suscribete: Posts | Comentarios | Email

CASO PRÁCTICO 7: PERSONAL POLIVALENTE

PolivalenciaHoy dejo como caso practico una reflexión que me deja un seguidor de este blog y que podría ser la de muchos de vosotros. Por supuesto, no quiere que analicemos su caso sino que nos metamos en la piel de este tipo de profesional. Me gustaría agradecerle querer compartir con todos nosotros sus pensamientos en alto.

“Tengo 36 años de edad y 12 de experiencia laboral, con una trayectoria profesional “decente”. Me licencié en derecho, diplomatura en empresariales y máster en cooperación internacional descentralizada. He trabajado en las áreas de gestión, administración y recursos humanos a lo largo de este tiempo. Dentro de éstas y siendo característica común a todas las entidades (a excepción de un corto tiempo en una multinacional) el hecho de tratarse de pequeñas y medianas empresas y carecer de ánimo de lucro. En ninguna de las compañías he desarrollado ningún cargo de “expertise” en profundidad. He ido adquiriendo muchas habilidades de manera informal, fuera de los espacios de formación continua y reglada habilitados por las instituciones. Este conocimiento lo he adquirido gracias a mi capacidad de “buscarme la vida”. Es decir, que después de 12 años sé un poco de todo y mucho de nada.

A la hora de analizar ofertas de trabajo veo que los anuncios solicitando “expertos(as)” abundan y, lo que es peor, la edad ideal que piden a esas personas está comprendido entre los 30 y los 35 años. Veo que los puestos están demasiado cerrados y por definición, no encaja mi perfil en la mayoría de ellos. Cuando me preguntan qué podría hacer, pienso que casi de todo (he lidiado en muchos y muy diferentes frentes) pero especialista, lo que se dice especialista, en nada. Soy consciente de que mi momento vital me regala madurez, templanza, capacidad resolutiva, humildad (aunque a veces cueste mucho), reconocimiento propio y de terceros, entre otras cosas. Pero creo que hay un pero…estos perfiles no se valoran suficientemente en nuestra sociedad y en nuestro entorno laboral.

Tras esta reflexión en alto, os lanzo las siguientes preguntas ¿Qué análisis hacéis de esta realidad, más común de lo que pensamos? ¿Qué debilidades y qué oportunidades detectáis en este caso? ¿Directas e indirectas? ¿Las empresas buscan expertos en un área o personal polivalente en varias?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *