suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿CREÉIS ESTA FORMA DE DESPEDIR ADECUADA?

El otro día estuve viendo en el cine la película “Up in the Air”, del director de Cine Jason Reitman, protagonizada por el actor George Clooney. Es una película que tenia interés en ver. La recomiendo encarecidamente porque trata, sin darle demasiada importancia eso sí, al hábito de despedir a trabajadores, independientemente del puesto que ocupen.

Descuidad que no voy a desvelar el final ni el desarrollo para los que aun no habéis tenido ocasión de verla.

El protagonista trabaja en una empresa de recolocación que se encarga de efectuar el despido de los trabajadores de sus clientes cuando estos no se atreven a efectuarlos ellos mismos; tras el despido, les ayudan supuestamente a enfocar su carrera profesional. Su excitante trabajo consiste en comunicar despidos por todo el país sin importar el motivo y sin entrar en él. Intentan hacer ver a los trabajadores que pasan por este trance que existe luz al final de túnel. A esta organización, en un momento dado, debido al volumen de trabajo que tienen y para ahorrar costes de viaje, deciden automatizar el sistema y en vez de despedir en persona, optan por hacerlo vía Web cam; la precursora del nuevo sistema insiste que existe la misma humanidad de esta forma.

Por supuesto, en la realidad, existe esta frialdad e hipocresía en los despidos, haciendo a las personas que los sufren, sentirse como el último monigote. Para empezar, me parece increíble que algunas empresas tengan que recurrir a consultores externos para despedir a personas que hasta ese momento han trabajado estrechamente con ese empresario y que, al menos, necesitan saber de mano de su superior las razones por las que se prescinde de sus servicios. Igualmente, antes de tomar esta decisión drástica, es adecuado dar un toque de atención porque, salvo en casos muy flagrantes, todo el mundo se merece una segunda oportunidad para enmendarse.

Luego no se debe olvidar que por muy mecánico que parezca el despido, estamos tratando con personas con sus sentimientos y debemos tratarles con respeto y dignidad. Así que se debe dedicar tiempo al despido para que el trabajador pueda desahogarse y pasar el trance lo mejor posible. Y tiene derecho a que le expliquen las razones que impulsaron esa decisión de una forma constructiva, comunicada por una persona conocida y cercana de la compañía. Determinadas cosas no se pueden externalizar y menos, los que conllevan un trato directo con las personas porque ahí es donde se marca la diferencia entre las organizaciones. Cada persona es un mundo y cada despido es diferente y tiene sus connotaciones. Deberemos enfocar cada despido en función del conocimiento que tengamos de cada persona y previendo la reacción de cada uno y aun así no acertaremos porque la forma de encajar esto es imprevisible por múltiples factores. Desaconsejo utilizar clichés trasnochados como “esta es una gran oportunidad y en el fondo te hacemos un gran favor” ¿Qué favor? La  persona se queda sin trabajo pero su vida y gastos, continúan. Debéis tratar a las personas que os toque despedir como os gustaría que os tratasen a vosotros en esa situación.

Esas personas de las que prescindís han trabajado con vosotros, aportando cosas positivas y en esos momentos, necesitan vuestro soporte de forma adecuada porque, independientemente de que ya no forme parte de vuestra compañía, sigue siendo importante porque la vida da muchas vueltas.

De la misma forma, queda patente en esta película que a veces determinados discursos están vacíos de realidad y que se sopesan sobre una mentira que nos hemos creído por no querer asumir la dura verdad.

Igualmente, el despedir es la parte fea de los recursos humanos y a uno, por muchos años que lleve haciéndolo, no le gusta tener que acometer esta función. No olvidemos que todas las personas tienen grandes competencias y otras que mejorar. Es cuestión de encajar con la filosofía, tipo de responsables, perfil buscado, etc. y no tanto de valía y productividad. No todo el mundo encaja en todas las organizaciones ni todas las empresas serán adecuadas para vosotros. ¿Cuantos trabajadores, si pudiesen, despedirían a sus empresas actuales sin dudarlo, sin embargo, no lo hacen? Esa decisión conlleva consecuencias que no se pueden tomar con la cabeza caliente.

En esta vida en los momentos más difíciles es cuando hay que dar la cara y demostrar lo que somos. Porque el tirar la piedra y esconder la mano es de cobardes, independientemente del puesto y organización en el que estéis.

¿Creéis esta forma de despedir adecuada?

  1. Me gustó la película. Este tipo de fórmulas funcionan por la falta de coraje y liderazgo de muchos jefes. No sirve de nada diciendo que lo más importante son las personas y luego contratar consultores externos para despedirlas. Lo que importa no es lo que dices, sino lo que haces.
    .-= José Miguel Bolívar´s last blog ..Desarrollo Profesional: 10 Rasgos del Liderazgo 2.0 =-.

  2. Buenos días José Miguel,

    La película es un fiel reflejo de la realidad. En efecto, no podemos usar la palabra personas en todas nuestras frases celebres de cara al gran publico y luego olvidarlo en las acciones. Los jefes que escurren este tipo de acciones demuestran su falta de profesionalidad y criterio.

    Saludos,

    Juan

  3. La película me gustó mucho, y aunque algunos críticos la consideran una comedia, es un film con una carga de profundidad sobre modos y maneras empresariales. Hace unos días le dediqué una entrada en mi blog. http://www.fidelmartin.com/?p=232

    E ironicamente, como me dijo alguien: si me despiden que me despida George Clooney que por lo menos alegro la vista!!!!!!!!!
    .-= Fidel Martín´s last blog ..Comentario de admin en Declaración de Consultoría Artesana =-.

  4. No he podido ver la película, pero me apetece mucho, ya he leído varios comentarios positivos en este sentido.

    Cuando leí el argumento, me pareció que debía ser propio de la cultura anglosajona, que sería algo que sólo pasaba en Estados Unidos, o quizás en Gran Bretaña, pero no en España.

    Hasta que unos días después, vi en el telediario que entrevistaban a una ejecutiva de una empresa que se dedicaba a realizar este trabajo en España.

    Muy adecuado no me parece, ¿se pide implicación a los trabajadores y luego a la hora de despedirlos ni siquiera se da la cara?

    No parece tener mucho sentido, a veces en esto de la externalización de los servicios se llega demasiado lejos.

    Un saludo
    Pablo Rodríguez
    .-= Economía Sencilla´s last blog ..Gestión de conflictos =-.

  5. Hola Fidel,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    La película muestra muy bien determinadas formas y estructuras empresariales. Igualmente ven el despido como un negocio sin prestar atención a las otras connotaciones que tiene.

    Acabo de leer la entrada de tu blog sobre la película y coincido con tu visión.

    Lo que te dijo esa persona es una forma de encajarlo con humor porque no queda otra.

    Saludos,

    Juan

  6. Hola Pablo,

    Te la recomiendo porque refleja muy bien el tema.

    Yo también vi ese reportaje en el telediario y aquí también es profesión., aunque aun no muy desarrollada, esperemos que no crezca el volumen de estos profesionales porque entonces iremos hacia atrás en la evolución en la gestión de las personas en España.

    Esta forma de actuar no es nada adecuada porque es entendible que determinadas personas no encajen en la organización por el motivo que sea y la empresa esta en su derecho de prescindir de ellos, sin embargo, se debe de dar la cara y explicar los motivos. Son tus personas y debes de enseñarles los valores que tiene esa compañía hasta el ultimo momento.

    Un saludo,

    Juan

  7. Vanesa González dice:

    Muchas veces el temor a afrontar una situación que nos es violenta o desagradable hace que adoptemos fórmulas prefabricadas que a priori parecen aplicables a nuestro quehacer diario con un mínimo de garantía y asepcia.

    Nada más lejos de la realidad; sobremanera nosotros, que nos dedicamos para bien o para mal (en este caso mejor abstenerse) a gestionar Recursos Humanos.

    ¿Cómo directivo de RRHH de su organización permitiría que un extraño gestionase por usted y a su antojo los planes de carrera de sus empleados, la formación que deben recibir, decidiese por usted a qué trabajador promocionar y qué política retributiva seguir ?…

    Me atrevo a afirmar que la respuesta ha sido, en un 99,9% de los casos que…ni hablar.

    Y entonces ¿por qué encomendaría esta parte de su trabajo a una consultora externa?… Uno debe ser P R O F S I O N A L con todas sus letras, en las buenas y en las malas.

    Creo sinceramente que no sería un mal comienzo, el reconocer que como para casi todo en la vida, para despedir a un trabajador (y por encima de todo, persona) con garantías, es necesaria una preparación específica, cómo lo es para reclutar a los perfiles que más se ajusten a la cultura corporativa de nuestra organización.

    Ya basta de fórmulas asépticas que se sostienen sobre argumentos de crisis y reajustes varios. Despidamos ,si ello nos toca, pero hagámoslo con tacto, constructivamente, ofreciendo un feedback que aporte valor al interlocutor; ayudémosle a que reoriente su carrera profesional. Quizá no nos sirva en la empresa en este momento concreto, pero ¿por qué anular a las personas?

    No temamos reconocer que necesitamos ayuda en esta tarea y no nos creamos superhéroes de los RRHH. Nada más lejos de la realidad. Hagamos de la humildad nuestra oportunidad de crecimiento.

    Hagámoslo por nosotros mismos y por esos Recursos HUMANOS que ya no tienen cabida en nuestra empresa, pero quizá en otra puedan resultar tan valiosos como cuando nosotros les contratamos.

  8. Buenos días Vanesa,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Comparto plenamente tu reflexión. Las organizaciones deben asumir con profesionalidad las tareas buenas y las más duras de ejecutar para demostrar su enorme capacidad de gestión. No se soluciona nada con escurrir el bulto para endosar el marrón a otro. El despedir siempre toca y es una labor importante y peliaguda porque se debe prescindir de una persona valiosa que no encaja con lo que se precisa. Se le debe comunicar con tacto y de buenas maneras explicándole los motivos. Y esto debe hacerlo alguien de la organización que lo conozca bien.

    Creo que lo podemos decir más alto pero más claro.

    Saludos,

    Juan

Trackbacks/Pingbacks

  1. Diez consejos para afrontar emocionalmente un despido | Blog de cursodirecto: cursos online para particulares - [...] http://www.elblogderrhh.com/2010/03/%C2%BFcreeis-esta-forma-de-despedir-adecuada.html [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *