suscribete: Posts | Comentarios | Email

OPOSICIONES ¿UNA ALTERNATIVA PROFESIONAL?

No os voy a contar más lo mal que está el panorama laboral. Para los que están en el paro, encontrar empleo es bastante difícil. Esto, les lleva a plantearse prepararse unas oposiciones.

Puede ser una salida más que podemos tener. Eso sí, antes de ponernos a estudiar unas oposiciones, tenemos que estar muy concienciados porque requiere bastante mas que decir oposito.

En primer lugar, debéis analizar a qué tipo de oposiciones os queréis presentar y luego ver si podéis presentaros a las mismas en función de los requisitos académicos que pidan y que debéis acreditar al presentar vuestra solicitud.

Las diferentes plazas van asociadas aun grupo que van desde las plazas del grupo: A las de mayor dificultad y titulación académica y luego están las del grupo E las de menor grado de dificultad y para las que no es precisa cualificación alguna. Normalmente las vacantes de los grupos más bajos suelen ser las de mayor afluencia de candidatos porque también se presentan a estas candidatos altamente cualificados que quieren sacar una plaza fija de funcionario de por vida para vivir y luego ir ascendiendo por promoción interna o quedarse ya en esa plaza porque no tienen más aspiraciones ni ganas de estudiar.

Luego también debéis tener claro si os queréis presentar a las que tenéis a nivel nacional, autonómicas y locales, siendo requerido, claramente, un esencial nivel de movilidad geografía. Es decir, si os presentáis a unas oposiciones estatales os puede tocar en cualquier rincón de España que dependerá, en caso de aprobarlas, que calificación (número) saquéis: a mejor número mayores opciones de elegir el destino. Si hay 1300 plazas de auxiliar administrativo del estado y vosotros aprobáis y quedáis el 1200 os van a quedar menos destinos para elegir que si tuvierais un número menor.

Recomendación importante: una vez decidida qué oposiciones os queréis preparar, debéis informaros detenidamente de los requisitos, plazos, temarios, tipos de examen o pruebas, etc. de cara a estar perfectamente informados para evitaros malentendidos evitables por fiaros de terceros y no buscar la información veraz por vosotros mismos. Por ello, es importante saber si la plaza a la que os presentáis es una plaza fija o es una interinidad; con esta última no sacáis la plaza sino el derecho a ocuparla hasta que se saque a libre concurso cuando la administración o institución pertinente así lo estime. No olvidéis que no tienen porque tener en cuenta que hayáis ya ocupado la plaza con una interinidad.

Es aconsejable saber distinguir entre una oposición y un concurso oposición: en la primera sólo se tienen en cuenta los resultados de las diferentes pruebas o exámenes que siempre son eliminatorios llegando al último sólo los que pasaron todos los demás. En el concurso oposición se tienen en cuenta los exámenes pero también unos méritos (que tienen una puntuación mínima y máxima). Normalmente estos méritos son: cursos, experiencia profesional en esas funciones, titulación académica, etc.

A la puntación que se obtiene, se media con la que se saque en las pruebas y eso dará la nota final, que determinará quiénes son las personas que consiguen la plaza. Aquí parten con ventajas las personas que acumulan bastantes méritos y que parten con la máxima puntuación posible en la parte de concurso en comparación con los que no tienen ninguna puntuación en esta área.

Una vez hechas estas puntualizaciones, bajo mi punto de vista, necesarias, paso a detallar lo que supone opositar porque esto es una carrera de fondo en la que hay que irse dosificando.

Uno, cuando decide ponerse a opositar, tiene que estar muy concienciado. Se sabe cuando se comienza a preparar las mismas pero no cuando se va a sacar la plaza. Porque una cosa es que el plazo medio o mínimo de preparación para aprobar esa oposición, que puede ir desde un año mínimo y hasta 4 años o más en función también de la dificultad de cada plaza. Y otra cosa es lo que le cueste a cada persona. El factor suerte también influye.

Lo que quiero decir con todo esto es que hay que ser constante y estar concienciado, teniendo claros los objetivos sin desviarnos ni un ápice del mismo porque esto sólo puede hacer alargar innecesariamente la preparación.

La gran mayoría de las oposiciones requieren dedicación absoluta, es decir, dedicarse a jornada completa a estudiar para sacar una plaza. Cuanto más tiempo se invierta, más probabilidades se tendrá de estar mejor preparados para pasar el examen. No es cuestión de estudiar un día ocho horas y luego estar otros tres días sin estudiar. Hay que llevar un ritmo de estudio constante y establecer un plan de descanso realista y asequible que debéis cumplir a raja tabla.

Así que debéis de estar convencidos vosotros mismos y nadie más.

Hay determinadas oposiciones de grupos inferiores que sí que se pueden compatibilizar con trabajos a media jornada, siempre y cuando, os organicéis adecuadamente. Esto también va a depender de la capacidad y ganas de cada persona, es decir, lo que a uno le valga no tiene por qué ser válido para otros.

Una ayuda externa, sobre todo, a personas que tienen que compatibilizar el trabajo con el estudio siempre es interesante. Una academia o preparador les marcan unos ritmos y plazos que ayudan bastante.

Habrá que establecer un hábito de estudio adecuado para el tipo de pruebas que vais a tener porque no es cuestión sólo de estudiar mucho sino de hacerlo de la forma adecuada de cara a obtener los resultados esperados.

Mi consejo es que si acabáis de terminar vuestros estudios y lleváis idea de opositar, lo hagáis ya porque aun tenéis fresco el método de estudio y estáis acostumbrados a ello. Porque si dejáis pasar un plazo medio o largo de tiempo, cuesta volver a coger el hábito y ritmo. Sin embargo, está claro que no hay nada imposible es cuestión de quererlo hacer.

También es necesario tener claras las prioridades personales, porque el opositar va a suponer tener que sacrificar muchas cosas, no porque no os apetezca hacerlas sino porque vuestra prioridad principal es aprobar las oposiciones. El colegio terminó y ya no vale con aprobar justito; será necesario sacar una muy buena nota para conseguir plaza. Como ya he dicho antes, se establecen notas de corte fijadas por el número de plazas que haya y serán aquellos candidatos que saquen la nota necesaria los que obtengan la plaza.

Se puede aprobar el examen, con un 6 de nota final y quedarse sin plaza si había 20 plazas y hubo 20 personas que sacaron más nota que tú. Esto hay que tenerlo claro.

Sacrificar 15 días de vacaciones en la playa, quedar todas las tardes con vuestros amigos, novios, etc. Será duro, pero habrá que hacerlo si queremos ser exitosos en este proceso.

Supone limitar vuestra vida prácticamente a estudiar y adaptar también a vuestro entorno. No es que sea imposible pero hay que estar concienciados para evitar perder el tiempo.

Además, habrá que ser mentalmente fuertes porque muy poca gente aprueba la primera vez que se presenta y siempre es un mazazo no pasar; supone comenzar de cero de nuevo hasta que vayan a convocar nuevamente esas plazas que suelen pasar uno o dos años. Y hay que estar mentalizado de ello y marcarse unos límites de tiempo razonable porque llega un momento que la paciencia de uno tiene un aguante.

Por otro lado, debéis estudiar inteligentemente y, para ello, debéis conocer que tipo de pruebas vais a tener a lo largo de la oposición. No es lo mismo tener pruebas de conocimiento tipo test, que preguntas cortas, preguntas de desarrollar un tema, porque la forma de estudiar debe de cambiar. Por ejemplo, en las pruebas tipo test es fundamental aprenderse cosas concretas, es decir, fechas, nombres, características, diferencias. Son exámenes donde se va a pillar a los candidatos y hay que estar muy seguro. No hay que olvidar que en este tipo de pruebas los fallos penalizan, por lo que recomiendo sólo contestar a las que se esté muy seguro, arriesgando sólo lo necesario.

En las pruebas con preguntas de desarrollo hay que saber todo de forma esquematizada y clara porque buscan que se les de toda la información. La forma de estudiar debe cambiar. Incluso, a la corrección, se le pide al candidato leer ante el tribunal lo que pusisteis, con tiempo limitado y debéis estar preparados y ser bastantes espabilados.

También se dan pruebas prácticas de ordenador, de casos prácticos de la materia o de idiomas para las cuales también debéis prepararos porque normalmente, una vez comenzada la oposición, suele haber poca distancia en el tiempo entre una prueba y otra y como ocurre en la primera, también requiere preparación previa.

Si tras sopesar todo decidís opositar, mucho animo y pensad que debéis de ir paso a paso hasta marcaros un ritmo. Si sois de la teoría de daros la panzada los últimos días antes del examen, debéis replantearos vuestra candidatura, porque esto no vale para las oposiciones. Así que debéis reflexionar opositar porque no todo el mundo vale para ello no por ellos sino por sus hábitos.

  1. Juan te juro que mañana te leo… pero ahora solo me pase para decirte que fue un gustazo para mi que hayamos hablado..sos un tipo increible.
    Te mando besos y hasta la proxima…cuidate si?

  2. Bueno ya esta lo lei y ahora despues de hacerlo ,admiro obviamente la voluntad de aquellos que deciden opositar y su firme voluntad de sacrificar muchas cosas en pos de un puesto de trabajo mejor.
    Pero leyendote valoro tu tremenda capacidad de trasmitir tus conocimientos destacando la claridad de tus conceptos y tu alto grado de pedagogia a la hora de comunicarlo.
    Ahora si..lo que llamariamos en argentina ,un capo el tipo…
    Besos grandotes y podrias ir adelantandome de que van tus tareas ,me gusta prepararme con tiempo los deberes….

  3. Martín dice:

    Como bien dices, es una carrera de fondo. Tenacidad, perseverancia y sacrificio, imprescindibles compañeras para alcanzar el objetivo.
    Es fácil hacer la gracieta del funcionario respecto a la estabilidad de su puesto de trabajo, pero nadie se acuerda que para conseguirlo ha tenido que superar una oposición, con todo lo que conlleva.
    Fue un placer conocerte, seguiremos en contacto.
    Un saludo

  4. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Carina,

    Gracias por participar.

    La verdad que las personas que deciden opositar tienen que tener mucha fuerza de voluntad y estar dispuestos a sacrificar durante un tiempo a veces largo muchas cosas. Es cuestión de prioridades o necesidades de cada uno.

    Me alegra que te parezca mi blog interesante. La verdad que intento transmitir las cosas desde un lenguaje sencillo para que todo el mundo pueda conocer más de cerca el área de recursos humanos intentando dejar los tecnicismos a un lado. Gracias por tus amables palabras.

    Como podrás ver hablo de comunicación, selección, formación, etc.

    Besos,

    Juan

  5. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Martín,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    En efecto, lo principal es conseguirlo y no quedarse en el camino por lo tanto cuando uno decide opositar debe medirse muy bien las fuerzas.

    Por supuesto, a los funcionarios lo único que se les puede reprochar es que tienen una plaza y deben trabajar y no tumbarse a la bartola como hacen muchos. Esto debería estar controlado porque les pagamos todos para que hagan una función.

    Estamos en contacto.

    Saludos,

    Juan

  6. Muy interesante el tema. Yo misma me he planteado alguna vez hacer oposiciones, sobre todo cuando acabé la carrera y no encontraba trabajo.
    En cuanto a lo que dice Martín, sí se hacen los típicos comentarios de los funcionarios, pero es que a veces tienen demasiada tranquilidad y son los que más veces desayunan en una mañana (vayas a la hora que vayas siempre están desayunando), y también matizar que muchos funcionarios de mediana edad no han tenido que pasar una oposición, pues antes no hacían exámenes ni nada, simplemente entraban e iban ascendiendo y tengo que decir que normalmente son esos funcionarios los que rinden menos.
    Aprovecho para daros el nuevo enlace que tenemos: http://empleo-espana.universiablogs.net/
    Saludos.

  7. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Carol,

    Gracias por pasarte y participar.

    La verdad que todos en algún momento nos hemos planteado de alguna manera lo de las oposiciones a pesar de que luego muchos ni lo intentemos.

    Es cierto, que hay muchos funcionarios que no hacen prácticamente nada, aunque son una minoría que perjudican a los demás. Yo siempre lo digo que la cosa cambiará cuando aquellos funcionarios que no trabajan pierdan la plaza por incumplimiento de sus deberes como puede pasar en la empresa privada. También es cierto, que hace bastantes años muchos de los que ahora son funcionarios entraron sin oposición y les consolidaron sus plazas.

    Tomo nota de vuestro nuevo enlace.

    Saludos,

    Juan

  8. Anonymous dice:

    Hola! He leido el blog, y me ha parecido muy interesante..Mi pregunta es la siguiente.
    Si al presentarse a un concurso oposicion, se supera la fase de oposicion, pero no la de concurso, ¿recibes alguna puntuacion?Y si, obtienes alguna, en una oposicion autonomica, esa puntuacion solo te la guardan para esa comunidad?
    Mi caso es, que las oposiciones que en principio me podrian interesar, son del Sistema de Salud, que ahora va por Comunidades..

    Gracias y buen blog

  9. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Anónimo,

    Gracias por pasarte y participar.

    Si pasa la fase de oposición y no de concurso en algunos casos si así se contemplan entras en bolsas de empleo para cubrir vacantes temporales e interinidades hasta que vuelva a salir nueva convocatoria para cubrir ese tipo de plazas. En efecto, el entrar en esas bolsas de empleo sólo es para la Comunidad Autónoma a la que te presentas.

    Saludos,

    Juan

  10. Hola Juan¡ me ha encantado tu comentario sobre "el mundo de la oposició", lo explicas muy claro y fácil todo el proceso. Yo soy nueva en esto.. buscando información sobre preparadores y academias he visto tu comentario en tu blog y no he dudado en escribirte. No se si es un atrevimiento pedirte que si sabes de alguna academia de prestigio o preparador para las oposiciones al cuerpo de profesores de secundaria de la especialidad de pedagogía en Zaragoza, por favor qeu me lo hagas saber a través del blog ya que te sigo o a mi eamil:emiensalailla@hotmail.com. Muchas gracias . Un saludo . Emi

  11. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Emi,

    Gracias por pasarte.

    La verdad que en este tipo de oposiciones no estoy puesto de cuales son las mejores academias en Zaragoza. Sin embargo, conozco gente que las esta preparando y les puedo preguntar. En cuanto sepa algo te digo. Mucho ánimo con el estudio.

    Saludos,

    Juan

  12. Muchas gracias Juan¡ no sabes lo que te lo agradezco.

    Un saludo.

  13. javier dice:

    Buenas,

    A lo mejor es una pregunta un poco estúpida, pero de todas las convocatorias a oposición para cubrir una plaza de funcionario es la primera que veo esto.

    Se trata de una plaza concurso-opo libre para cubrir plaza de funcionario y cuando en otras pidesn meritos laborales dentro y fuera de la admon (empresas publicas o privadas), en esta otra piden lo siguente:

    a)Experiencia profesional.– Los servicios efectivos prestados en el Ayuntamiento de….con la categoría de Oficial de Recaudación, se valorarán a razón de 0,20 puntos por cada mes de servicio, hasta un máximo de 3 puntos.
    b)Cursos de formación y perfeccionamiento.– Los cursos de formación y perfeccionamiento acreditados, cuyo contenido tenga relación directa con el puesto de trabajo por el que se opta, que hayan sido convocados, impartidos u homologados por el Instituto Nacional de la Administración Pública, Instituciones Públicas 2 puntos

    total 5 puntos
    los 2 ejercicios de la fase oposición 10+10

    ¿Se podrían recurrir éstas bases?Ya que están destinadas a alguien que ya esté dentro del ayto.(no soy tonto) y yo iría por libre. Se podrían impugnar las bases

    Siento la extensión del mensaje y gracias de antemano.

  14. Hola Javier,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    En los concursos/oposiciones en la parte de concurso pueden valorar los meritos que ellos estimen más adecuados. En muchos concursos de meritos solamente dan puntos la experiencia en administración pública y no la de la empresa privada aunque sea en puesto similar.

    A priori pienso que no tienes nada que hacer respecto a la impugnación, sin embargo, siempre puedes valorarlo con algún sindicato y que ellos ter asesoren.

    Saludos y suerte,

    Juan

  15. Muy buen aporte. Si bien superar con éxito las oposiciones para el empleo público no es para nada fácil, realmente vale la pena invertir esfuerzo y tiempo de estudio. Trabajar en el Estado es una de las pocas alternativas que hoy en día puede asegurar un buen sueldo pero sobre todo estabilidad laboral.

  16. Hola Oposiciones,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Las oposiciones son una alternativa más y requiere pensar seriamente antes de de embarcarse porque requiere planificación y reordenación de nuestros hábitos y de la inversión de nuestro tiempo. El esfuerzo no siempre tiene recompensa a la primera y eso se debe asumir para tener fuerzas de continuar. Es una muy buena opción de conseguir un trabajo estable.

    Saludos,

    Juan

  17. lo siento de veras pero no estoy de acuerdo con el anterior post, Opositar pudo ser una buena opción hace uno años pero ahora mismo el recorte en el número de plazas y el deterioro general de los servicios públicos han hecho que ser funcionario deje de ser atractivo. Se convocan menos plazas y se presentan más opositores, precisamente porque fuera del empleo publico el panorama está mucho peor. no corren buenos tiempos para el empleo en general pero desde luego para el empleo público tampoco. Cada vez menos plazas, más opositores y más recortes. La única ventaja es esa “seguridad” que se asociado normalmente al un empleo público, y creo que conforme está la cosa se va a dejar de asociar muy pronto.

  18. Hola Oposiciones 2012,

    Gracias por pasarte y participar en mi blog.

    Efectivamente, desde el 2009 ha cambiado mucho el planteamiento de acceso a la función pública porque se han congelado muchas plazas y cada vez salen menos y esto no tiene pinta de cambiar a nivel global a corto plazo. Es más aun tenemos que ver los reajustes que hace nuestro Gobierno de la Administración pública a nivel de funcionarios. Vamos que no corren buenos tiempos para opositar, es decir, que uno debe pensárselo dos veces.

    Saludos,

    Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *