suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿CREES QUE ES JUSTO QUE EL ESTAR SIN TRABAJO CIERRE PUERTAS INDEPENDIENTEMENTE DE LO QUE ESTÉS HACIENDO AHORA?

Muchos empresarios y reclutadores de personal sostienen que no quieren incorporar a sus organizaciones a personas que llevan más de 6 meses desempleadas porque “cuando están así, por algo será”.  Por supuesto, todas las opiniones son respetables, independientemente de no compartirlas.

A estas personas les formularia dos preguntas: Que  una persona no tenga trabajo ¿implica obligatoriamente que este sin hacer nada? Que alguien no encuentre trabajo ¿significa una falta de talento y valía? Ambas respuestas para mí son negativas y ahora paso a explicarme.

Este período de crisis que hemos vivido, ha supuesto que muchos hayan sido despedidos, con indemnizaciones, unas veces suculentas, otras no tanto y muchos han optado por unas “merecidas” vacaciones, esperando que la situación mejore y poderse recolocar sin problema… y sin hacer nada. Pero el tiempo ha pasado y el paro se ha acabado… ¿Qué han hecho? En este caso, podría justificarse un cierto desinterés por parte de los reclutadores, aunque en todo caso, creo que su experiencia y valía deberían ser valoradas adecuadamente.

No obstante, creo que debemos desterrar el pensamiento español de que solamente están trabajando los mejores porque os pregunto a todos ¿a cuántas personas incompetentes conocéis con trabajo en la actualidad? Seguro que a más de una.

¿Que más da los meses que una persona este sin un trabajo que conlleve alta en la seguridad social o en el régimen de autónomos? Lo realmente importante es el recorrido que haya tenido durante ese tiempo, es decir, lo que haya realizado, puesto en marcha, en qué actividades o proyectos participó, en qué se está formando, aunque sea en plan autodidacta, etc. Averiguar a que dedica su tiempo nos dará muchas pistas. El verdadero problema nos lo encontramos cuando las personas desempleadas no han dedicado a nada productivo su tiempo, ni mucho menos lo han intentando. Se han resignado y ven pasar el tiempo lentamente sin que nada cambie porque ellos ni lo intentan.

Como decía antes, el tema laboral este año, como el pasado, está complicado y muchas personas están en búsqueda de una oportunidad laboral. Las personas desempleadas no sólo tienen que competir con las personas que están en su misma situación sino también con la cantidad de personas que tienen trabajo y que aspiran a cambiar. Los expertos indican que el desempleo afecta sobre todo a las personas con baja cualificación. ¿Quién no conoce hoy a muchas personas sobradamente preparadas sin trabajo?

Por ello, me hacen gracia todos esos gurus o expertos que se permiten el lujo de decir esas papanadas sobre que llevar X meses en el desempleo conlleva…  determinado perfil de los afectados. Les pregunto yo ¿Acaso han estado en el desempleo en alguna ocasión complicada? Porque hablar sin saber es muy fácil.

Cientos de personas preparadas intentan día a día buscarse una oportunidad, independientemente de las puertas que se les cierren. La oportunidad tarda en llegar sin tener en cuenta la valía y el talento de los que están en ese camino.

La cuestión es mantenerse activos y hacer cosas que tengan una coherencia hacia el objetivo que cada persona sin trabajo pretende alcanzar.

Este tipo de profesionales, con estas ideas preconcebidas, es el que incentiva que muchas personas sin trabajo recurran a la imaginación para inventarse actividades, cursos, que oculten sus vacíos de tiempo. Y eso no ayuda en absoluto a las personas que son francas y que diariamente hacen cosas por seguir avanzando en el duro camino de la búsqueda de trabajo.

Determinados profesionales de selección tampoco quieren contar en sus plantillas con personas que estén opositando o intentándolo porque tienen la idea preconcebida de que en cuanto aprueben, se marcharan. Y les pregunto a ellos ¿Acaso sabéis cuales son las motivaciones que les llevaron a estudiar esa oposición? ¿Qué les mueve a querer trabajar en vuestra organización?

El obtener un trabajo en estos tiempos no solo depende de que una persona sea proactiva, use las múltiples herramientas, sea perseverante, tenga capacidad autocrítica para saber enmendar sus errores en las próximas oportunidades, tenga talento y sepa trasmitirlo. Sino que también depende de factores externos y subjetivos de la compañía y del reclutador. Porque ¿acaso podemos aseverar de forma categórica que todas las empresas y seleccionadores son francos y objetivos con la realidad que venden? ¿O que todos los reclutadores son grandes profesionales objetivos y con una visión global?

Si a una compañía, lo que más le importa es los meses que lleváis sin trabajo y no le prestan atención a lo que habéis aportado en esos meses de la forma que sea, lo que habéis aprendido, los cambios que se han producido en vosotros mismos como personas, etc. realmente no merecen la pena. Las competencias y los valores que cada ser humano tiene son lo que debe guiar la selección del futuro. Debemos dejar de lado la aparente perfección que ambas partes pretendemos mostrar a los demás.

Por finalizar, quiero comentar que muchas veces uno puede ir por buen camino aunque los resultados no lleguen y eso hace desesperar, sin embargo, no hay que tirar la toalla por los múltiples fracasos que recibáis y recibir con los brazos llenos el aprendizaje que siempre conlleva.

¿Crees que es justo que el estar sin trabajo cierre puertas independientemente de lo que estés haciendo ahora?

  1. Hola Juan. Lo que comentas es un ejemplo más de la falta de criterio y preparación de muchas personas que están desarrollando labores de selección.
    No se puede generalizar y aplicar estas descalificaciones masivas es seleccionar en base a prejuicios.
    Como bien apuntas hay que valorar el tiempo que alguien lleva sin trabajo, eso es evidente, pero también qué ha hecho durante ese tiempo. No se debería ser tan simplista cuando se trata de personas.
    .-= José Miguel Bolívar´s last blog ..Desarrollo Personal: ¿Para Quién es el Coaching? =-.

  2. Un post de justicia, Juan, y bien argumentado. En los tiempos que corren, el desempleo es a veces una oportunidad de formación, de reciclaje y hasta de conciliación (aunque sea impuesta). Y es que algunas mujeres que se quedaron sin trabajo durante su embarazo (sí, todavía ocurre) aprovechan los primeros meses de paro para disfrutar de la crianza de sus hijos más allá de la ridícula baja maternal de 16 semanas. También como efecto del aumento del paro en los sectores más masculinizados (fabril, construcción), miles de hombres están ahora en casa ocupándose del cuidado de su familia, lo que también es una oportunidad para aprender a valorar el trabajo doméstico y para poder ver crecer a sus hijos, una satisfacción que muchos se estaban perdiendo. Ya ves, durante el desempleo se pueden cursas máster en muchas parcelas de la vida.
    Y la postura de las empresas que describes, pues es la misma cerrazón que muestran en otros terrenos como la innovación, el cambio organizacional, las políticas de equilibrio de la vida personal y profesional y un largo etcétera, lamentablemente.

  3. “cuando están así, por algo será”.

    Esta frase resume todo. Como apunta José Miguel Bolivar es una falta de criterio o una visión simplista de las cosas. Son muchos los factores que influyen a la hora de encontarar trabajo y así, muchos profesionales pro activos , preparados y válidos tienene muchas dificultades por esa visión subjetiva de las cosas. Comparto la opinión de Jose´Miguel Bolivar: No se debe ser tan simplista cuando se habla de personas.
    Saludos
    .-= Fernando Lopez´s last blog ..El volumen de la ausencia =-.

  4. Evidentemente, no, y quien piense lo contrario, peca de estrechez de miras, como mínimo, cuando no de falta de profesionalidad, por dejarse llevar por prejuicios.

    Las circunstancias por las cuales una persona puede llevar cierto tiempo en situación de desempleo pueden ser muy variadas, así como el aprovechamiento del tiempo que haya hecho.

    Y sus conocimientos y capacidades pueden ser válidas para la empresa o no, independientemente de que hayan pasado tres meses o nueve desde su último trabajo.

    Muy buen post, lleno de sentido común.

    Un abrazo
    Pablo Rodríguez
    .-= Economía Sencilla´s last blog ..Jugada perfecta =-.

  5. Si eres bueno, eres bueno, lleves 1 semana o 14 meses sin contrato.

    Espero que este período de escasez de contratos sirva para hacer una limpia en los Dptos. de RRHH, por que el intrusismo laboral (uso inadecuado de herramientas del sector) y la falta de humanismo lleva a situaciones como las que tu comentas, Juan.

    Me ha gustado mucho tu post.

    Un abrazo de un “sin contrato” 😉

  6. Hola José Miguel,

    En efecto, esto es reflejo de la ausencia de preparación y de profesionalidad de muchas personas que se dedican a la selección. Y lo peor de todo es que parece que sus organizaciones no tienen el mínimo interés en cambiarlo.

    Cada persona y su situación es un mundo diferente y no se puede caer en los tópicos fáciles y se deberá tener en cuenta todo de forma global y coherente para llegar a conclusiones que aporten luz objetiva.

    Saludos,

    Juan

  7. Hola Celia,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    La vida es evolución y cambio muchas veces de forma inesperada y esto una vez asumido ya lo hace más fácil. El desempleo es una etapa más de la vida a la cual debemos adaptarnos y comenzar de nuevo hacia donde queramos ir. Estar sin trabajo no significa que no se aproveche el tiempo. Lo que no es positivo es quedarte paralizado durante meses sin hacer nada y esperando a que otros te den soluciones o cosas que hacer.

    Ahora mismo se están cambiando muchos roles como el de los padres sin trabajo que tienen que aprender a llevar la casa y tienen más tiempo para sus hijos. Todo aprendizaje es bueno para evolucionar y seguir adelante.

    Las empresas cortas de mira lo son para todo porque el cambio siempre es negativo porque les supondrá tener que pensar y hacer las cosas de otra forma. Sin embargo, con el tiempo desaparecerán y no es que se las añore sino que nadie se acordara de ellas.

    Saludos,

    Juan

  8. Hola Fernando,

    Ciertamente influyen muchos aspectos a la hora de encontrar trabajo y todos desgraciadamente no dependen de la persona que lo busca. Esta visión subjetiva y parcial de entender el desempleo hace mucho daño a candidatos preparados que luchan por abrirse de nuevo hueco en el mercado laboral. Para poder valorar las situaciones de las personas necesitamos tener todos los datos encima de la mesa y aun así no siempre es fácil.

    Saludos,

    Juan

  9. Hola Pablo,

    Me alegro que te guste el post.

    Los prejuicios hacen mucho daño a la evolución y el avance de las personas.

    Las circunstancias de porque una persona lleva x meses en el desempleo son múltiples y durante ese tiempo puede estar haciendo muchas más cosas productivas que uno que trabaja. Todo es relativo y depende como se quiera mirar.

    Cada perfil profesional tiene cosas que aportar, es cuestión de encajar con lo que buscan las empresas en cada momento y eso no depende de un solo factor.

    Saludos,

    Juan

  10. Hola Jesús,

    En efecto, el que tiene valía y talento lo demuestra constantemente sin que dependa si tiene un contrato de trabajo con una compañía o no.

    Esperemos que se produzca una buena limpia en los departamentos de recursos humanos de personas incompetentes y en las cúpulas directivas de gente sin visón global de lo estratégica que es la gestión de las personas. Aunque llevara su proceso de tiempo.

    Saludos,

    Juan

  11. Hola Juan,

    Aunque alguien esté seis meses sin trabajo, hay períodos en la vida de la gente en que no se trabaja por algo en particular: negocios familiares, asuntos personales, prepararse profesionalmente, etc. Creo que es importante plasmarlo en el CV o en la entrevista personal y tener siempre un contraargumento sólido.

    Saludos!
    .-= Alberto López´s last blog ..Los 7 pecados capitales de Google =-.

  12. Hola Alberto,

    Por supuesto, en el currículum y sobre todo en la entrevista con más detalle se debe dejar constancia de las cosas que se han acometido durante estos periodos con argumentos sólidos. Si uno no aporta valor a lo que hace como pretendemos que lo hagan los demás.

    Saludos,

    Juan

  13. Muy buenas noches Juan, interesante reflexión. No cabe duda que mantenerse activo, y demostrar que estar parado no significa perder capacidades y conocimientos, hábitos de trabajo etc. es la mejor manera de hacer ver a una potencial empresa que estás preparado para la lucha en tu futuro puesto…

    Como bien dices, no siempre se van los mejores, y por eso, los reclutadores debemos tener en cuenta todo tipo de perfiles y situaciones a la hora de barajar el mejor candidato…

    Me he permitido utilizar tu artículo para abrir una discusión en un pequeño grupo de Linkedin del Máster de RRHH de La Comercial de Deusto. Espero que no te importe. Te dejo el Link de todas maneras.

    http://www.linkedin.com/groupAnswers?viewQuestionAndAnswers=&gid=2703027&discussionID=15339423&sik=1268265374858&trk=ug_qa_q&goback=.ana_2703027_1268265374857_3_1.ana_2703027_1268265374858_3_1

    Un abrazo
    David

  14. Hola David,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Encantado de que uses este artículo para poder generar debate en otros foros porque de eso se trata.

    La actividad es vital para no dar pasos hacia atrás y demostrar que por muy adversas que sean las dificultades tú como candidato te mantienes ahí sin parar. Los seleccionadores tienen que darse cuenta que no siempre abandonan las empresas los menos adecuados y preparados. Esto muchos colegas lo olvidan y es muy peligroso.

    Un abrazo,

    Juan

  15. Hola Juan,

    Me ha encantado leer este artículo, particularmente he pasado por situaciones similares, no me lo han dicho directamente, pero éste puede ser un argumento más que agregar a la lista.

    Sin duda alguna, durante mi período de paro, me he dedicado a realizar un máster al que tuve oportunidad de acceder, diversos cursos de mi especialidad y aprendizaje de forma autodidacta, por lo que no me he sentido en ningún momento en estado de “vagancia”, por denominarlo de alguna forma y han sido procesos que además del enriquecimiento que me han dejado, me ayudan a mantenerme activa dentro de mi área, pero tal y como comentas, parece que muy lamentablemente estas actividades o bien pasan desapercibidas o simplemente existe un nivel de incapacidad por parte del seleccionador, como para saber valorar las mismas.

    Y es ahí donde caemos al tema en cuestión, ya no depende del solicitante, independientemente de su preparación, proactividad y perseverancia, sino que también influye la posible falta de criterio de quien representa para ese momento a la empresa.

    Gracias por compartir tu opinión y un saludo.

  16. Hola Azmy,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    La cuestión es mantenerse activo haciendo cosas que te ayuden a enfocarte hacia el sector o tipo de puestos que buscas. Lo que pasa que los seleccionadores parece que no lo valoran lo suficiente y eso pasa porque no se ponen en el lugar de las personas que hoy en día tienen que buscar trabajo.

    Por supuesto, el criterio del seleccionador influye mucho a la hora de decidir con quien quedarse y si su percepción respecto a la gente que lleva bastantes meses en el desempleo es negativa pues vamos dados por muy bueno que uno sea. Cada situación es un mundo y se debe mirar desde la globalidad, dando valor a todo lo que uno hace.

    Saludos,

    Juan

  17. Maipi AG dice:

    Hola Juan:

    Es mi primera participación en este blog…espero que no sea la última y queria expresar mi total acuerdo con este artículo. Es más, me siento muy identificada por haber vivido situaciones similares a las descritas en varios proceso de selección. Desde luego, lo que si hecho en falta es encontrar profesionales cualificados en departamentos de RRHH ( y menos intrusismo, por cierto) y que te entrevisten “en condiciones”…casi siempre salgo de la entrevista con la sensación de no saber para que me han citado, si apenas te preguntan por tu trayectoria, intereses, aportaciones etc…. En fin, esta claro que generalizar no es lo más adecuado, pero como dicen en mi tierra ” hay mucho cancamo suelto”.

    Saludos.

  18. Hola Maipi,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Algunas veces uno va a determinadas entrevistas y dice para esto me hacen venir. Son entrevistas de no llegar a 15 minutos en las que encima se ve sobradamente que ni se han mirado tu perfil antes de la misma preguntándote cosas que están puestas. Deberían preguntar cosas que les genere duda o para indagar más sobre determinados temas.

    Esta claro que existen grandes profesionales de la selección aunque también existen muchos que dejan mucho que desear por su falta de profesionalidad y criterio. Esperemos que poco a poco cambie aunque no soy muy optimista al respecto.

    Saludos,

    Juan
    .-= Juan Martínez de Salinas´s last blog ..¿CREES QUE ES JUSTO QUE EL ESTAR SIN TRABAJO CIERRE PUERTAS INDEPENDIENTEMENTE DE LO QUE ESTÉS HACIENDO AHORA? =-.

  19. Buenas tardes, Juan,
    poco que añadir a lo que ya se ha comentado; me ha encantado el post; estoy totalmente convencido que hay personas que están en el paro y otras que están parados (lo segundo con independencia de su situación con respecto a la seguridad social).
    Afortunadamente, y no deja de ser una opinión personal, existen puntos positivos en ésta crisis que estamos viviendo, y uno de ellos puede ser el cambio de mentalidad que creo debemos tener y comenzar a pensar en la línea de lo que apuntas en el post.
    Estoy convencido de que actualmente hay mucho, pero que mucho talento en la calle, y la inmensa mayoría de los que están en el paro no están parados, y como dices, éso hay que valorarlo.
    Un saludo,
    Pepe Moral

  20. Hola Pepe,

    Muchas gracias por pasarte y participar en mi blog.

    En efecto, como bien indicas estar en el desempleo no significa estar inactivo porque lo uno no tiene que ver con lo otro. Mucha gente con trabajo esta sin hacer nada.

    Son tiempos difíciles los actuales y cada día las personas que están en búsqueda de trabajo tienen que hacer muchas cosas para seguir adelante.

    Saludos,

    Juan

  21. Muy buen artículo, hace reflexionar.

    Por desgracia estos prejuicios los tienen muchos reclutadores, por eso es conveniente citar a entrevista para preguntar al candidato y despejar dudas.

    Un saludo.

  22. Hola Carol,

    Gracias por tus palabras.

    En efecto, se trata de hacer pensar y reflexionar. Las dudas se deben resolver en vivo y no por suposiciones que muchas veces son equivocadas.

    Saludos,

    Juan

  23. Ya sabes mi opinion amigo.

    Dios reparta suerte y no justicia!!!

    Viendo la calidad de muchos de los seleccionadores de hoy en dia, el hecho es que vale más la suerte que la justicia!!

    Un abrazo

  24. Hola José Luís,

    Coincidimos bastante en la opinión al respecto.

    La justicia en la búsqueda de empelo es muy relativa e influye más la suerte de estar en el sitio adecuado en el momento oportuno.

    Un abrazo,

    Juan

  25. Hola Juan:

    Hace ya unos días que publicaste este articulo, pero he descubierto hoy el blog y repasandolo, este tema me ha interesado.

    Esta claro que los parones de cierta duración en la actividad laboral influyen negativamente en la busqueda de un nuevo empleo.

    Tal y como habeis apuntado tú y otros participantes hay mucho prejuicio en los procesos de selección y este es sólamente uno de ellos.

    También es cierto que hay intrusismo en los departamentos de RR.HH., pero incluso los profesionales más cualificados caen en este tipo de esteriotipos.

    La selección es una función que tiene una parte muy incierta y para cubrirse (cubrirnos) las espaldas, los reclutadores terminan dando el valor de dogma a lo que algunas estadísticas y estudios han señalado como una tendencia.
    Esto mata la creatividad, la innovación, olvida a la intuición y lo tiñe todo del mismo color gris.

    Además, generalmente la ultima decisión no la tiene el seleccionador si no la empresa (gerente, jefe de departamento, etc…) y estos tienden más a los esteriotipos.

    Por ultimo defender el derecho a decidir sobre nuestras vidas, y si en un determinado momento alguien decide parar laboralmente por la cuestión que sea, no habría que valorarlo a priori como algo negativo, ni tampoco juzgar lo que ha hecho durante ese tiempo.

    Quizá haya excesivo culto al trabajo (claro, como es un bien escaso…).

    En fin, todo esto lleva a que se maquillen los C.V. se mienta en las entrevistas, etc…

    Seguiré leyendote.

    Pilar

  26. Buenos días Pilar,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Hoy en día existen muchos prejuicios a los parones profesionales en nuestro país sin ver más lejos de los estereotipos fáciles.

    Muchos profesionales de recursos humanos se dejan llevar por los estudios y encuestas genéricas y las consideran como la gran verdad. Cuando los estudios no dejan de ser eso porque depende que se tenga en cuenta para efectuarlo y como se interpreten. Esto hace que los seleccionadores que intentan hacer las cosas de forma diferente para ser innovadores aportando con profesionalidad nuevas cosas se encuentren con un muro grueso.

    Como bien dices esta forma de actuar y pensar no ayuda a la selección desde ninguno de los lados.

    Saludos,

    Juan

  27. Jaime Garriga dice:

    Hola, Juan:

    Es muy interesante pasar por tu blog a leer las impresiones que deja la gente. Creo que vamos coincidiendo, sin embargo se repiten las mismas situaciones en los procesos de selección. En mi caso, con un curriculum bastante extenso e intenso, la pregunta a mi entender negativa , es ¿por qué has cambiado tanto de empresa? la respuesta debería ser , porque solo ofreceis contratos temporales y de duración determinada y que en cuanto termina el trabajo asignado te despiden con “en cuanto salga algo te llamamos”.
    El cambio frecuente de empresa se valora como algo negativo, sin embargo es lo que demandan los empresarios, despido barato y contratación temporal en función de “exigencias de producción”.
    ¿Cómo crees que hay que abordar esta respuesta en las entrevistas de selección?
    En mi caso como ingeniero de proyectos estoy encadenando un proyecto tras otro sin poder conseguir la quimera, una empresa para desarrollar mi carrera.
    Gracias.

  28. Hola Jaime,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Muchos seleccionadores ven con malos ojos el cambiar cada cierto tiempo de trabajo o permanecer poco tiempo en ellos. Esto debe de valorarse en función de cada caso particular, porque no se puede generalizar porque las circunstancias en cada situación son únicas. En determinados sectores la precariedad esta a la orden del dia o se contratan para proyectos específicos y cuando finalizan por muy bueno que pueda ser uno se va a la calle, al menos hasta que no salga otro proyecto. Por lo tanto la respuesta debes platearla desde la naturalidad contando las cosas como son. La empresa que te valore eso negativo realmente no te merece la pena entrar a trabajar con ellos.

    Saludos,

    Juan

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Qué es el éxito? | José Luis Del Campo Villares - [...] a la búsqueda de empleo. Y aquí me gustaría hacer referencia al blog de mi amigo Juan Martínez (El…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *