suscribete: Posts | Comentarios | Email

LLUVIA DE IDEAS

En las compañías surgen habitualmente piedras en el camino a la hora de sacar adelante determinadas propuestas, asuntos o tareas que requieren de un trabajo extra y esfuerzo en equipo, con el fin de encontrarles una solución adecuada entre todos. Sin embargo, frecuentemente se acaba desechando el tema, cayendo el obstáculo en el olvido porque ha podido con vosotros una vez más. Esto se deberá a que no habéis planteado de forma correcta el intentar encontrarle una solución viable.

Normalmente, en muchas empresas a pesar de trabajar en un departamento con más gente, se hace trabajo individual, repartiendo tareas sin prestar demasiada atención a lo que hace el compañero de al lado. Esto se llama trabajar con más gente pero no colaborar o trabajar en equipo. Y es lógico que cuando uno de vosotros se encuentra con un problema en algo que hace que le de vueltas a la cabeza para intentar buscarle una solución. Lo que pasa es que al estar bloqueados y obcecados con una posible vía de salida no vemos más allá, independientemente de que podamos dejar pasar los días.

Se debe potenciar por ello la comunicación fluida entre todos los miembros de un grupo, que ayudará a que el trabajo en equipo surja de forma más espontánea y sea algo habitual entre todos. Así que cuando a cualquiera de vosotros le surja un problema a algo de lo que desempeñáis y no le encontréis una solución adecuada tras intentar varias por vosotros mismos, debéis para otra vez ahorraros esfuerzo innecesario que no sirve para mucho. Lo adecuado es incentivar dentro del equipo de trabajo las lluvias de ideas para encontrar soluciones a los problemas de trabajo.

En primer lugar, se debe plantear el problema a todos los miembros del equipo y explicarles en qué consiste una lluvia de ideas (también llamada bajo el término anglosajón, brainstorming) y qué se pretende conseguir con ello para que todos entiendan el funcionamiento. Esto consiste en que durante un período de tiempo, todos los miembros del equipo digan todas las ideas que se les ocurran para solucionar ese problema. Se tendrán que apuntar todas, por muy descabelladas que parezcan. Después se debatirán todas y se seleccionaran las tres o cuatro más adecuadas para todos los integrantes del grupo. Luego es cuestión de que a estas 3 ó 4 ideas seleccionadas se les busquen los pros y contras y se priorice entre ellas para ver cuál es la mejor opción a intentar.

Pensando todos en conjunto es más fructífero porque lo que no se le ocurra a uno se le ocurrirá al otro y también unas ideas pueden llevar a otras mediante el debate. Aquí no importa tanto quién dice la idea más adecuada sino que el desarrollo satisfactorio de la misma sea debido al trabajo en equipo de todos. Varias personas trabajando juntas son más efectivas que todas esas personas trabajando por separado. No se ha de olvidar que la unión hace la fuerza.

Eso sí, para que esto funcione debemos dejar claras unas reglas de funcionamiento para que se saque el mayor partido a este sistema. Para comenzar, se deben respetar todas las ideas que se digan, sin juzgarlas ni vetarlas inicialmente porque, quizás lo que inicialmente parece algo surrealista puede luego ser la idea adecuada con un poco de desarrollo. De emitir juicios, habrá quienes se cohíban y corten durante estas sesiones de trabajo, haciendo que no se integren y participen en el mismo 100% involucrados a lo que hay que estar. Suelen estar pensando más en cómo se tomarán los demás lo que va a decir que en concentrarse en pensar todo lo que se le ocurra para solucionar determinado problema sin pararse a pensar si vale o no como idea.

Estas sesiones de trabajo es bueno realizarlas en grupos de personas de máximo 12 personas para poder gestionarse y coordinarse bien. Luego debe de estar una persona para apuntar e incentivar la participación de las personas a animarles que en el tiempo acotado digan lo que les venga a la cabeza. Luego ya llegará el momento de razonar y elegir las más adecuadas entre todos los participantes. Será importante que impere el buen ambiente desde el primer momento para hacer más productiva la misma. Suelen estar muy bien acogidas entre los trabajadores porque se sienten partícipes de las decisiones y ven que se cuenta con su opinión.

Los resultados suelen ser asombrosos y llegar a soluciones muy trabajadas que dan más de lo esperado haciendo que se vuelva a repetir la experiencia.

Así que las compañías deben incentivar mucho más este tipo de iniciativas entre los miembros que las conforman para que el trabajo en equipo sea algo que las diferencie. Porque lo importante es que todos vayan encaminados hacia los mismos objetivos globales de empresa, dejando a un lado los individuales, que no suele pasar muy habitualmente.

  1. CARINA dice:

    Me gusta mucho este tipo de actividades, y es muy estimulante para un equipo de trabajo ver despues los resultados.El inconveniente que tiene y es por el cual muchas veces no se aplica, es que los mandos intermedios no estan preparados para manejar este tipo de actividades.Tienen miedo a no estar a la altura de las ideas a la hora de debatirlas y tambien de darle demasiadas alas a su gente que pueden pensar que es un inoperante y que necesita ideas de otros ( que puede ser verdad en algunas ocasiones)
    De todas formas para mi es un trabajo increible y si se realiza con las premisas claras y un amplio sentido de la cooperacion y el respeto puede traer resultados estupendos…
    Besos Juan ..

  2. alfredus dice:

    Juan,
    muchas veces pienso que el concepto de trabajo en equipo algunas veces está sobrevalorado y otras que no se explota bien dentro de las organizaciones.
    Despues de esta reflexión (me gustaría comentar algo sobre coworking pero se alargaría el tema) si que es cierto que el brainstorming vale como dinámica de solución de problemas pero han ido surgiendo otras más interesantes (sin llegar a ser extravagantes) que se adaptan mejor a según que problema.
    Un saludo e interesante post, como siempre.

    te dejo el enlace a un post de hace algún tiempo
    http://direccionhabilidosa.wordpress.com/2008/04/05/tecnicas-para-estimular-ideas-creativas/

  3. Senior Manager dice:

    En las multinacionales he notado la aparición de signos negativos en las sesiones de Brainstorming, ya que por alguna razón que desconozco están volviendo a la tendencia de convertirlas en las estériles reuniones de antaño… ¿será que estamos volviendo atrás?
    SM

  4. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Carina,

    Gracias por pasarte y participar.

    La verdad que es una gran herramienta siempre que se sepa usar adecuadamente. El problema es que los encargados de incentivar y dirigir este tipo de acciones no saben enfocarlas adecuadamente porque piensan que es algo de ellos, cuando en realidad es una actividad de equipo.

    La gente a este tipo de actuaciones va con muchos miedos por el famoso que dirán y que harán en función de lo que diga. Se deben conocer y aplicar las reglas del juego para que todas las personas se sientan libres.

    Un abrazo,

    Juan

  5. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Alfredus,

    Gracias por participar.

    Creo que pasa ambas cosas con respecto al trabajo en equipo que las personas no saben lo que realmente significa y como poderle sacar partido efectivo.

    En efecto, cada vez van surgiendo más técnicas que potencian esto y que son más potentes que el trabajo en equipo. Si quieres un día podemos escribir un artículo conjunto sobre esto.

    Saludos,

  6. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola SM,

    Con esto que comentas no me sorprendes porque siempre en vez de avanzar solemos primero retroceder. Las sesiones de lluvia de ideas no son reuniones a la vieja usanza, sin embargo, hay personas que no cambiaran nunca y esto va en perjuicio de todos.

    Saludos,

  7. Facility manager dice:

    Yo creo que esta técnica es la mas divertida de todas las herramientas de productividad. Es libre y da cabida a cualquier opinión; generalmente salen cosas interesantes. Yo creo que por eso Truckman, cuando explica el paso de grupo a equipo, los llama forming, storming, norming & performing. El segudo peldaño es la tormenta de ideas.

    Yo creo que su éxito o fracaso depende mucho del facilitador y que quede bien claro que todas las ideas son buenas y nadie se va a burlar de nadie.
    Saludos,

    Alberto
    facilityManager

  8. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Alberto,

    Gracias por participar.

    Yo también creo que esta herramienta es muy divertida para sacarle productividad siempre que se plantee adecuadamente.

    El organizador tiene un papel clave a la hora de guiar y explicar como funciona para evitar que participen personas detractoras o retraídas a estos sistemas de generación de ideas.

    Saludos,

    Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *