suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿ME PODRÍA DECIR EN QUÉ ESTADO ESTÁ MI CANDIDATURA?

Siempre he comentado abiertamente que muchos profesionales de los recursos humanos creen estar por encima del bien y del mal, como los antiguos emperadores romanos, moviendo el dedo hacia arriba o abajo en el circo romano con los gladiadores e imponer su criterio, independientemente de que sea el adecuado o no.

Las personas que están pendientes de vuestras decisiones porque en ellas tienen puestas las esperanzas de poder encontrar un puesto de trabajo son, antes que candidatos y cifras, seres humanos de carne y hueso que sólo piden que se les trate como tal.

Con la llegada de la crisis, aumenta día a día el número de personas que buscan trabajo a la vez que ciertos sectores de la sociedad pensaban que el área de recursos recapacitaría sobre esta conducta. Sin embargo, hay todavía son muchos que siguen en la misma línea y no hay crisis alguna que cambie su conducta: es su forma de actuar.

El 100% de los profesionales de selección dice con seguridad absoluta a todos los candidatos que entrevistan que tendrán noticias positivas o negativas sobre el estado de su candidatura, sea cual sea el medio elegido (email, teléfono, etc.) en un plazo de tiempo que suele oscilar entre una y cuatros semanas, aunque también se dan ocasiones en las que no se concreta el plazo exacto. Desgraciadamente, tan solo un porcentaje muy pequeño lo cumplen. Siempre aconsejo cumplir con la palabra. Y sino, es preferible decirle a los candidatos que si en el plazo de dos semanas no saben nada de esa entrevista es que no continúan en el proceso.

Hoy en día, como “llueven” los candidatos, aun suele ocurrir que muchos se envalentonan más en esa posición de superioridad que se forjan y se apiadan menos. No deberían olvidar que ellos también pueden ser despedidos el día menos pensado. Me gustaría saber cómo se tomarán esta medida. Supongo que igual que todos. Mal.

Pero lo que parece ciertamente curioso es que los seleccionadores, se extrañen cuando algún candidato llama para saber en qué estado está el proceso. Según ellos, su tiempo es muy valioso para preocuparse de eso. Pero se olvidan de que una de sus tareas principales es buscar nuevos talentos y cuidarlos, independientemente de que ahora no encajen. Los candidatos tienen disco duro y si se les trata mal o se les ignora no tienen porque “resetear” y pueden difundir de múltiples formas como fueron tratados por la compañía. No olvidemos que estamos transmitiendo imagen de nuestras empresas y una mala imagen, no es buena para nadie.

No voy a negar que muchos candidatos, pasados dos días de que realizaran una entrevista de trabajo, ya están llamando para saber algo, sin respetar el plazo anunciado. Pero es algo muy diferente cuando pasado ese período, no se les ha contactado, cuando sí que lo habían acordado. En este caso es lógico que llamen porque, entre otras cosas, puede darse el caso de que estén pendientes de otro proceso o tienen ya una oferta e firme aunque quizás les interese más vuestra posición.

Los candidatos debéis usar la lógica y el sentido común. Es decir, si os dijeron que sabríais algo en un plazo de dos semanas y de sobras pasó, no es por desanimaros pero casi seguro que estáis descartados aunque si os interesa mucho os animo a llamar porque también puede pasar que se haya retrasado la decisión. Mostrar interés por trabajar tampoco debería ser un problema.

Al llamar, debéis ser humildes y no ir con un tono prepotente o exigente que suene a recriminación. No ayuda ni sirve nada ir en ese plan. Preguntar directamente por la persona que os entrevistó y darle adecuadamente vuestro nombre y apellidos porque, a lo largo del día, conocen a muchas personas y es imposible acordarse del nombre de todas.

Los candidatos tienen derecho de saber qué pasa con su candidatura tras realizar una entrevista porque esto significa cuando uno busca trabajo una opción en la que se pone cierta esperanza.

A los profesionales de recursos humanos que se comportan así, les pido que hagan reflexión sobre ello y que, por una vez, dejen de compadecerse de si mismo diciendo que no tienen tiempo y que no depende de ellos. Puede ser que no dependa de ellos que suban los salarios, sin embargo, sí que depende de ellos llamar a los candidatos que entrevistan para decirles como quedó su candidatura. Al fin y al cabo, nadie les obligó a prometérselo. Y la imagen de la empresa no queda en el lado negativo.

Dame tu apoyo en los premios bitácoras.

  1. Danzarina dice:

    Excelentes reflexiones. En general en los procesos de selección se suele llamar a la persona elegida, independientemente de que los seleccionadores sean profesionales de RRHH, los coordinadores, etc. En mi último proceso de selección, tras esperar el tiempo estimado y decirnos que nos llamarían a los 8 candidatos finales tuve que llamar yo (la seleccionadora había estado de vacaciones y se incorporaba ese día por lo que no pudo realizar la llamada, aunque la mujer fue muy amable, debo decirlo).
    Lo más Chip es comunicarte por un sms que no has sido seleccionada. Lo que parece cierto es que la crisis ha subido los humos y la soberbia de algunas empresas y seleccionadores. El caso más escandaloso que he visto es una empresa muy conocida que ha acumulado CV durante diez años (sin que nadie se encargue de clasificarlos, llamar para actualizar, etc. y siguen abriendo bolsas de trabajo cada cierto tiempo,etc). Y tienen la soberbia de decir "que son empresa privada y que pueden hacer lo que les de la gana" (en el fondo lleva razón, en una selección los criterios son subjetivos y una empresa privada no está obligada a sacar listas, decir qué criterios sigue, etc). En fin, cada vez estoy más exceptica de este mundo del empleo. Aunque sé que no os gusta mucho el programa "callejeros" me voy a volver una "callejera", y voy a ir con mi móvil y cámara y dando "el premuio limón" a las personas, instituciones, organizaciones, empresas, etc con más soberbia de España, Andalucía y de este mundo 2.0. ¿Qué te parece mi idea? je, je, je, Un saludo.

  2. Magnífica reflexión. Por cierto, no debemos olvidar el hecho de que algunos de esos candidatos en el futuro podrían ser clientes si su satisfacción en el proceso de selección ha sido alta.

  3. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Silvia,

    Me parece muy buena tu iniciativa y a que tienes un desinteresado reportero que se une a tu cruzada.

    La verdad que muchas empresas y seleccionadores han terminado de perder la cabeza con esto de la crisis. Los candidatos simplemente quieren que se les trate con respeto y educación informándoles de en que estado queda su candidatura dándoles la información veraz de cómo se hará. Se puede hacer de múltiples formas solo hace falta el compromiso de querer hacerlo.

    Saludos,

    Juan

  4. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Jarias,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Me alegro que te guste el post. En efecto, no hay que olvidar tu apunte porque el tratar mal a los candidatos se les puede volver en su contra. Porque esos candidatos no querrán tener en el futuro ninguna vinculación con esas compañías de ninguna forma posible.

    Saludos,

    Juan

  5. Muy bien el post. Solo apuntar que es una realidad que desgraciadamente, no es nueva. Yo recuerdo cuando empecé a trabajar hace ya más de veinte años, que era lo mismo. Y entonces no había mail, sólo la posibilidad de contactar por teléfono, tarea casi imposible por el filtro de secretarias que tenías que pasar. Con lo poco que cuesta ser educado, aunque solo sea por la posibilidad de que tu candidato algún dia sea cliente. Creo que todos tenemos buena memoria para eso.
    Un saludo,

  6. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Astrid,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Es cuestión de educación y de valorar a las personas. Desgraciadamente es algo que se lleva haciendo y tolerando desde hace mucho tiempo.

    Las personas no olvidan este tipo de cosas porque los pequeños detalles son los que cuentan no lo olvidemos.

    Saludos,

    Juan

  7. El duende de la empresa dice:

    Que razon tienes Juan, yo tambien comente algo parecido en mi ultima entrada pero refiriendome a las ofertas fantasma asi que lo añado a tu excelente reflexion…somos personas…haces bien en pedir a esos seleccionadores que recapaciten y reflexionen que sino quieren llamar por telefono se puede enviar un email y asi el candidato ya sabe lo que hay…
    Si el candidato se encuentra en varios procesos abiertos y ninguno le llama va a crecer su desesperacion…seamos humildes todos..porque como bien tu dices…igual algun dia son ellos los que son despedidos o se quieren cambiar de empleo…

    Un abrazo

  8. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola El duende en la empresa,

    Gracias por tu reflexión.

    Pues si los seleccionadores deben de ser humildes y saberse ponerse en el lugar de los otros porque la vida da muchas vueltas.

    Los candidatos en muchas ocasiones se hacen ilusiones y al no saber nada se desesperan sobre todo en ofertas en las que su perfil encaja. Cuesta un minuto avisar y al menos no se juega con las ilusiones de nadie. No hay peor sensación que la incertidumbre.

    Saludos,

    Juan

  9. Germán Gijón dice:

    Hola, Juan:
    hay otro aspecto que quizá no se tiene en cuenta y es el hecho de que el candidato potencial, simplemente con su presencia en la entrevista, está colaborando a justificar los ingresos que la empresa de selección obtiene de su cliente. Al menos debería considerarse que el candidato merecería, como mínimo, una contraprestación (informativa y de educación, que no económica) por su tiempo y su dinero (desplazamientos) al acudir a la entrevista.
    Un saludo.

  10. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Germán,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Si lo que plateas tú también debe tenerse en cuenta. Los candidatos potenciales justifican la minuta de muchas empresas de selección, así que deben de cuidar a todos independientemente de su valor en ese proceso en concreto.

    El tiempo de los candidatos trabajen o no es igual de importante que el de los seleccionadores de personal. Ambos tienen interés en la otra parte y sino es así para que hacer perder el tiempo a los demás.

    Saludos,

    Juan

  11. Economía Sencilla dice:

    Muy buen post.

    Sin haber hecho un número muy elevado de entrevistas a lo largo de mi trayectoria (por suerte no lo he necesitado) sí que puedo decir que la mayoría quedan en llamarte para bien o para mal, pero pocos lo hacen (también hay alguno de los que dice que si en X semanas no sabes nada, te dés por descartado).

    Visto lo cual, si quedan en llamar y lo hacen, para mí ganan muchos puntos (aunque sea lo que tenían que hacer), y si no lo hacen, pierden muchos, me parece que dan muy mala imagen.

    La tercera postura (si no sabes nada en X semanas…) es intermedia, por lo menos, sabes a qué aternerte.

    Cuando me ha tocado ser a mí el seleccionador, en ocasiones he optado por llamar en cualquier caso (y lo he hecho), y en otras, por el plazo transcurrido sin noticias.

    Un saludo
    Pablo Rodríguez

  12. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Pablo,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Existen como bien dices estas tres opciones al hacer la entrevista. Y depende de por cual opte el entrevistador sumara o restara puntos a la imagen. Porque las personas no olvidan cuando se les promete que se les avisará. Porque para incumplirlo es mejor no decir nada y una vez que pasen los días los candidatos que no sepan nada se darán por aludidos.

    Saludos,

    Juan

  13. Muy buen post.
    Yo estoy en un punto intermedio, ya que hacemos inserción laboral de personas con discapacidad, por lo que nos situamos entre el candidato y la empresa. A veces es un problema, porque el primer contacto con el candidato lo hacemos nosotros y es derivado a la empresa y la empresa contacta con el candidato si le interesa. Entonces casi siempre que el candidato no sabe nada de la empresa contacta con nosotros y ahí es cuando estamos atados de pies y manos, porque no siempre nos informa la empresa de lo que va a hacer o no con el candidato y normalmente nos toca ir detrás de la empresa para ver qué ha pasado… A veces es decepcionante…
    Un saludo.

  14. Gorka Murcia dice:

    Gran reflexion. Cuantas veces se oye eso de "Ya te llamaremos" y luego no llega nunca esa llamada?. Veo una falta de profesionalidad tremenda en much@s "expert@s" de RRHH.

    El problema es que cada vez es mas la gente que hace este tipo de chapuzas. De hecho he visto (incluso lo he vivido en mis carnes) con un gran Headhunter que te llama , te atiborra a entrevistas y a pedirte referencias , datos y mas datos y quedan en cerrar un proceso de seleccion con el cliente y contigo en breve.

    Se olvidan de tí y al de un tiempo (evidentemente pasas de este tipo de chapuceros) por otras vias te das cuenta que se cae el proceso porque el cliente no deseaba pagar ese x porciento o simplemente porque no se cubre la vacante y se les olvida contestar.

    Cosas como esta pasan y la profesionalidad en este area y en este pais (en otros esto no pasa) va cada vez a peor. Y me duele mucho decir esto siendo yo un profesional de esta materia.

    Es mas sencillo el "silencio administrativo" del "si no te llamo en una semana estas descartado". Uno queda mejor y se "preocupa" un poco mas.

    Perdona lo extenso de la respuesta pero en este tema me has tocado la fibra 🙂

    Un saludo

  15. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Carol,

    Gracias por participar.

    Muy buen ejemplo porque los servicios de intermediación estáis en medio de este protocolo de la selección entre empresas y candidatos que demandan vuestros servicios. Y vosotros hacéis el primer filtro y después pasáis los candidatos que mejor encajan a la empresa para que ella ya obre en consecuencia que muchas veces dejan bastante que desear su profesionalidad.

    Para empezar muchas empresas no os dicen nada de a que candidatos han visto ni cuales les gustan y ni mucho menos comunican a los entrevistados en que estado queda su candidatura. Y os toca el marrón de ir persiguiendo al departamento de selección de las empresas que muchas veces os dan largas hasta que os plantáis. Después tenéis que dar la cara ante el candidato y aunque le expliquéis lo que pasa siempre os queda un mal sabor de boca por la falta de rigor profesional de ciertas personas.

    Saludos,

    Juan

  16. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Gorka,

    Gracias por participar.

    En efecto para que decir “ya te llamaremos” cuando los seleccionadores no están seguros de hacerlo. Es preferible como bien dices el silencio administrativo o decirle al candidato que si en un plazo de 10 o 15 días no sabe nada estará descartado del proceso. Nadie les obliga a decir las frases para quedar bien. Una vez más olvidamos que se debe de dar ejemplo.

    Si de esta falta de profesionalidad no se libran ni consultoras, ni directores de recursos humanos ni headhunters de todo tipo y condición. Mucho interés a la hora de concertar una entrevista con los candidatos para ver su perfil y después se olvidan de seguir con el interés hasta el final acabando de forma impecablemente profesional y humana.

    Coincido contigo que en ves de ir a mejor vamos a peor porque muchos profesionales de recursos humanos lo consideran como un mal necesario. Eso si, cuando un candidato les hace algo parecido a ellos echan sapos y culebras de esa situación. Cuando es exactamente lo mismo.

    Y no es cuestión de no tener tiempo sino que es un tema de educación y respeto hacia los demás.

    Saludos,

    Juan

  17. sergio vazquez dice:

    Deacuerdo, totalmente.
    No deja de sorprenderme, como los departamentos de comunicación y marketing de grandes empresas y consultoras de selección no prestan ni un minuto de atención a los candidatos/consumidores de sus ofertas de empleo.
    Estos departamentos de comunicación tienen la obligación, que para eso les pagan, (y bien por cierto) de velar por la “imagen de la empresa” ante el consumidor, los accionista y los trabajadores…, añado de los candidatos/consumidores.
    ¿ Se les ocurriría gastar un solo € en realizar una campaña de marketing a sus clientes, y no responder a sus preguntas e inquietudes ?.
    ¿Y entonces…?. Como ponen una oferta de empleo en un medio de comunicación masiva con mas de 4.500.000 visitas/mes, con el logotipo, la descripción de la emprea y la dirección web , la misma direccion web de la empresa en la que gastan ingentes cantidades de € para promocionar y posicionar en el mercado y no responden tan siquiera con un “Muchas gracias por su interés estimado candidato/consumidor, por interesarse por nuestra empresa”
    No se están dando cuenta que una simple respuesta de agradecimiento, una simple muestra de gratitud por el interes mostrado, sitúa al candidato/consumidor en una posición de reconocimiento de marca, absolutamente distintas para futuras decisiones de consumo. Ese candidato/consumidor se situara a los pocos días, semanas o meses en el lineal de una gran superficie o en el escaparate de cualquier tienda o listo para tramitar su hipoteca, con una imagen de la empresa que ni mil anuncios en televisión o mil portadas de prensa podrán superar, ¿o es que ellos nunca buscaron un empleo ?. “ Cuando lo necesite ni siquiera os molestasteis en contestar, ahora…”
    Creo que un futuro no muy lejano esto tiene que cambiar, dejemos a los profesionales de la comunicación que comuniquen y a los profesionales de la selección que seleccionen.

  18. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Sergio,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Se debe prestar mayor atención a la comunicación que se presta a los candidatos no seleccionados porque ellos también pueden ser potenciales clientes y transmitir una mala imagen con justificación por no tratarles correctamente. Muchos candidatos transmiten cosas negativas de grandes compañías por el trato inhumano recibido en un proceso de selección y esto no tiene justificación en el no tenemos tiempo.

    Se debe de dar un trato óptimo a todos los tipos de clientes porque cada uno de ellos tiene mas poder de influencia del que nos imaginamos.

    Saludos,

    Juan

  19. Eduardo dice:

    Me ha encantado este blog. Es totalmente cierto que los entrevistadores tienen los aires muy subidos. De hecho, ultimamente veo como muchos te miran como diciendo: “tu futuro esta en mis manos. Ja ja ja ja ja”. (imaginese una risa malevola).

    Yo estoy pasando una mala racha (como tantos) y me vengo abajo cuando me descartan para un puesto. Pero lo he mas me hunde (por no decir, me cabrea) es que, en portales de trabajo (como infojobs) te descarten de una oferta sin hacerte una entrevista cuando encajas, en principio, al 100%. ¿Que criterios toman esos seleccionadores?

    Yo he llegado a la conclusion de que les cansa leer cientos (a veces miles) de CV y, al final, hacen una criba del tipo: “este si, este no” (haciendo alusion a la cancion de Chimo Bayo) o “hasta aqui puedo leer…” (¡que tiempos aquellos del 1,2,3!).

    Yo no soy diplomado en ciencias del trabajo o lo que pidan para ser entrevistador, pero se perfectamente que, si te dedicas a eso, tienes una responsabilidad para con el candidato. Llevar un control de los CV que pueden encajar en una u otra oferta es tarea ardua pero, señor@s, ¡ese es su trabajo! Ademas, si no lo realizan correctamente, como dice el blogger, haces quedar mal a tu empresa.

    Yo, debido a estas practicas, tengo una muy mala impresion de muchas ETT. Incluso de las mas importantes a nivel nacional o mundial. Porque veo que yo podria hacer su trabajo mejor que ellos (no es por vacilar). O por lo menos me lo tomaria mas en serio.

    En fin. Ciertamente me siento como una marioneta en manos de unos pocos que no saben manejarlas y, al final, encontrar un empleo es mas cuestion de suerte que de talento.

    Saludos.

  20. Hola Eduardo,

    Muchas gracias por pasarte y participar en mi blog.

    La verdad que muchos seleccionadores se creen superiores cuando son personas igual que los candidatos. Cualquiera de los entrevistadores puede estar en el lado contrario cuando menos lo piense.

    En la selección existe mucha falta de profesionalidad porque determinadas empresas piensan que cualquiera vale para entrevistar y eso no es así.

    Lo de los portales de empleo es un mundo a parte y se deben usar los filtros para facilitar la criba porque ahora llegan 300 candidatos por puesto. La selección no es una ciencia exacta y los que nos dedicamos a esto nos equivocamos más de una vez porque somos personas.

    Ante todo mucho animo.

    Saludos,

    Juan

  21. Eduardo dice:

    Hola de nuevo. Antes de nada, debo decir que si le pones tanta dedicación a tu trabajo como al blog, eres un gran profesional. Ya que, en pocos blogs se molestan los creadores de contestar y, mucho menos, tan rapido.

    Debo decir que ya tengo trabajo. No uno por ETT ni en uno en el que me haya apuntado en una red de trabajo. Yo, por iniciativa propia, envié un CV por mail a una empresa en la que creia poder trabajar por mi experiencia y, finalmente, me han llamado y me han ofrecido un puesto.

    Os animo a tod@s a buscaros la vida con más ahinco (¿se escribe así?). A veces, si le echais narices, las cosas salen como quieres. Solo hay que tener paciencia.

    Ahora, solo espero que me dure el trabajo.

    Un saludo.

  22. Hola Eduardo,

    Creo que cuando las personas os molestáis en dedicar tiempo a leer el blog lo mínimo que puede hacer uno es corresponderos en la misma medida.

    Felicidades por tu nuevo trabajo, a veces las cosas surgen de la forma menos lógica como puede ser una auto candidatura en estos tiempos difíciles.

    Por eso, no se debe desechar ninguna herramienta en la búsqueda y al final el que la sigue la consigue.

    Ya me vas contando.

    Saludos,

    Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *