suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿LE DARÍAMOS ESA OPORTUNIDAD?

Saltarse las reglasNos guste o no, nuestras vidas están llenas de reglas que se deben de cumplir para conseguir determinadas cosas.

Hoy quiero abordar en este post el tema de las excepciones que se hacen muchas veces a determinadas personas que no cumplen las reglas del juego y se les tolera.

Lo voy a reflejar con un ejemplo que vi hace ya unas semanas en la televisión que, además, es un medio que incentiva los incumplimientos. Eran las 4 de la tarde, estaba haciendo zapping y finalmente acabe viendo el casting de selección de bailarines de fama que va por diversas ciudades para lo cual las personas interesadas han tenido que llamar previamente para pedir cita. Luego, en cada ciudad el jurado sale a la calle para seleccionar a unos pocos que van sin número para darles una oportunidad más, según cómo bailen en ese momento. Al fin y al cabo, no deja de ser una selección similar a la que nos enfrentamos los responsables de recursos humanos.

Cuando ya habían elegido a unos pocos de la multitud y se encontraban en el estudio, para hacer la prueba, llegó una listilla que se había colado porque no pidió cita y no la seleccionaron en la calle. La lógica, en este caso, es haberle invitado a que abandonara la sala, pero no fue así. Los seleccionadores le dieron la oportunidad de verla bailar. Creo que esto es un error grave, sobretodo, por tratarse de una falta de respeto para todos los demás que querían la oportunidad y no la tuvieron.

Especialmente en la televisión y este tipo de programas que son tan vistos por los jóvenes, se debería primar la ética. Porque al permitir esto están incentivando el “cuélate y échale morro” que igual suena la flauta por casualidad. Y si se hace una excepción, debería hacerse extensible a todos los que estén en similar situación.

Imaginaos que un candidato se entera de que estamos entrevistando para un puesto. Él cree cumplir los requisitos y se nos presenta sin haberle llamado a entrevista, sin tener nosotros su CV, ni nada… ¿Le daríamos esa oportunidad?

Yo soy de la opinión de que a los curriculums que lleguen fuera de plazo no se les debe de incluir a no ser que, posteriormente, se vea que con los que han llegado no son suficientes y se vuelva a abrir de nuevo el período de recepción de candidaturas.

Algo parecido ocurre cuando se pide enviar una carta manuscrita con las motivaciones para el puesto; quieren una carta escrita a puño y letra y no a ordenador. No tenéis obligación de hacerlo, sin embargo, si queréis participar debéis de enviar lo que se pide. Pero algunos seleccionadores, aceptan alguna candidatura aun no habiendo llegado la carta manuscrita. Entonces, ¿Para qué lo piden como requisito imprescindible?

El hacer este tipo de cosas es una falta de respeto para los que se toman en serio el proceso de selección, siguiendo paso a paso lo que se solicita.

Otro tema aparte es que algunas organizaciones, a la hora de llevar a cabo sus procesos de selección, solicitan una exageración de documentación para poder participar. Obviamente, si no os gusta, no lo enviáis y ya está.

Las excepciones tienen que estar muy argumentadas y con la debida justificación para evitar que se os pueda escapar de las manos y conseguir el efecto contrario al que se pretende. Porque si toleramos los casos especiales, tantas veces como ocurran, tantas veces que deberéis de tolerarlo porque sino, estáis discriminando de forma subjetiva.

No podemos encima pretender que el que se salta las reglas quede victorioso porque esto hace que se lance a los demás el mensaje equivocado. Los procedimientos, las filas, etc. están para cumplirlos porque si los demás lo hacen, ¿Por qué vosotros sois diferentes?

  1. Buenas…

    Estoy de acuerdo que si se ponen reglas es para cumplirlas.
    El caso de Fama… todo es marketing!!!! le parecerá gamberro, divertido y espontáneo meter esa nota discordante.

    Te pongo un ejemplo de selección "empresarial"… CREATIVOS… por muchas normas que marques… cuando hablamos de un puesto realmente creativo, ¿no puede verse como algo realmente bueno que dicha persona se salte algunas normas de "forma creatica"?
    La cuestión es que RRHH es la parte objetiva de todo el proceso, sabemos de todo pero de nada, y a veces la subjetividad que introduce el "experto" de nuestras empresas, no hace ni caso de la "objetividad" …
    A veces es malo, otras puede ser positivo. Que como norma, "las normas" deben cumplirse es un hecho, pero que la vida no es tan rígida y que la innovación y progreso vienen de gente que se ha saltado las normas en determinado momento… también lo es…¿no es así?
    De una forma "moral" creo qeu en ocasiones y según el caso…"el fin justifica los medios". La mejor forma de ser justos según la norma es descolgar la oferta cuando tenemos candidatos, no coger llamadas de interesados, no abrir correos con cv´s… pero si un colega, o amigo…te cuela el cv aparentemente perfecto para el puesto y empresa??? Es ético rechazarlo sabiendo que es una muy buena opción "objetivamente"??

    Dificil nuestro trabajo eh??

  2. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Marta,

    Gracias por tus aportaciones.

    Cuando uno envía el currículum para puestos creativos se debe innovar en la forma de hacer llegar tu candidatura para causar impacto.

    Las normas están para cumplirlas y las excepciones tienen que estar muy justificadas para evitar recomendaciones. Si tú tienes un amigo que encaja en el proceso que esta abierto en tu empresa y se lo haces llegar a recursos humanos no es saltarse las reglas sino fomentar el compromiso de empresa.

    Nuestro trabajo exige ser flexibles pero no a cualquier precio.

    Saludos,

    Juan

  3. Hola Juan,

    no a cualquier precio, pero la flexibilidad es amplia, al final somos recursos humanos (o los reporteros o profesores de fama) quienes aplican esa flexibilidad.
    Sigue siendo al fin y al cabo nuestro concepto de hasta donde es ético y hasta dónde no.
    Quizá la forma impactante que un creativo tienen para hacerme llegar su candidatura a otros les parecería que superan estos límites que mencionas…
    quién los pone???
    al fin y al cabo siempre acabará siendo una cuestión de sentido común (o ausencia), moral (o amoral) del que toma esa decisión…Que se salten una cola en una selección me parece fatal, pero cuando es un programa de televisión que se basa en imagen, marketing, impacto… me parece una medida "válida" para las normas de ese tipo de programas y que todo el mundo conoce. Al fin y al cabo lo ven millones de personas a quién les encanta!! no lo comparto, no me gustan… pero si a toda esa gente le parece bien, nuestra moral no deja de ser una opinión ¿no? estamos hablando de 11 ediciones del humillante Gran Hermano (mirado con ojos objetivos), no sé cuantas de OT, fama lleva 3… quién se presente al primer casting que se queje…pero los demás!! hombre derecho tienen a quejarse… pero de sobra saben cómo funciona!!

    Si a una persona le interesa el puesto tanto como para saltarse un par de pasos, insistir y tratar de que le tengan en cuenta… ¿acaso no demuestra una cualidad de bastante valor en casi todos los perfiles?
    En un tiempo con tanta competitividad, tan poco trabajo, y tanta preparación.. la diferencia la marcan las personas, no siempre es justo, pero por algo que hay que guiarse. Sigo pensando que no todo vale…. pero creo que en algunas situaciones "está justificado" dar esa oportunidad.

  4. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Marta,

    Entiendo tu postura pero no la comparto.

    Obviamente estamos en una sociedad en la que cada vez más debemos diferenciarnos para sobresalir pero por lo que nos aporta valor y no por saltarse las reglas.

    Así nos va a nivel de valores en el que se incentiva a las nuevas generaciones que se salten las reglas a cualquier precio para obtener una oportunidad. Y esto no es ético porque donde esta la honestidad y el respeto hacia los demás. Luego nos sorprendemos de las actitudes de estas generaciones porque desde el gran mirador de la tele se incentiva eso.

    Una debe destacar por lo que tiene que aportar y no por lo que hace para llamar la atención en un momento puntual.

    Saludos,

    Juan

  5. Senior Manager dice:

    Hola Juan, interesante polémica… En mi opinión, la responsabilidad de que las reglas del juego se cumplan es del jurado. Si ellos en concenso deciden aceptar irregularidades, es su responsabilidad. En los muchos procesos de selección que he visto, también he encontrado "irregularidades" con las que he estado en desacuerdo, pero priva la decisión de la mayoría.
    Y en el caso específico de la TV, opino que es marketing puro y duro, precisamente para crear polémica y atraer más público al circo…
    Saludos
    SM

  6. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola SM,

    Gracias por pasarte.

    El aceptar o no irregularidades o excepciones depende de los seleccionadores. Cuantas más personas decidan más consenso tiene que producirse y eso supone que todos deben hacer consensos. Es decir, que en más de una ocasión los mejores se quedan fuera.

    Saludos,

    Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *