juguetear con los utensilios existentes en la mesa de la entrevista porque eso desvía la atención y da una imagen de que hacéis lo que os da la gana y eso no es positivo. Mucho menos poneros a chupetear, lametear y morder el bolígrafo vuestro o del entrevistador aunque tengáis la tentación porque antes de hacerlo debéis preguntaros si os han dado tanta confianza o os han pedido que hagáis eso.

Ni que decir tiene que el aseo personal lo debéis hacer en la intimidad, es decir, nada de ponerse a buscar tesoros en narices u oídos. Igualmente, las manos quietas y nada de tenerlas en la boca para morderos las uña o quitaros los pelarzos aunque eso lo hagáis para relajaros. Estáis en una entrevista, recordad.

Las manos y brazos relajados porque de momento no sois un concertista famoso que dirija a su banda de música clásica sino que estáis en esa entrevista para otro tipo de puesto. Eso distrae y da la sensación de posiciones forzadas.

Siempre es aconsejable acudir a la entrevista sin compromisos a corto plazo ese mismo día porque a veces os pueden hacer varias pruebas y desarrollarse en varias horas. Normalmente suelen avisar de la duración aproximada pero no siempre. Algunos candidatos cuando ven las pruebas les entran las prisas porque han quedado, se acuerdan que tienen cita en el medico o cualquier otra excusa. No podéis iros sin acabar las pruebas así que despejad vuestra agenda el día que tengáis entrevista siempre y cuando sea posible.

Cuidado con las bromas y los chistes porque el sentido del humor es mejor reservarlo para situaciones más propicias y cuando ya exista una cierta confianza para evitar conclusiones equivocadas.

Debéis informaros sobre la empresa a la vais para tener una idea ya que pueden preguntarlo. Algunos candidatos no saben donde han ido y parece como si se hubiesen puesto en una cola para ver qué daban u ofrecían, independientemente de lo que fuese. Uno debe saber dónde acude para prepararse adecuadamente.

Evitad los monólogos. Debéis dejar hablar al entrevistador, así que eso supone que tenéis que escuchar a la otra parte porque sino lo hacéis en la entrevista mucho menos lo haréis después.

Antes de contestar uno debe pensar cual es la mejor forma de responder porque las cosas se pueden decir de muchas formas y por ello producen consecuencias diversas. Y sobretodo, habrá que ceñir la respuesta a la pregunta. No es conveniente hablar más allá de lo que se ha preguntado. Por eso, será necesario dedicar tiempo a la pregunta y asegurarse de que se contesta a todos los puntos que se han señalado.

Cuando os pidan que llevéis un currículum actualizado, llevad varios por si acaso hay más de un entrevistador. Debéis llevarlo en una carpeta o portafolios para que esté intacto y perfecto para leer. Se evitará llevarlo doblado en múltiples pliegues en plan mapa del tesoro antiguo hallado tras años de estar perdido. Igualmente da mala imagen llevarlo enrollado en plan catalejo. Por supuesto, limpio, sin manchas de grasa o cualquier otra sustancia que no deba estar allí.

Igualmente, debéis tratar al entrevistador de usted, independientemente de que sea mayor o joven,  a no ser que el os pida que le tuteéis. Porque debéis saber guardar las distancias y adaptaros a las diversas situaciones.

Cuidado con el lenguaje que usáis, así que nada de tacos o palabras mal sonantes, es decir, es el momento de demostrar vuestra verborrea con las mejores expresiones que dejen claro vuestra valía y la exquisita forma de haceros entender.

De la misma forma debéis llevar una apariencia discreta que no llame la atención en ningún sentido porque debéis destacar por lo que sois y no por lo que lleváis para evitar malentendidos. Nada de accesorios que os tapen los ojos. Todos los instrumentos que puedan sonar, apagados aunque seáis de los que pensáis que “A esas horas no os llama nadie” porque siempre hay una primera vez para todo.

¿Qué otras cosas consideras que son inadecuadas hacer en una entrevista de trabajo?

  1. Te ha faltado decir que tu post es casi una copia exacta de éste otro: http://empleoytrabajo.blogspot.com/2006/11/trucos-para-hacer-bien-una-entrevista_25.html

  2. Buenos días AJX,

    Gracias por participar y por dar tu opinión, sin embargo, antes de lanzar falsas acusaciones infórmate un poco porque yo eses blog ni lo conocía. De todas formas que los lectores comparen y juzguen por ellos mismos.

    Saludos,

    Juan

  3. Por aquí vino una persona que no dejo de repetir que todas las empresas eran malas y los jefes, por definición, no merecen confianza. Y son muy habituales los/as que ponen a caer de un burro a anteriores empresas. Hay gente que parece empeñarse en que no se le contrate.
    Por cierto, AJX, decir que este post es una “copia exacta” es como decir que todo el rock ‘n’ roll es un plagio del mismo tema… Dos personas, si hablan con conocimiento de causa de un mismo asunto, coincidirán el bastantes cosas, y si no, vamos mal…

  4. Hola Juan,
    yo tampoco conocía el blog que comenta AJX pero conociendo tu trayectoria en la red no me cabe duda que lo que cuentas en tu post es fruto de tu propia experiencia.
    Como entrevistador me identifico con muchas de las situaciones que describes, creo que tendríamos para escribir un libro de anécdotas. Yo añadiría una que me sucedió: no acudas con tu padre/madre o pareja, y si lo haces, ¡que no se te ocurra pedirle al entrevistador que tu acompañante quiere estar también en la entrevista!
    Me sucedió con una madre y al final entró en razón que debía entrar solo su hijo, ya que se trata de una entrevista personal.

    Saludos.

  5. Hola Enrique,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    A lo largo de nuestra trayectoria profesional vamos a pasar por experiencias buenas y menos satisfactorias, sin embargo, todas son aprendizaje. La cuestión es asimilar las cosas y saberlas enfocar con la visión adecuada. Se debe usar el sentido común más en las entrevistas. Como bien dices candidatos con un perfil adecuado parece que están obsesionados con no evolucionar.

    Saludos,

    Juan

  6. Hola Nacho,

    Gracias por participar y por tus palabras.

    Algunas de estas situaciones son reales en más ocasiones de las que nos creemos. La que cuentas tu es real y a mi me paso una muy parecida. Las personas tenemos que saber diferenciar a que cosas debemos entrar solos y a cuales no. En una entrevista debemos saber estar nosotros mismos. No podemos pretender que alguien nos saque siempre las castañas del fuego. Los familiares a veces protegen en exceso y eso no es bueno.

    Saludos,

    Juan

  7. Aunque suene un poco rebuscado, no entres en una entrevista de trabajo sin tener claro tu ‘Branding Personal’:
    http://bitacoradepostempleo.blogspot.com/2010/11/branding-personal.html

  8. Hola Javy,

    Por supuesto, uno cuando va a una entrevista debe saber que es lo que le diferencia de los demás y como enfocarlo.

    Saludos,

    Juan

  9. Hola Juan,

    Sigo tu blog con asiduidad y me gustaría aportar mi experiencia personal.

    Soy ingeniero superior, he vivido varios años en el extranjero y mi nivel de inglés es muy alto, con esto llevo año y medio en el paro, y lo que me queda.

    Hace un año acudía a las entrevistas con ilusión, con ganas de demostrar de que el puesto era para mi, de responder a todas las preguntas con ilusión y de comentar hasta el más pequeño detalle de mi experiencia laboral, pero después del trato recibido se me han ido las ganas.

    He acudido a entrevistas donde el entrevistado tenía un fajo de CVs sobre la mesa, y por allí iban pasando candidatos como si se tratara de un puesto de mercadillo, a entrevistas donde se me habían prometido cosas por teléfono, que después ni se han mencionado en la entrevista (de empresas serias que no voy a mencionar).

    También vale la pena mencionar que desde principios de año, el número de veces que recibo alguna llamada telefónica respecto a trabajo ha descendido dramáticamente,y no digamos el número de entrevistas que realizo, una al mes, y eso en un buen mes.

    Con estos datos sobre la mesa, no puedo sino pensar que a menos que algún conocido de “enchufe” en algún sitio, no creo que trabaje por lo menos hasta finales del 2011 o el 2012.

    Entenderás que a día de hoy acuda a entrevistas bastante desmotivado y con pocas ganas de nada, y creo que no soy el único.

    Un saludo,

    David Badía Vidal.
    http://dbadiaprofesional.wordpress.com/

  10. Hola David,

    Gracias por participar.

    En primer lugar, darte mucho ánimo porque la situación que comentas es una realidad y yo el año pasado cuando buscaba trabajo también la sufrí porque antes que profesional soy persona.

    Es una pena que en estos tiempos de escasez abunde la falta de profesionalidad de las personas que se dedican en el mundo de la empresa al área de selección. Deben de saber que tratan con personas y que es así como deben de tratarlas.

    Cuando se entrevista a muchas personas se debe de cumplir lo que se les indica porque sino la que pierde credibilidad es la compañía.

    Es muy frustrante acudir a una entrevista y que el entrevistador no te pregunte prácticamente nada y se libre de ti en menos de 20 minutos cuando el desplazamiento ya te costo más. A pesar de todas estas dificultades debemos ponernos el mundo por montera y seguir adelante aunque sea difícil. Yo este año cuando menos esperaba me salio una oportunidad laboral que fue para mi a través de autocandidatura.

    Saludos,

    Juan

  11. Hola,

    Muchas gracias por tus comentarios, la verdad es un poco triste que la situación actual de crisis nos haya llevado a un mercadeo de las candidaturas.

    Espero que las cosas empiecen a mejorar a partir del próximo año, porque la situación social es insostenible y mucha gente está empezando a agotar las prestaciones.

    Un saludo,

    David Badía Vidal.
    http://dbadiaprofesional.wordpress.com/

  12. Hola,
    yo trabajo en selección de personal, y coincido plenamente con lo expuesto en este post.
    Hay cosas que parece que nadie hace, como hurgarse la nariz, pero os aseguro que hay de todo.

    Yo añadiría una cosa, y es que cuando se informa del salario (siempre en € brutos anuales) yo nunca nunca preguntaría si es bruto o neto y la famosísima “¿y eso al mes cuánto es?”.

    Es una tontería, y habrá muchos reclutadores que lo verán normal, pero a mí me da imagen de poca profesionalidad. Luego tú en casa calcula el neto, que hay webs que lo hacen, y cuánto te quedará al mes, dividiendo por el número de pagas.
    Pero en la entrevista… a mí me da muy mala impresión.

    Y también el “no he traído el CV porque tuve un problema con la impresora”. Yo ya he tenido que ir a una copistería a primerísima hora a que me impriman el CV por no funcionar mi impresora, pero lo que nunca haré es ir a una entrevista sin algún documento que me hayan pedido previamente.

    Y seguro que se me ocurren más… pero ahora no 🙂
    Saludos!

  13. Hola David,

    La verdad, que es una pena como esta la situación actual.

    Desgraciadamente el 2011 también será un año complicado a nivel laboral y te aseguro que me gustaría equivocarme.

    Saludos,

    Juan

  14. Hola Andrea,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog

    Siempre hay gente para todo y estas situaciones que se comentan aquí se dan más de lo que nos gustaría.

    Coincido contigo en que cuando se solicita aun candidato un documento para la entrevista se debe llevar. También es cierto que algunos entrevistadores piden documentación que ellos ya tienen o que no luego no solicitan. Es decir, se debe pedir en los casos estrictamente necesarios. Cuando se ha olvidado se reconoce y ya esta porque a veces lo peor es buscar excusas tontas.

    El tema salarial es un tema complicado en las entrevistas y cada parte tiene su perspectiva. El candidato debe ser el que luego cuando ya sepa la cantidad anual haga los cálculos de cuanto cobrara al mes. También no olvidemos que el candidato tiene derecho a tenerlo claro porque es una parte importante y si no lo tiene claro es mejor que pregunte.

    Saludos,

    Juan

Trackbacks/Pingbacks

  1. Perfiles Gabriela Sabatini – Parte II | Best of Tennis - [...] ¿VOSOTROS CONTRATARÍAIS A UNA PERSONA CON ESA ACTITUD … [...]
  2. Revista de prensa | Wipikit Empleo - [...] Fuente: El blog de RH [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *