suscribete: Posts | Comentarios | Email

EL PERFIL DE LA GENTE HISTÉRICA

Hace tiempo que no escribía un post sobre los diversos perfiles de trabajadores que nos podemos encontrar en toda la “fauna empresarial”; hoy vuelvo hablando del perfil histérico de aquellas personas que están al borde de un ataque de nervios constante como en la película de nuestro oscarizado Almodóvar.Ven fantasmas donde no los hay y sus actuaciones siempre están “justificadas” por algún tipo de conspiración.

Se creen imprescindibles, pensando que sólo ellos pueden hacer las cosas porque no tienen tiempo para poder enseñar a los demás. La palabra delegar para ellos es una pérdida de tiempo porque para explicar a otros como hacer las cosas, lo hacen ellos. ¿Acaso ellos nacieron enseñados?
Sólo ven la parte de la historia que les interesa sin asumir la realidad y dar la cara.

Veamos un ejemplo práctico que lo refleja muy bien. Imaginemos una empresa pequeña o mediana, que en su departamento de compras surge la necesidad de contratar una nueva persona para un nuevo puesto de administrativo. Las personas responsables ya llevan su guión establecido. Siempre han alabado la labor de la persona que esta de auxiliar, dándole más funciones y diciéndole que tarde o temprano, tendrá la oportunidad de evolucionar y dar el salto a otros puestos. Lógicamente, qué mejor oportunidad que esta, sin embargo, sus responsables, alegando que no hay tiempo para formarla, deben de contratar a alguien de fuera, que lo sienten mucho pero que se presentarán otras oportunidades. ¿Cuáles? Porque siempre existirá el mismo problema. Su responsable, tras comunicárselo de esta forma, sin manifestarle los verdaderos motivos por los que no le da la oportunidad
que son que no le ven para ese puesto desde un punto de vista subjetivo.Personalmente, puede ser que la auxiliar esté mosqueada pero no por esto último, sino porque su responsable no fue de cara y le dijo las cosas tal y como son, haciendo que se crease falsas esperanzas. Además, el responsable que pertenece a este perfil de histeria, la toma contra otras personas de la organización queriendo cargarles a ellos la responsabilidad de un asunto que solo es de él.es asumir ese comportamiento como valido porque eso hará que se crezcan y hagan de su capa un sayo. Las personas histéricas se creen con determinados privilegios por estar cercanos a las personas que regentan el poder en la organización y estos, como muchos otros, les tienen miedo por sus reacciones y pasan siempre por el aro a sus exigencias.

Por supuesto, las personas con perfil histérico y maleducado nunca se equivocan (o al menos, eso creen) y pedir disculpas para ellos es algo que no va con ellos.personas muy inseguras de si mismas que tienen miedo de todo, hasta de ellos mismos y para ellos, todo y todos son una amenaza que tienen que parar mediante el grito, la pérdida de nervios, etc.

Vosotros tenéis que seguir con vuestro trabajo, haciéndolo cada día mejor, ignorando a estas personas haciendo que les prestáis atención para luego hacer lo que mejor os parezca, sin que lo perciba.

Todas las empresas tienen personas histéricas y exageradas. Son las que hacen de un granito de arena una inmensa montaña, imposible de superar.

Las personas histéricas “se montan su propia película” tras palabras, gestos, movimientos, comentarios en principio inocentes, que ellos desarrollan con gran imaginación. Una de sus frases preferidas es “¿Pasa o no pasa?” teniendo que aprobar o no todo aquello que pase por su entorno.

No tienen tiempo para nada o así lo quieren hacer ver. Otro rasgo que caracteriza a las personas que cumplen este perfil es que son maleducados, tratando a los demás como un trapo sin que los demás les den razones. Ellos tienen derecho a gritar, exagerar.

 

Contra este tipo de personas hay que tener mucha paciencia aunque al final, esto no es suficiente porque hagáis lo que hagáis nunca estarán contentas.

Creo que para empezar debéis de pararle los pies y no permitir que os griten, ni traten mal porque a ellos les superen todas las situaciones; esto no les da derecho a pagarla con nadie. Si os mantenéis firmes, al final no les quedará más remedio que reaccionar. Lo peor que se puede hacer con las personas histéricas y maleducadas

 

Son, por lo general,

¿Que experiencias tenéis con este tipo de personas?

  1. María Hernández dice:

    Hola Juan:

    He caído en tu blog y, sin haber visto nada más, me encuentro con este maravilloso y "cierto" post acerca de las personas histéricas.

    Conozco un comportamiento como el que narras. Personas que explotan, lanzando puertas, dando puñetes sobre las mesas, coñeando y cosas que no digo porque no gasto mi tiempo en ellas.

    También conozco ese "mal cuerpo" que se te queda aún cuando seas observador pasivo, la gran cantidad de energía negativa que genera un episodio así y, sinceramente, las ganas de decir "Mal educado, es Ud. un mal educado y se ha ganado dos tortas de las que repartían las madres en el 70".

    Todos podemos tener un mal día, planes que se cruzan, algunos que no salen, pero de ahí a formar "el pollo" que algunos forman , sin importarles lo que sueltan por la boca, ni el daño que hacen, ni el espectáculo que están dando, va un abismo.

    No dar soluciones, sino gritos es el papel que mejor representan los que, en el fondo, saben que lo suyo es todo fachada y esconden su ineptitud bajo el espectáculo "del terror".

    Es muy lamentable tener que aguantar algo así, pero como cualquier "maltratador", esconden su veneno tras la falsa imagen de la perfección.

    Un saludo, Juan…y ha sido muy grato "descubrirte", volveré, si no hay inconveniente por tu parte.

    María Hdez.

  2. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Maria,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Me alegra que te guste este post y me encantaría que te siguieses pasando por aquí.

    La gente histérica existe más de lo que nos gustaría y se escudan en su despotismo y mala educación pagando con los demás sus problemas internos.

    Todos tenemos malos días por múltiples causas y eso no nos da ningún derecho a pagarlo con los demás. Y en caso de explotar un dia que menos que pedir disculpas a nuestras victimas. Lo malo es cuando esta conducta determinadas personas la usan como habitual y sus entornos profesionales se los toleran porque dicen “es así” y debemos aceptarlo. Este tipo de comportamientos no se debe permitir vengan de quien vengan.

    Saludos,

    Juan

  3. María Hernández dice:

    Claro, Juan…así debería ser, pero en ocasiones el "grito" viene desde algo más arriba que tú o desde el mismo Olimpo, eh?.
    En fin, creo que ocurre lo que dices, que por evitar la pataleta sucumben a todo lo que pidan, vamos, como los niños caprichosos frente a la estantería de las chuches en el cole… "Quiero estooooo y si no me lo das gritaré y patalearé". Lo malo del tema es que no crecen nunca y acaban siendo jefes.
    Un saludito…promesa que volveré.

  4. Muy interesante el post. Por suerte no lo he sufrido en mi corta vida laboral (al menos de momento), pero es una situación muy compleja. Tener a una persona histérica que está todo el día así es una especia de "mobbing".
    Un saludo.

  5. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Maria,

    En efecto, muchas veces el grito y la histeria viene desde los escalafones altos y eso hace que mucha gente trague con todo por mantener su puesto de trabajo para darse cuenta luego que no merecía la pena hacerlo.

    La vida no es justa, sin embargo, yo soy de los que piensa que aunque tarde el tiempo pone a cada uno en su sitio.

    Saludos,

    Juan

  6. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Carol,

    Gracias por pasarte.

    Espero que no te encuentres con este tipo de personas aunque de todo se aprende porque así es la vida.

    Tener este tipo de personas al lado es muy peliagudo porque hagas lo que hagas siempre eres objeto de sus ataques porque supones una amenaza para su incompetencia.

    Saludos,

    Juan

  7. Fernando López Fernández dice:

    Hola Juan:

    Yo creo que la histeria se da en cualquier tipo de persona dentro de una organización. Cuando es por parte de los jefes es pero porque a la histeria suele suceder lo que yo llamo "terror empresarial" que puede bloquear a los empleados.

    Lo mejor, como dices hacer frente de una manera tranquila. La experiencia me dice , que tarde o temprano la spersonas histéricas son domadas o deben abandonar la organización.

    saludos

  8. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Fernando,

    Por supuesto, todos en algún momento en nuestras carreras profesionales hemos sufrido de un ataque de histeria. Y cuando esto pasa lo mejor es desconectar y salir a tomar el aire para relajarse porque sino nos arrepentiremos de nuestros actos. Los bloqueos debemos aprender a manejarlos son dejar que nos manejen.

    Si uno no es capaz de controlar su perdida de nervios lo harán los demás poniéndole en su sitio por meritos propios.

    Saludos,

    Juan

  9. María Hernández dice:

    Hay un ataque de histeria que casi me molesta más que cualquier otro y es el que se tiene cuando la persona, digamos, que "ha metido la pata" no está delante.
    Tal vez (y sinceramente lo espero) no sea muy habitual, pero no hay nada más "negativo" que escuchar improperios hacia una persona que no está presente para luego, cuando lo está, decirle menos de la cuarta parte de lo que había dicho anteriormente y sin pegar gritos.
    El papel que a uno le toca jugar en estos casos donde eres mero espectador…cuando menos,es "muy triste", porque sabes (porque lo has oído) lo que "realmente" opinan de su trabajo, pero luego eres consciente de lo "hipócritas" que pueden llegar a ser, porque no lo dicen a la cara.
    Sinceramente, aunque no suelo encontrarme en el ojo del huracán, vivir momentos así me resta cantidad de energía, me embajona.
    Si yo tuviera algún ataque parecido, les aseguro que estaría formando parte de la estadística del Inem.
    En fin…cojamos aire y a relajarnos que ya estamos en casa.
    Un saludo.

  10. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Maria,

    Comprendo muy bien esta situación que plateas y a mi también me molesta mucho. Porque si alguien tiene que despotricar de otro compañero por su trabajo que lo haga delante de el para que al menos pueda intentar defenderse y explicar su versión. Sin embargo, lo hacen a la espalda y luego lo niegan omitiendo lo peor y muchas veces les creen porque son unos grandes charlatanes.

    Las críticas están bien siempre que sean constructivas.

    Saludos,

    Juan

  11. Davicine dice:

    REalmente interesante el post. Llego por primera vez y me llevo una grata sorpresa con este blog.

    Me mantendrçe por aqui, ganas un lector, y mi mas sincera enhorabuena.

  12. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Davicine,

    Gracias por participar y pasarte en mi blog.

    Me alegro que te guste el post y espero verte por aquí de nuevo.

    Saludos,

    Juan

  13. Saludos desde Puerto Rico

    Buscando información acerca de los cambios en las orgnizaciones, encontre este blog. Muy interesante por demás los temas que expones. Segire por aqui.

    Karem

  14. Llevamos 2 años y medio sufriendo una situación laboral que no podemos soportar más, no sé si puede definirse acoso laboral en el sentido de que haya intencionalidad, pero es insufrible, yo la siento ya como totalmente desgastada,… somos un equipo pequeño con una coordinadora (estamos dos personas en una oficina y otra en otra oficina), trabajamos para la administración pública, no somos empresa privada. Digamos que ella no es la jefa jefa, sino que debe coordinar el trabajo de todo el equipo pero la situación en la que estamos, lejos de la sede de quien nos contrata, le favorece pues nadie más que nosotras somos testigo de la actitud de esta persona. Estamos convencidas de que esta persona tiene algun tipo de trastorno mental, pero el caso que la veo totalmente identificada en las definiciones que se ofrecen aquí, es histérica, sin respeto ni educación, si no entiendes algo y le preguntas por segunda vez, te mira con mala cara, utiliza palabras malsonantes al responderte, es negativa, siempre pensando que se trama un complot en torno a ella. Hace poco se incorporó otra compañera, ahora somos 3, y ella ya está igual de desanimada, es una desgana de enfrentarte cada día al trabajo, un síntoma posvacacional cada domingo, incluso ultimamente estoy desarrollado como una especie de impulso violento, de ganas de levantarme en una de sus respuestas y pegarle. Al principio me aguantaba pero llegó un punto que me dije ni de coña me voy a dejar faltar el respeto, y empecé a pararle los pies, diciendole que me hablase con respeto,pero ella siempre lo transforma, me salta siempre ya estamos otra vez con el victimismo. E incluso aún cuando ve que todo el equipo le reclama respeto, ella no se da cuenta de su comportamiento, sigue en sus 13 de que el resto del mundo somos unos injustos…. es de verdad insoportable, a veces le veo cierto trastorno incluso bipolar, no sé si es normal que un día estés sin dirigir la palabra y al otro estar de carcajadas y diciéndote guapa…¿qué podemos hacer? podría definirse como acoso? no sé yo ultimamente veo que la solución es ir moviendo fichas e intentar largarme…Gracias. Saludos

  15. Hola Eva,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    En primer lugar, darte mucho ánimo porque este tipo de situaciones desgastan mucho porque al final sufres impotencia porque hagas lo que hagas nunca aciertas con ese tipo de personas. Este tipo de situaciones tienen difícil solución. Podría entrar dentro de acoso o maltrato verbal pero esto es algo subjetivo porque en caso de denunciarlo toca demostrarlo. Yo antes que eso intentaría reportarlo a algún superior de la administración aunque no esté ahí aunque debéis de hacerlo todo el equipo junto para tener peso y poder encontrarle una solución. Porque está claro que hablando con esa persona no habéis podido entrar a razones con ella, porque adquiere el rol de que todo el mundo va contra ella.

    Como última alternativa siempre te queda comenzar a mirar cosas con tranquilidad para poder irte a otro departamento o plaza porque antes que nada está tu salud. Sobre todo intenta no flaquear y mostrar síntomas de debilidad porque aun se crecerá más. La ignorancia muchas veces es la mejor opción.

    Saludos,

    Juan

  16. Muchísimas gracias por los consejos, muy acertados, sobre todo en lo de la ignorancia… He compartido tu respuesta con mis compañeras y creo que se han visto identificadas también… Nuestros superiores lo saben y a ellos también les cuesta lidiar con ella, provoca broncas incluso con ellos a veces, le han llegado a colgar el teléfono de no poder más con ella, pero veo difícil librarse pues el entorno en que nos movemos digamos que es delicado como para provocar un despido… tengo una lista larga de situaciones que contar!!!…. Gracias de nuevo

  17. Hola de nuevo

    En mi trabajo hay una persona, que tiene un cargo relativamente importante, y es tal cual habéis descrito en todos los post. Yo creo que éste se lleva “la palma” porque lo lleva todo: mal educado, déspota, hipócrita, bipolar… Cuando nos fusionamos con ésta empresa, ésta persona ya estaba allí, así que tocaba sí o sí. Han sido dos años y medio duros, pero sobre todo los dos años primeros. Dos de las personas que venían de mi empresa se fueron, primero cursaron baja por depresión, al hacerles sentir tan inútiles, con tantos gritos y falta de respeto delante de los demás que al final se fueron. Otras tantas que también veníamos de la misma empresa, por suerte, teníamos a un superior por encima de ésta persona déspota, que también era “nuestro”, por llamarlo de alguna manera y tuvimos que ir a hablar con él, porque nosotros no estábamos acostumbrados a ésta manera de organizar el trabajo.

    Hablaron con él y por épocas se calma, pero cuando no está el jefe, jefe, se le va el hilo y vuelve a sus maneras. De momento conmigo no ha vuelto a hacer nada de ésto, simplemente que a veces te mira como si lo que propones fuera totalmente absurdo o no tuvieras ni idea del negocio (yo ya llevo 16 años en el mismo y he pasado por todos los deparamentos) La gente que ya estaba con él dicen que es normal y que están acostumbrados a que los humillen, porque luego se le pasa…..es su manera de ser….en fín… decir que está ahí porque tocaba estar, porque sus jefes anteriores se han ido jubilando… porque sabe, sí, pero le falta tanta educación, formación y empatía…bueno, creo que no sabe ni siquiera los conceptos de éstas tres palabras.

    Un abrazo y que tengáis buen día y Feliz Navidad

  18. Hola Eva,

    Me alegro que al menos os sirviese para desahogaros y ver que los comportamientos de esa persona no son normales.

    Al estar en el entorno de la administración pública según comentabas los despidos no se destilan porque ahí se consiente todo y más si tiene una oposición aprobada. Y aunque se puede amonestar los responsables aunque son conscientes de estas problemáticas prefieren mirar hacia otro lado.

    Saludos,

    Juan

  19. Hola Ana,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Esto que comentas pasa bastante a menudo, es decir, fusionarse con otra empresa y encontrarte responsables impuestos que tienen otro concepto del trabajo y el respeto al que la gente normal estamos acostumbrados.

    Lo más duro de tu relato aunque ahora este relajado a temporadas es que lo vean como algo normal o que asuman que el es así, sin embargo, eso al final pasa porque se le tolera. Las humillaciones, faltas de respeto y descrédito al trabajo de otros nunca esta justificado de una forma destructiva. Es más los máximos responsables de esa compañía deberían de hacer balance del talento que ha salido de ahí por culpa de esa persona.

    Sin embargo, tu poco más puedes hacer, es decir, intentar relacionarte lo menos posible con el y en caso de que te increpe verbalmente no tolerarlo.

    Saludos y Feliz Navidad.

    Juan

  20. Luz Angela dice:

    Hola DrJuan Salina Espero que se encuentrebien, Soy docente y hoy 12 de Abril renuncíe al empleo pormi jefe que es muy histérica. Ella no le da la razón auno. Tiene un colegio de niños especiales, ella los grita y les pega, ya se han salido varios y ayer me llevé la sorpresa que tenía que limpiar tableros,mesas, trapear y barrer. Como le dije a ella soy docente no empleada doméstica usted se equivocó conmigo. Le di los informes a ella, y no le parecía es psicológa ayer se puso histérica porque se le safó una cuerda para el equilibrio de Danilo, y dijo que era yo, hasta que la hija se metió y la paró, hablé con ella y me vino a gritar le dije que no alzara la voz, todo porque le llamé la atención a Danilo, y él no hacía caso entonces soy muy franca lo que no me gusta lo digo de frente asi me han enseñado mis padres y está demandada por la secretaria de educación, ya no tiene mesas ayer se las llevaron, y hoy me trató mal también se le fue la contadora y los demás empleados, le dije que ella estaba abusando de su autoridad, y no le daba derecho ser así conmigo, que yo era profesional como lo es ella, me dio rabia y le dije que hasta hoy trabajaba con ella,y una amiga de ella también es psicóloga me envió un mensaje a mi celualr dicendo que me habia conseguido un pust en una casa de familia como empleada interna ella ha tenido muchos problemas en el conjunto residencial nadie la quiere a ella y trata muy mal al hermano y el es ciego, pienso que uno no se debe dejar pisotear de esa manera su integridad, asi esté muy necesitado, pero hay que estimarse y le dije a la Dra Sara que conmigo no cuente para eso. Estaba feliz con mi empleo ella se enoja por cualquier cosa y le gusta agragar y me desautiriza, em marido de ella la dejo por algo será ya queellos son muy allegados a la familia de nosotros y son alemanes nadie se va aguantar una tatacoa, uno merece respeto y el respeto viene desde la casa cuando se enoja empieza arrojar cosas al suelo y lo último fue un brinca brinca y me agarró del brazo y le dije que me soltará y que no contará conmigo más le dije que si quería información mía que llamara al Colombo Americano de Cali, y soy egresada dela Universidad Libre y mi papá viene de familia española de Asturias como dicen ustedes se sme subió el español con el Rojas pero hay que hacer así y nunca le contesté como no le contestaba abusaba de eso le dije que era una abusadora. Luz Angela Garcia Rojas Bilingual Teacher

  21. Cristian Maradei dice:

    Es increible pero es cierto, pase por este blog y me que reenganchado con este tema,pensar que todos los días trato con un histérico,siempre quieren tener la razón y nunca se equivocan y ni hablar de pedir disculpas,desde ya que segire viendo este blog para saber como tratarlos y no convertirme en uno de ellos,saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *