suscribete: Posts | Comentarios | Email

“PARA TI ES MUY FÁCIL DECIRLO”

orienta-tu-carrera-profesionalHabitualmente, todos conocemos a muchas personas que se encuentran estancadas en su carrera profesional y sufren en silencio, o no, la amargura que eso produce por permanecer inmóviles sin hacer nada para que eso cambie.

Su entorno cercano, bien sean familiares, amigos o compañeros de trabajo sufren las “lamentaciones” y cambios de humor que suelen tener, sin que estos sean culpables de su situación.

Lo que sí que le proponen es tomar alguna decisión que le permita cambiar y salir de esa situación negativa en la que vive. El trabajador amargado suele admitir que tienen razón, pero siempre encuentra alguna excusa para no hacer frente a la realidad diciendo frases del tipo depara ti es muy fácil decirlo” “tu no sabes cuál es mi situación” “lo hago por mi familia” “ahora no puedo plantearme un cambio”, entre otras.

Y el problema real es que tienen miedo al cambio porque es desconocido y prefieren seguir igual, por mucho malestar y pesar que tengan. Esta postura es respetable, pero ¿a dónde les conduce? A un callejón sin salida cada vez más hondo e insoportable.

Si estáis estancados en un puesto inferior a vuestras posibilidades, porque no llega el ascenso prometido, porque la carrera profesional marcada es irreal, porque vuestro responsable os anula, porque no se os tiene en cuenta, etc. debéis de plantearos qué habéis hecho para intentar cambiarlo. Además, también tendréis que ser conscientes del grado de responsabilidad que tenéis en esa situación. Siempre viene bien ponerse en el lugar de la otra parte para poder pensar con más perspectiva.

En estos casos, tras hacer este examen de conciencia y tener las conclusiones contrastadas y meditadas con alguien objetivo, es conveniente planteárselo abiertamente al responsable para poder ver qué alternativas hay y como se puede encontrar una solución. Que la otra parte ignora y no tenga interés en cambiar la situación no tiene que ser una barrera. Al menos hay que intentarlo. Si se comportan de una forma indiferente, estarán dejando muy claro cómo valoran vuestro talento.Será el momento de buscar otro trabajo donde se pueda uno sentir realizado y donde se preocupen por el desarrollo profesional. Eso sí, será conveniente, al menos, intentarle buscar una solución porque eso demuestra profesionalidad y responsabilidad, pese a la respuesta de los responsables.Esta claro que si ir a trabajar es un tormento diario, hay que poner todas las alarmas en marcha ya que algo no va bien. No conviene residir en una situación negativa durante un tiempo prolongado. Habrá que preguntarse: ¿Por qué me cuesta ir a trabajar? Y ¿Cómo puedo solucionarlo?

La solución menos adecuada es dejarlo correr y pensar que este tipo de comportamientos se pasarán con el tiempo porque, al final, remiten con más fuerza, produciendo graves secuelas en los protagonistas que los sufren.

Así que ya va siendo hora de tomar actitudes activas para cambiar lo que nos gusta o molesta en lo profesional. ¿A qué esperáis?

Fuente foto: http://www.flickr.com/photos/nuriamcv/3255020809/in/set-72157614831815604

  1. Economía Sencilla dice:

    Totalmente de acuerdo, cada uno debe "tomar el toro por los cuernos" y asumir la responsabilidad que le toca en su situación.

    Todo el mundo tiene una situación particular -la suya- y cada uno tiene lógicamente sus circunstancias, pero eso no debe ser óbice para no tratar de hacer algo para cambiarlas.

    Muy buen artículo, muy claro y conciso.

    Un saludo
    Pablo Rodríguez

  2. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Pablo,

    Gracias por participar.

    Me alegro que te guste el post.

    Todos en un momento dado estaremos estancados en alguna faceta de nuestra vida y el modo de afrontarlo hará que los resultados sean muy distintos. El seguir avanzando depende de nosotros mismos.

    Saludos,

    Juan

  3. http://www.flickr.com/photos/nuriamcv/3255020809/in/set-72157614831815604

    ¿Qué te parecería que alguien utilice tus artículos sin tu permiso?

    Nuria

  4. Con lo poco que cuesta poner la autoría de la foto que encabeza el artículo…

  5. Hola Nuria,

    Asumo mi parte de culpa y acabo de poner la fuente.

    Tienes toda la razón.

    Saludos y disculpa,

    Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *