suscribete: Posts | Comentarios | Email

A SEGUIR INTENTÁNDOLO

El quedarse sin trabajo es algo muy usual en este momento en el que vivimos y, por supuesto, inicialmente da miedo; sin embargo, la vida sigue y es una experiencia de la que se aprende mucho y permite ver las cosas desde otro punto de vista.

Cuando buscamos trabajo, lo único que nos alivia a todos es llegar hasta el final de los procesos de selección de nuestro interés y conseguir el puesto de trabajo. Lo demás, poco importa.

Este año hablaba con una amiga que había llegado hasta el final en dos procesos de selección y se había quedado en las puertas de conseguirlo al optar la empresa por otro candidato. Por supuesto, estaba desolada y decía que era una gran faena. El llegar hasta el final del proceso supone que encajas para el puesto y que tu currículum consigue impactar y llamar la atención para conseguir las entrevistas. Cuando a uno le llaman para las entrevistas es porque tienen interés inicial en ti. Yo le dije que cuántas personas válidas se habrían inscrito a esas ofertas y ni siquiera habrían sido llamadas para ninguna entrevista, tirando por tierra sus esperanzas. Hoy en día se inscriben en ofertas 300 candidatos donde antes se inscribían 100 y todos con mucho que aportar a la empresa. Uno puede cumplir los requisitos previos de la oferta y no ser llamado a las entrevistas por múltiples factores.

Por supuesto, con esto no quiero decir que las personas que llegan al final de proceso de selección y no obtienen el puesto tengan que estar más contentas que unas castañuelas, sin embargo, tienen que seguir adelante con ánimo porque van por el buen camino hacia la meta de su particular carrera de fondo.

No olvidéis que cuando uno llega al final de proceso de selección en el que quedan de 3 a 5 candidatos, todos son igual de validos para las compañías y va a depender la decisión final de impresiones, aspectos subjetivos y globales. Los responsables de esa selección sopesan y ven cual encaja mejor en la totalidad de los aspectos. También tendrá un factor importante en la decisión la intuición de los futuros responsables directos de esa persona. Tampoco no olvidemos que la selección de personal no es una ciencia exacta, ni tampoco es justa al 100% y que las interpretaciones subjetivas siempre aparecen en mayor o menor medida. Y a veces, la decisión es la errónea.

A lo que voy es que el quedarse con la miel en los labios a todo el mundo le pasa alguna vez o más en un proceso de selección, oposición y en la vida misma en la que competimos con otras personas por diversas cosas.
Es preferible que lo tengáis asumido y sepáis sacarle partido para ser más fuertes. Gustarle a todo el mundo es imposible y eso no significa que no valgáis ni tengáis infinidad de cosas que aportar.

Hay muchos peces en el mar y menos mayoristas y minoristas de pescado interesados en pescaros a todos, sin embargo, tarde o temprano os tocará a vosotros. Es cuestión de tener paciencia y de saber quién os conviene más.

  1. Danzarina dice:

    Yo creo que cualquier decisión en un proceso de selección, no es que sea errónea sino que siempre es subjetiva.Y el que seas o no seleccionado depende de muchos factores (algunos sobre los que no sé tiene ningún control). Me he visto reflejada en tu post. Mientras cumplo el perfil para trabajar en algunos programas porque he trabajado en ellos (ni siquiera me han llamado a las entrevistas). Y en las ofertas donde había muchos candidatos he llegado a la entrevista, aunque sin ser seleccionada finalmente (sólo hay un puesto, claro). Lo frustrante no es solámete no conseguir el empleo, sino no saber porqué no eres seleccionada (tengo demasiado CV, no tengo el master qué pedis, no soy de Navarra, no soy de la ONG, soy persona externa de la entidad, sale más barato contratar a una chica/o diplomado o a una de FP para hacerle contrato de educador o monitor, no te han gustado mis respuestas, etc. Eso sí en las entrevistas les hago mucha gracia, cómo hablo y me muevo (soy muy expresiva, y se me desarrolló a raiz de mi trabajo con personas sordas):_))))
    De todas maneras, sigo pensando que depende mucho del sector en que te muevas, que las técnicas pasivas en genareral no funcionan (ya que no hay ofertas. ¿Cómo está Zaragoza de ofertas?. Disfruta las fiestas, que te lo mereces y hasta la próxima mañico ,-)

  2. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Silvia,

    Pues la verdad que a dia de hoy las ofertas de trabajo en Zaragoza escasean como en muchas provincias. También depende mucho del tipo de puesto y del sector. Lo que más abundan hoy en dia son puestos de perfil comercial. Nuestros perfiles no son muy demandados de momento.

    En efecto, en los procesos de selección la decisión final depende de factores que no controlas. Después muy pocos seleccionadores y empresas dicen el motivo real porque el que no te han seleccionado cuando llegas al final de proceso. Es complicado porque muchas veces es por impresiones o interpretaciones que el candidato rechazado no comparta. Aunque de todo se aprende menos de la ignorancia del no saber el porque.

    Hoy en dia tal y como esta la situación aun es más complicada porque abundan los candidatos y escasean las ofertas.

    Mucho ánimo y suerte en tu búsqueda. El éxito es de los que a pesar de las dificultades lo siguen intentando día tras dia con las mismas ganas.

    Saludos,

    Juan

  3. Formación y Talento dice:

    Hola Juan; desde luego estamos en una época donde la ansiedad por conseguir trabajo aumenta cada día más, y es muy fácil toparse con gente desesperada por un contrato. En todo caso suelo recomendar a los desempleados que tengan en cuenta que si han llegado al final de proceso de selección significa que son personas muy válidas y que tenemos que tener muchas dosis de tolerancia a la frustración, ya que estar o no estar en esa empresa que buscaba personal va a depender en muchas ocasiones de factores que no son controlables para nosotros. Lo importante es observar que cosas podemos mejorar y qué competencias y habilidades podemos maximizar para la próxima ocasión. Desde luego, en le selección de personal, uno mas uno no son igual a dos siempre.

    Saludos,
    Oliver

  4. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Oliver,

    Gracias por tu aportación.

    Hoy por hoy la ansiedad por conseguir un puesto de trabajo aumenta en muchas personas.

    El llegar hasta el final del proceso ya es mucho y significa que tienes mucho que aportar pero por factores no controlables por los candidatos se quedan fuera. Deben seguir trabajando para ponerlo muy difícil y llevarse el gato al agua. Hasta los candidatos que se caen a las primeras de cambio de los procesos tiene mucho potencial en bruto que pulir para saber mostrarlo.

    Saludos,

    Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *