suscribete: Posts | Comentarios | Email

EGOSURFING

Con el imparable avance del mundo 2.0, van surgiendo nuevos términos que tenemos que asimilar y entender en muy poco tiempo para no quedarnos obsoletos.

A todas las personas, en mayor o menor medida, nos importa lo que opinen y piensen los demás de nosotros. Como digo yo, hay que darle una importancia relativa y no obsesionarse; caerle bien a todo el mundo es imposible. Los primeros que debemos estar seguros de nosotros mismos somos nosotros debido a que nuestra autoestima se transmite de muchas maneras a las demás personas.

Muchas personas respiraron tranquilamente cuando surgió el maravilloso imperio de la red, que permitía interactuar de las formas más diversas desde el anonimato, pudiendo comportarse de otra forma sin importarles los demás porque no les podían ver ni controlar. Sin embargo, se está demostrando que en la red también queda nuestro rastro y se puede saber lo que hacemos y lo que dice de nosotros la red. Por lo tanto, debemos prestar atención a los apartados de privacidad de las diversas Webs, foros, redes sociales y profesionales que usamos para que sólo las personas que nosotros deseemos puedan acceder a nuestros datos.

Hay quienes se dedican a rastrear y cotillear las vidas cibernéticas de los demás y pueden acceder a tener más datos de los que podemos pensar. Por lo tanto, no debe de cundir el pánico pero sí estar alerta y tomar las precauciones lógicas que nos dicta el sentido común. Por ejemplo, siempre que uséis un ordenador que no sea el vuestro para mirar datos bancarios o privados, no olvidéis borrar el historial para que no quede registrado y nadie pueda acceder. No os fiéis porque igual vosotros no lo miráis pero ¿estáis seguros que todo el mundo hace lo mismo que vosotros?

Desde hace unos años ha surgido con fuerza el termino Egosurfing que significa “Buscar en la red, en bases de datos, medios escritos u otros documentos menciones del propio nombre o de los demás” (Sean Carton y Gareth Branwyn)

Os preguntaréis que quién hace esto. Pues cada día, más personas. Lo hacen con múltiples tareas o fines porque cada vez nos relacionamos más a través de la red para nuestra vida personal y profesional, dejando a un lado el contacto directo con los demás.

Por ejemplo, en la selección, esto está haciendo furor en Estados Unidos y los seleccionadores y headhunters se dedican a rastrear y verificar los historiales de los candidatos que les interesan para comprobar y ver qué encuentran por ahí y poder, así, disponer de información extra. Si uno no tiene nada que ocultar, debe de estar tranquilo. Muchas personas dicen que es algo exagerado, sin embargo, la red se está convirtiendo, a pasos agigantados, en la principal fuente de reclutamiento.

Los entrevistadores cumplen una función y deben de asegurarse que los candidatos son los adecuados. Está claro que aquí se verá la diferencia entre los buenos profesionales y los que no tienen escrúpulos. Porque si uno encuentra información sobre la vida personal o íntima de determinados candidatos, independientemente de que estén en la red al alcance de cualquiera no deben ser usados arbitrariamente, porque no son relevantes para el desempeño del puesto, sin embargo, es complicado que no les influya. Esto llegará a España, antes o después.

Ahora os planteo unas preguntas: ¿Sabéis lo que dice de vosotros la red?
¿Cómo cambiar lo que encontréis? Si no encontráis nada sobre vuestra persona ¿es bueno o malo?

Para comenzar, debéis saber lo que dice de vosotros la red para poder estar al tanto y no llevaros sorpresas que os pillen fuera de juego. No hay duda de que cualquiera pueda manifestar opiniones o afirmaciones sobre si mismo o sobre otras personas o instituciones en la red de forma gratuita, sin que sean veraces y contrastadas, pero ese es uno de los peligros de la red. Sin embargo, el que busca información de vosotros no sabe lo que es cierto o no. Así que debéis estar preparados por si acaso.

Si os encontráis cosas negativas veraces sobre vuestra candidatura deberéis trabajar por convertirlas en positivas. Si encontráis datos personales tenéis que revisar la privacidad y modificarla poniendo la máxima. Si aparecen datos difamatorios sobre vuestra persona, sabed que tenéis vuestros derechos y que lo podéis denunciar ante la justicia para que tomen las oportunas medidas legales.

No encontrar nada en la red sobre vosotros puede ser malo porque hoy en día está cobrando mucha importancia nuestra identidad digital y adquiere cada vez mayor relevancia que sepáis usar las diversas herramientas existentes. Sois productos y, como tales, debéis aprender a diferenciaros con vuestra propia marca personal que no deje indiferente a los demás. Vuestros pasos en la red pueden decir mucho de vosotros a nivel de capacidades y aptitudes.

Eso sí, esto es una opción personal que no tiene porqué convenceros a todos. El que no aparezca nada de vosotros en la red no es ni positivo ni negativo sino neutro.

Conocer lo que dice de vosotros la red os hace ir con ventaja y estar tranquilos porque sabéis que las verificaciones van a dar puntos extra a vuestra candidatura. Mucho cuidado a los que mienten porque la red os puede descubrir y jugar un mala pasada.

Pero el egosurfing no funciona unidireccionalmente. Vosotros también podéis rastrear información y opiniones sobre las empresas a las que optáis para ver qué se dice de ellas y sacar vuestras conclusiones. Cuando todas las fuentes u opiniones van en una misma dirección está claro que algo de verdad habrá. Hay veces que tenéis la información delante de vosotros y no sabéis utilizarla. Antes de incorporaros a una compañía, debéis estar seguros de que es la que os conviene. Como siempre, la preparación es fundamental y entre otras cosas, es buscar la información necesaria. Eso sí, también debéis investigar las fuentes que ojeáis porque hay gran diferencia entre las adecuadas y las que no lo son.

Ahora sólo os queda hacer una cosa. Poned vuestro nombre en el buscador que utilicéis… y a ver qué encontráis.

  1. Senior Manager dice:

    En el futuro, es muy probable que la gente considere seriamente poseer y publicar dos o más identidades en Internet. Es algo que no dejo de recomendar, pues es la única manera de poder separar nuestra vida personal de la profesional… Sobre todo para evitar cualquier conflictos o malinterpretación de lo que mostramos, escribimos y colgamos con nuestro nombre en la red.
    Hemos de tomar conciencia y ser muy prudentes, pues cada día más nuestro futuro puede depender de lo que otros encuentren sobre nosotros en Internet.
    SM

  2. Juan Martínez de Salinas dice:

    Buenos días SM,

    Esta es una opción que la gente en un futuro puede plantearse los de tener dos perfiles bien diferenciados en la red que no les relacionen. Aunque esto se puede evitar usando el sentido común para ahorrarse problemas. En sitios públicos donde los demás puedan leerte no es lógico hacer críticas feroces de tu empresa y compañeros con nombres y apellidos porque esto a parte de estar fatal puede ser penado de alguna forma.

    Creo que todo se puede decir de una forma correcta y con educación. Luego la vida privada no les importa más que a los círculos más íntimos. Asi que nada de usar una misma red para todo porque el que entre no escatimara en mirar todo lo que tengas allí.

    Saludos,

    Juan

  3. Nacho Muñoz dice:

    No estoy de acuerdo con el comentario de SM, en el que dice que tener dos identidades en internet es lo mejor y más recomendable. Para mí no hay separación de la vida personal y la profesional, porque la una va con la otra y la otra con la una.

    No tengo nada de mi vida personal que pueda repercutir negativamente en mi trayectoria profesional. Y si hay alguien que por cualquier cuestión "visible" de mi vida personal yo "no le guste", a mi tampoco me gustará esa persona. Así de fácil. Esto es como en la vida real (desvistualizada). Si conozco a una persona en ambiente informal y no hay feeling, no habrá feeling para ninguna cuestión. Si por el contrario tenemos puntos en común, posiblemente podamos llevarnos bien en el momento de emprender alguna relación profesional juntos.

    Es más, pienso que disponer de varias identidades es el comienzo para que la desconfianza se engendre en otras personas.

    Como dice Juan, el sentido común debe primar en todo momento, no obstante.

    Buen post.

    Saludos.

  4. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Nacho,

    Gracias por participar y animar el debate.

    Yo pienso que es casi imposible separar ambos perfiles de vida personal y profesional porque el uno tiene influencias del otro y se refleja en todo los que hacemos. Cuando uno escribe un artículo sobre un tema profesional da pistas y pautas de cómo es y de que capacidades tiene o no tiene.

    Creo que Senior Manager se refería a que determinados hobbys, circunstancias familiares, fotos informales, etc.; hay que saber muy bien donde se ponen o airean y las consecuencias que pueden conllevar. Porque las reacciones de las personas que no conocemos apenas no las podemos controlar cuando vean eso independientemente de que no tengamos nada que ocultar. Igualmente opino que el te acepte tiene que hacerlo con todo lo que tenemos, es decir, lo bueno y lo malo porque la perfección no existe. El mundo laboral pretende idealizar a las empresas y a los candidatos y esto hace que se pierda la naturalidad de ser uno mismo.

    Saludos,

    Juan

  5. healthyresources dice:

    Hola Juan,

    No sabía que lo llamaban "egosurfing", pero lo hago cada día!

    Estoy de acuerdo con Nacho y para un reclutador las discrepancias o desajustes se traducen siempre en desconfianza. Está en la madurez del seleccionador entender que un candidato puede ser un fanático del encaje de bolillos o de cualquier aparente "frikada" como dicen muchos.

    A mí, las aficiones del candidato/a me han dicho siempre muy poco, aparte de que el 90% son la música, leer, salir con amigos y el cine :-))

    Saludos,

    Luis

  6. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Luís,

    Gracias por pasarte.

    La verdad, que un buen seleccionador como bien dices tiene que saber separar el trigo de la paja, sin embargo, no todos lo hacen.

    Lo que el candidato haga en su tiempo libre no es relevante en la selección y no debería influir si los seleccionadores son buenos profesionales.

    Saludos,

  7. el duende de la empresa dice:

    Estoy de acuerdo con SM, es recomendable dado que es bueno separar la vida personal de la profesional.

    Y digamos que una red social personal estas mas relajado y la usas con tu ambiente mas intimo, es una forma de estar en contacto con todos. Esto no tiene porque influir en la vida profesional y alguien que entre en tu pèrfil personal que sea compañero,jefe, o posible reclutador de personal va a mirar no solo lo que le interese sino seguramente otro tipo de cosas y se puede hacer una idea preconcebida de ti que no se considera con la real.

    Lo que si consideraria positivo es que los candidatos esten en internet porque no se puede estar alejado hoy en dia de las nuevas tecnologias, necesitamos a personas abiertas de mente, con mentalidad 2.0 capaz de revolucionar el mundo…y esta claro que esto va a ir en aumento.

    Un abrazo a todos

  8. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola El duende de la empresa,

    Gracias por pasarte.

    La clave esta como bien comentas en tener mentalidad 2.0 tanto empresa como candidatos para saber discernir las capacidades adecuadas a buscar en el contexto en el que nos movemos. El problema es que esto no ocurre. Muchos trabajadores cotillean el los perfiles de los demás y si encuentran algo que no sabían cotillean y le dan al rumor sin pensar en las consecuencias. Lo mejor es adecuar tu privacidad en esas redes a lo que mejor te convenga.

    La información que irrelevante no hay que darle importancia pero paro eso hay que ser muy maduro. Que más da que encuentres la foto de un candidato en la playa con bañador porque eso que yo sepa no influye en que valga o no para el puesto.

    Vamos veo que tenemos al 100% la misma forma de ver el tema. Si esto pasase la gente no tendría varios perfiles en la red como ya pasa.

    Saludos,

    Juan

  9. Senior Manager dice:

    Bueno Juan, como ves, la polémica me persigue…:-)
    Si, entiendo que Nacho (hola Nacho!) expone su opinión desde un punto de vista y dentro de un contexto en donde las demás variables funcionan bien.

    Pero estas variables no son controlables y aunque pensemos que no tenemos "nada que ocultar", no podemos predecir ni anticipar lo que otra persona va a interpretar sobre nosotros o sobre lo que hemos expuesto, y esto es un riesgo en sí, sobre todo para los que trabajamos por cuenta ajena y estamos expuestos a perder el trabajo.

    No es cuestión de "si no te gusta como soy, pues ya encontraré a quién" ¡no!…y no se trata sólo de socializar o hacer negocios, sino de hacer lo mismo que hacemos en sociedad; comportarnos con ciertas reglas frente a cada grupo social, pues siguiendo la misma regla de tres que expone Nacho, se podría interpretar que puedo venir al trabajo en pijama o atender a un cliente vestido de torero,pues "yo soy así"… cuando todos sabemos que no podemos ser así. Pues lo mismo aplica en Internet, debemos "vestirnos y actuar" para cada ocasión, igual como hacemos separando el trabajo o los negocios de las cosas de la casa por ejemplo y en Internet estoi sólo se puede hacer teniendo y manejando perfiles diferentes.
    Lo que si es cierto es que este concepto o recomendación no aplica a todo el mundo, pero si a la gran mayoría.
    Saludos and have a nice wknd!!

  10. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola SM,

    La verdad que hay una reglas que seguir en el mundo preestablecido porque están así marcadas.

    Muchas personas no tienen nada que ocultar el problema es que otros no aceptan que cada persona es un mundo diferente y puede hacer lo que quiera y eso no le debe influir sino es relevante con la información que tiene que evaluar sobre el otro.

    El problema es que la vida esta llena de clichés, de tópicos, de formas de ejecutar las cosas y eso lo complica todo mucho. Yo la verdad que estoy a medio camino entre tu postura y la de Nacho porque los extremos y menos en este tema no me gustan.

    Saludos y buen fin de semana para ti también.

    Juan

  11. Agustí López dice:

    Permiso…

    Probablemente tener dos identidades no sea tan mala idea, lo cual implica tener una estrategia desde muy temprano, no olvidemos a qué edad la gente empieza a meterse en las redes.

    Y otra cosa; ya no dependemos sólo de la información que colgamos en las redes, sino de la que otros cuelgan y comentan por nosotros, algo que no podemos evitar…

    Finalmente, opino que los seleccionadores deben utilizar la información que pillan con cierta cautela, sentido común y serenidad. Hay cosas y cosas…Pero desde luego la mayor parte de los que estamos de alta en redes sociales no somos plenamente conscientes en ocasiones del rastro que va quedando por ahí…

  12. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Agusti,

    Por supuesto, no podemos controlar toda la información que aparece de nosotros en la red porque otras personas puedan poner cosas sobre nosotros o nuestras actividades que nos comprometan. Y que por lo tanto nos pueda afectar a la imagen que otros puedan tener de nosotros.

    Luego esta lo que comentas que muchas personas no son conscientes que de todo que hacen en la red queda rastro para siempre que no desparece y siempre queda para lo bueno y lo malo. Así que debemos saber manejar mejor los apartados de privacidad de los portales que visitamos porque son importantes.

    Saludos,

    Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *