suscribete: Posts | Comentarios | Email

DESPEDIR A LAS PERSONAS CON BAJO RENDIMIENTO

El rendimiento de las personas en las compañías es de vital importancia. Aunque sólo adquiere un protagonismo importante cuando las cosas van muy mal y ya tienen poco margen de solución.

Lo que está claro es que cuando una compañía o determinados componentes de sus equipos de trabajo no van por buen camino, se ve venir mediante una serie de señales que se deben de querer ver y asumir.

Por supuesto, en las empresas se está para rendir lo máximo posible, sin embargo, para ello, las organizaciones deben de establecer unos parámetros globales adecuados para que sus trabajadores se sientan a gusto allí. Es decir la empresa y sus trabajadores conforman un equipo entre los que debe existir equilibrio y compenetración. Los problemas que surjan entre ellos deben solucionarlos mediante la comunicación y el consenso, tras analizar y planificar cada piedra en el camino.

Por ejemplo, cuando un equipo de fútbol de la primera división no funciona y se llega a un tope de paciencia, se decide siempre despedir al entrenador. Y muchas veces se ve que la culpa de que el equipo esté en esa situación no es suya. Sin embargo, no se tiene en cuenta los refuerzos y cambios que exigió el entrenador en su equipo para adaptarse a la situación actual y que no se le permitieron hacer. Cuando lo que se debería de hacer es analizar la situación de forma pormenorizada y, tras ver lo que falla, mirar cómo se le puede poner remedio trabajando todos en ese frente. Sin embargo, es muy fácil mirar a otro lado y buscar otros culpables. Aunque cuando el equipo tal vez descienda a la división inferior aprendan sus dirigentes la lección de la peor manera.

En la actualidad, esto está pasando en las organizaciones de forma habitual, sin mirar lo que se hizo mal previamente. Algunas organizaciones, cuando la situación económica comenzó a oscurecerse y tras echar cuentas se dieron cuenta que lo mejor era prescindir de los más baratos teniendo en cuenta la indemnización sin pararse a pensar en su valía, talento o aporte en situaciones críticas. Eso sí, se quedaron en sus filas determinados trabajadores, directivos que rendían por debajo de lo esperado y que son en parte responsables de la situación que vive esa compañía en esos momentos.

Esto propició que muchos de los trabajadores válidos que permanecen aun estén desmotivados por la forma de afrontar por su compañía situaciones importantes en donde han demostrado que es lo que más valor tiene para ellos, dejando claro que no son sus personas.

Ahora, las empresas están comenzando a despedir a determinados directivos con indemnizaciones millonarias porque han visto que no eran adecuados al puesto y que sus medidas no han mejorado los problemas internos.

Estas empresas deben de preguntarse de cara a mejorar en futuras situaciones estas cuestiones ¿Todas las personas valen para ocupar puestos de responsabilidad? ¿Qué sistemas tiene para detectar el talento interno? ¿Cuál es el proceso de reclutamientos de su cuerpo directivo? ¿Les facilitáis una formación personalizada en habilidades sociales?

El ser un buen líder competente y profesional no tiene que ver con temas de nombre o conocimiento público de esa persona.

Cuando el bajo rendimiento está presente en las organizaciones, independientemente de cual sea el trabajador que lo sufra se debe de buscar una solución inmediata porque sino, luego volverá con más fuerza. Se debe hablar con la persona que lo sufre, viendo qué le ocurre y cuáles pueden ser los motivos de que esté así. Igualmente, la compañía tiene que ver si ella tiene parte de responsabilidad de esa desidia en uno o varios trabajadores. Después se debe marcar un plan de acción en el tiempo marcando tareas que reconducir y evaluando cuales son los resultados. Sin olvidar medir la actitud de las partes involucradas en superar ese bache. En caso de que la parte protagonista no muestre interés por cambiar, se deberán tomar medidas más drásticas que den sopor a la compañía.

Lo que está claro es que cuando en una compañía salen por la puerta de atrás los trabajadores competentes sin razones objetivas es que esa organización no funciona bien.

¿Qué opináis?

  1. En la gestión del rendimiento es donde más fácilmente se ve cuando se hacen bien las cosas y cuando no. Despedir a los más nuevos, los más baratos o lo que menos apoyos tienen en la organización, en lugar de a quienes menos contribuyen, es tremendamente desmotivador para quienes si están comprometidos.
    .-= José Miguel Bolívar´s last blog ..GTD: La Agenda como Lista “Algún día/Tal vez” =-.

  2. Hola, Juan. Hoy hemos coincidido en utilizar un símil futbolístico 😉

    Son cosas que parecen lógicas, pero que a la hora de la verdad muchas empresas no hacen, y después se sorprenden de que en vez de mejorar, van a peor.

    Se despide a quien sale más barato, independientemente de lo que aporta a la empresa? ¿De qué se trata, de que salga más barato, o de que la empresa sea competitiva?

    No se tiene en cuenta la moral de los demás ante actuaciones de este tipo, y los trabajadores no son máquinas, son seres humanos, con sentimientos, preocupaciones, y si ven que no hay cierta equidad y honestidad por parte de la empresa, mal vamos.

    Una cosa muy importante que apuntas, muchas veces, detrás del bajo rendimiento de un trabajador subyace una mala actuación de un directivo, que no ha sabido motivar o extraer de esa persona la motivación necesaria, como se suele decir, si suspende toda la clase, quizás que el profesor no ha sabido explicar bien la lección.

    Un saludo
    Pablo Rodríguez
    .-= Economía Sencilla´s last blog ..Jugada perfecta =-.

  3. Hola José Miguel,

    El rendimiento tiene que ver con lo que cada uno aporta a la organización y la contribución que tiene tu trabajo a la globalidad de los beneficios.

    En muchas organizaciones ahora mismo tienen desmotivados a los trabajadores comprometidos que aun les quedan porque hicieron los recortes pensando sólo en costes y no en aportación. Se debe de dejar de premiar la antigüedad en las compañías porque esto premia muchas veces a los que menos aportan.

    Saludos,

    Juan

  4. Hola Pablo,

    Efectivamente, parecen cosas de sentido común aunque luego a la hora de la verdad se demuestra que muchas organizaciones deben carecer de el.

    Cuando se acometen recortes del tipo que sea se deben de hacer para que la compañía sea más competitiva. Porque si dejamos a los trabajadores que menos hacen y que más caro resulta despedir conseguiremos el efecto contrario. Los trabajadores como bien dices antes que nada son personas y eso no se debe olvidar nunca, porque sino se producen grandes injusticias.

    Por supuesto, se debe investigar de donde procede el bajo rendimiento porque no siempre tiene porque ser culpa del trabajador con esos porcentajes. Se pueden producir por otras muchas circunstancias que es necesario conocerlas antes de tomar una decisión categórica.

    Saludos,

    Juan

  5. merche dice:

    “Los trabajadores como bien dices antes que nada son personas y eso no se debe olvidar nunca, porque sino se producen grandes injusticias.”

    Lamentablemente es eso lo que ocurre a diario. Al 98% de las empresas les importa nada las personas, sólo ven sus ctas de rdos. y si estas no mejoran despues de despidos “injustificados”, la “culpa” vuelve a ser de los trabajadores. A ver si van a ser los directivos los que deberían reciclarse!?.

    En fin esto sucede en una sociedad donde el dios, el amo son los beneficios (muchisimos beneficios que sino no se es productivo) y el ser humano es solo la herramienta para conseguirlos.

    Pues mira tu que desgracia para los “grandes hacedores de fortunas” que por ahora más allá de los 100 años no se vive (ni siquiera ellos) (¿para que les servirá acumular lo que un humano medio necesita en 1000000 de vidas?), pero esto es otro cantar…..

  6. Hola Merche,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Los trabajadores efectivamente son personas y no recursos. Las organizaciones olvidan esto habitualmente. Lógicamente las empresas están para obtener los mayores beneficios posibles, sin olvidar ni descuidar el trato adecuado de su mayor activo que son sus personas.

    Por supuesto, le personal directivo es el que más debe reciclarse sobre todo en áreas de gestión de personas para conocer las ultimas tendencias y cuales son las más adecuadas para seguir progresando. El problema es que muchos al llegar a estas posiciones se creen por encima del bien y del mal.

    Esta complicado cambiar esta mentalidad pero bueno poco a poco vamos logrando avances.

    Saludos,

    Juan

  7. Muy buenas, Juan!

    Una cosa está clara. Las empresas no son más que herramientas que sirven para:
    – fabricar dinero (que ayuda a comer y dormir -vivir-).
    – desarrollo personal de los trabajadores (vivir en paz).
    – desarrollo profesional de los trabajadores (que los demás vivan en paz).

    Sin embargo, si yo, ejerciendo de Pantócrator todopoderoso digo “Juan Martínez” a la calle porque cuesta baratito, y, sin embargo, “Juan Martínez” es el que más estaba haciendo crecer a su equipo de trabajo, pues… la he cagado, con perdón.

    La he cagado en lo que respecta a mi desarrollo personal y profesional (tendré run-run dentro que no me dejará tranquilo y tarde o temprano la empresa notará que la he cagado). Pero sigo fabricando dinero, por lo que todo queda en ¿paz?

    Lo comentaba en de @juleniturbe . La vida no es infinita y debemos plantearnos si queremos dejar que nuestro falso yo, el Ego (el que ansía el $ por encima de mi yo real), domines nuestras vidas y empresas o preferimos ser un poco más humanos y hacer sentir menos como Recursos a nuestros compañeros de viaje en la Organización.

    Un saludo!

  8. Hola Jesús Mª

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Muy buena tu aportación que la comparto al 100%.

    Hoy tenemos claros ejemplos de personas que hacían crecer a sus equipos de trabajo y que eran los que más valor generaban que están en la calle. Quizás no se note su perdía porque ahora mismo las ventas y han bajado y esta el mercado más parado y se puede disimular, sin embargo, a la larga se notara y quedara patente la falta de profesionalidad y criterio de esa organización. De todas formas a muchas de las personas que toman esas decisiones no les quita el sueño.

    Esta claro que el dinero y la codicia por el no puede dirigirnos la vida, es decir, debemos saber vencer la tentación y controlarla para dejar fluir a la persona con humanidad que todos tenemos y que nos permite ser grandes profesionales o quedarnos en el camino por nuestra falta de visón adecuada.

    Saludos,

    Juan
    .-= Juan Martínez de Salinas´s last blog ..DESPEDIR A LAS PERSONAS CON BAJO RENDIMIENTO =-.

  9. Hola Juan!

    Gran artículo. Yo creo que hay varios problemas estructurales en España:

    – Uno de los niveles de absentismo más alto de la UE
    – Uno de los mayores países en costes de despido
    – Uno de los peores en lo que se refiere a fracaso escolar
    – Uno de los menores en productividad
    – El mayor nivel de desempleo en la UE

    ¿Alguien ve una relación entre éstos factores?
    .-= Alberto López´s last blog ..Los 7 pecados capitales de Google =-.

  10. Hola Alberto,

    Por supuesto, todos estos aspectos estructurales afectan en mayor o menor medida a que en las empresas todo sean costes en vez de mirar lo que las personas aportan por ellas. Debemos acometer una reforma del sistema laboral a parte del sistema educativo español dando un giro de 180º grados de una vez por todas.

    Esto en preparación de un post sobre este tema que espero que en no mucho tiempo pueda ver la luz.

    Saludos,

    Juan

  11. vanessa dice:

    hola buenas,a ver si me podeis hechar un cable;
    llevo un equipo de 9 personas,pero 2 de ellas tienen bajo rendimiento,vienen sin ganas de trabajar,les marco objetivos para ver si me aportan algo pero no se implican nada,el resto del eqipo trabaja bastante bien,pero no ven justo q sus 2 compañeros no estén a la altura del resto del equipo,ya no se como hacerlo y es q este tema me preocupa bastante y me está generando mucho estress,por favor hecharme un cable!!

  12. Hola Vanesa,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Es un problema el que comentas. Debes de hablar con cada uno de ellos y hablar directamente del tema para ver porque motivo no se implican ni esfuerzan por el trabajo. Y marcar un plan particular con cada uno y ver si reaccionan. Sino lo hacen deberás darles un toque de atención y marcarles un ultimátum porque sino el resto del equipo se esta resintiendo y puede generarte muchos problemas. El prescindir de personal es la última alternativa pero a veces no te dejan otra opción.

    Me vas contando.

    Saludos,

    Juan

Trackbacks/Pingbacks

  1. El Blog de Quiero empleo | Conversaciones sobre empleo en la Red (4) - [...] Despedir a las personas con bajo rendimiento. El rendimiento de las personas en las compañías es de vital importancia.…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *