suscribete: Posts | Comentarios | Email

LAS EMPRESAS EN LAS FERIAS DE EMPLEO

Las ferias de empleo siempre son un buen reclamo para buscar trabajo y para encontrar candidatos. Aunque hemos de reconocer que este año, debido a la crisis, han descendido considerablemente el número de empresas participantes por una sencilla razón: el coste que suponen. Sin embargo, el número de candidatos en búsqueda de trabajo se está desbordando en este tipo de eventos. Ya no sólo van los recién licenciados sino personas que buscan trabajar porque por la recesión se han quedado sin trabajo.

Eso sí, a las personas que buscan trabajo, antes de acudir a una feria de empleo, les aconsejo que se informen previamente de las empresas asistentes y de qué forma van a interactuar estas. Este año, por ejemplo, se han celebrado 3 ferias de empleo en Zaragoza. Dos bastante profesionales y la otra dejó mucho que desear.

En esta última, la mayoría de empresas participantes no tenían a ningún representante de su empresa en el stand para informar a los candidatos, sino que habían contratado una azafata para recoger las candidaturas y justo les venía para saberse el nombre de la empresa. Sin embargo, lo mejor aun estaba por venir; había algunas que no tenían ni azafata sino que habían puesto una caja en plan autoservicio, donde los candidatos interesados podían depositar su currículo. Y pregunto yo ¿Qué imagen os transmiten estas empresas al hacer esto? Creo que la respuesta es obvia.

Al menos, ya que pagan una considerable cantidad por participar amortizar la inversión y dar una imagen corporativa que transmita los valores de sus compañías y recojan los perfiles de aquellos candidatos que más les interesen.

Por estas razones, a los que buscáis empleo, os recomiendo que os ahorréis el viaje y que enviéis vuestras candidaturas a esas empresas a través de su página Web porque, así, os aseguráis que les llega. Depositar el currículo en una caja no es serio porque nadie controlaba y digo ¿Quién os dice que cualquiera no puede coger vuestro currículo? Al fin y al cabo, se trata de datos personales, que sin vigilancia, quedan al alcance de todos…

Luego las otras dos ferias eran bastantes más profesionales que voy a pasar a comentarlas a continuación. Muchos candidatos que acuden a estas ferias se dejan llevar por la fiebre de las nuevas tecnologías y acuden con su usb o pen drive donde llevan su currículum y carta de presentación para descargarlo en aquellas empresas que sean de su interés. Sin embargo, al acudir in situ a la feria se encuentran con una gran sorpresa la gran mayoría de las empresas no van preparadas para que puedan descargar los potenciales candidatos sus currículos en portátiles corporativos. Viva el ahorro de papel y el uso de herramientas 2.0.

Esto significa que los candidatos tienen que ir con un buen fajo de currículos para ir repartiendo; hay quienes esperan que además, vayan grapados o en carpetas para evitar que se traspapelen en las empresas donde los entregan. Aunque visto como los guardan las empresas hay un 99% de probabilidades de que los pierdan o de que separen las partes de los currículos.

Debido a que muy pocas empresas especifican los puestos que buscan y hacen entrevistas en vivo en la feria por la falta de tiempo y por la avalancha de candidatos es preferible que les hagáis llegar vuestros perfiles mediante correo electrónico a su Web o incluso que pidáis una tarjeta a los representantes de recursos humanos de las empresas de vuestro interés en esa feria para que sean ellos los que personalmente reciban por email vuestra candidatura. De esta forma os aseguráis que les llegan y que los chequearán o guardarán en su base de candidatos.

Para que veáis el caos que se formó este año en las ferias, conozco a personas que dejaron su CV en varias empresas participantes. Se les dijo que les llamarían para hacerles una entrevista en profundidad para incorporarles a la base de datos y aun están esperando que les llamen. Consecuentemente, se puede afirmar que dar el currículum en formato papel en las ferias de empleo tiene pocas probabilidades de éxito. Es más, sé de otro caso que está trabajando en una de las empresas participantes en una de estas ferias, que encajaba con una de las vacantes que tenían. Sí que le llamaron para una entrevista, pero no por el currículum que dejó en la feria, sino por que, posteriormente, se inscribió en un portal de empleo a la oferta de esa empresa que allí había publicado.

Entonces mi pregunta es la siguiente ¿Qué hacen las empresas con los cientos de currículos que recogen in situ en las ferias de empleo? No quiero ser mal pensado pero algunos deben desaparecer sin saber muy bien donde irán a parar y esto es intolerable porque estamos hablando de datos personales y confidenciales de muchas personas.

Las ferias de empleo se han quedado ancladas en épocas pasadas y las empresas no han evolucionado en consonancia con las nuevas herramientas que facilitan no tener que usar el formato papel en los perfiles profesionales de los candidatos que evitaría traspapelar muchos de ellos.

Lo mejor es que con esta desorganización generalizada, las empresas están transmitiendo una imagen negativa que para muchos candidatos pasa desapercibida porque ellos bastante tienen con buscar trabajo y se adaptan a lo que les pidan las compañías.

¿Qué opináis? ¿Qué imagen tenéis de las ultimas ferias de empleo a las que habéis acudido? ¿Qué resultados obtuvisteis?

  1. Agustí López dice:

    Pues yo recientemente he visto una y hay que decir que también dejaba mucho que desear, pero por barrios. Algunas empresas ponían en el stand a personas que representaban fielmente a la empresa, con capacidad de intervención directa en la selección. Ofrecían información de cuáles eran sus actividades, que perfiles eran los más demandados etc. Pero también había algunos stands más bien desatendidos o simplemente mal atendidos con personas subcontratadas que desconocen casi todo o completamente vacíos.
    Lógicamente el interés de los candidatos era directamente proporcional.

  2. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Agusti,

    Gracias por participar.

    En efecto, en este tipo de ferias que últimamente han bajado su calidad hay empresas que se preocupan y llevan personal profesional y otras que no le dan importancia y eso lo perciben los candidatos que obraran en consecuencia. No olvidemos que en este tipo de eventos todo transmite imagen empresarial positiva o negativa que es lo que se lleva todo el mundo. Así que cada cual debe asumir las consecuencias de sus actos.

    Saludos,

    Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *