suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿NOS TOMAMOS UN CAFECICO?

¡La cantidad de anécdotas que se producen entorno a la máquina del café! De ahí, que la serie de humor “Camera Café” tenga tanto éxito. ¿Quién no tiene a un comercial geta, la de la limpieza dando mal, la tía buena enseñando pecho, la fea alelada, el tío gris…? Personajes que la serie ha desarrollado, que conviven en la máquina de café, que aunque ficción, no se alejan para nada de la realidad.

Pero hagamos un análisis de nuestras empresas… Seguro que podréis encontrar paralelismos entre los personajes de ficción de la televisión y la cruda realidad de nuestra empresa.

En todas las organizaciones tenemos el “compañero geta” que suele merodear por la máquina de café en vez de estar “produciendo”. Es más, tenéis dudas si su puesto de trabajo esta en su departamento o ahí. Paséis cuando paséis, siempre os lo encontráis en el mismo sitio, con unos, con otros o incluso, solo… Controlará la rutina de toda la empresa, para siempre “pillar” a alguien con quien hablar.

También podréis encontrar en la máquina del café a la típica agobiada, que además de estarlo por el trabajo, le ocurren infinidad de curiosidades que, obviamente, comenta en el café.

¿Quién no tiene un “jefecillo” cascarrabias que, hagas lo que hagas, nunca está de acuerdo con lo que dices? Siempre tiene su opinión, que además, es la única válida. Y en esos cinco minutillos que uno busca algo de relax, te lo tropiezas, con lo que… ¡Adiós relax!

Y de la rubia de Cámera Café… ¿no encontráis a alguien en vuestra empresa? Escote arriesgado, minifalda minúscula, jugueteo con el pelo… ¿Qué os voy a contar que no sepáis? Igual, no está tan buena como la de ficción… pero seguro que el escote, no falta.

Y así como tenemos a la tía buena, tenemos a la que tiene pocas luces, que se convierte en el bicho raro de la empresa… pero que sirve para echar unas cuantas risas… Mal sentido de la estética, accesorios del rastro mal combinados, peinados de peluquería de barrio…

¿Qué me decís de la que siempre tiene noticias frescas? Siempre hay alguien que controla todo lo que le pasa a cada uno de la empresa… (La de la limpieza, suele ser de este tipo… pero ahora hablaré de ella). ¿Falta alguien? Te dice donde está. Falta el jefe, sabe donde ha ido, etc.

La de la limpieza… ¡Buff! Son todas iguales. Recatadas los primeros días, pero se sueltan la melena al poco tiempo, se conocen la vida de todos, en toda conversación se meten, incluso saben más cosas que los demás trabajadores. ¿Quién no interroga a la de la limpieza cuando necesita información? La pena es cuando coge vacaciones, que se nos va la fuente de información… Y anda que no toca todo lo que tienes en la mesa… Los productos químicos con olor son su perdición. El Aspirador su fetiche, la escoba, su morbo… El mocho, su vara de poder…

El personaje mala leche, que todos odiamos, incluso evitamos cruzar palabra, también existe…

El frikismo, normalmente, lo encontramos en el departamento de informática… aunque no sólo ahí. Este perfil, habla otro idioma al vuestro y vive en una galaxia distinta a la de toda la empresa. Se considera corriente y no entiende por qué la gente lo encuentra raro. En todas las empresas lo ignoráis o le tratáis con la peculiaridad que le caracteriza. Porque no suele pasar desapercibido y causa gracia o asombro allí por donde pasa dentro de la empresa. ¿Quién no tiene una estación meteorológica en su puesto de trabajo?

En la serie televisiva falta un personaje importante. El que huele mal. Sobacos, pies, mal aliento, ropa… siempre encontramos en las empresas espécimenes que deben tener destruido el olfato.

Siempre tenemos al compañero responsable y trabajador del que abusáis habitualmente para que os ayude en muchas de vuestras tareas. Nunca va a deciros que no, a pesar de ir hasta arriba de trabajo. Cumple rigurosamente los procedimientos y no entiende porque los demás no lo hacéis más que cuando os interesa. En más de una ocasión recibe una bronca que no le correspondía por culpa de alguno de vosotros porque suelen pagar como dice el refrán justos por pecadores.

Otro de libro que no falta es el compañero sindicalista que revoluciona a toda la oficina para conseguir que se mejoren las condiciones del resto de vosotros comenzando siempre por él. No obstante, es el que azuza al resto para que empiece a movilizarse la gente.

Y podríamos continuar con infinidad de personajes, como el que siempre está detrás del que habla, como si fuera el pilar de apoyo de otro. Vamos, el típico dúo Pin y Pon.

El vacilón, que lleva de calle a las chicas… A veces, podría integrarse en el geta que comentaba al principio…

La que siempre está mala, tiene las enfermedades más insospechadas, le tienen que hacer análisis que jamás hayamos oído, la que tiene los dolores que para los médicos no pueden encontrar solución, la que toma las pastillas milagrosas que su vecina “La Paquita” se tomó…

También están las mamás, que dan todos los detalles de los embarazos, de los lloros, de los pañales, de los pediatras, que usan un vocabulario que jamás habías oído…

En torno a la máquina del café se reunen infinidad de caracteres, se traman todo tipo de acciones de lo más diversa. Si las máquinas de café hablasen, se produciría más de una revolución. A parte de que se destaparían muchos secretos. El cotillear y el criticar sufrirían mucho si les quitásemos la máquina del café de golpe.

Al fin y al cabo, el café, sea bueno o no, no importa. Lo que sí importa es todo lo que la máquina del café supone.
  1. Senior Manager dice:

    Mi opinión…Los empleados pueden encontrar motivación en su trabajo por el simple hecho de encontrarse a gusto en la oficina y eso también significa la libertad de charlar un poco con alguno de los personjes que comentas frente a la máquina de café… Más allá de la personalidad de cada uno de ellos y de los cuentos y mónologos o diálogos que escuchamos frente a ella día a día, pienso que lo importante es que todos tengan un cierto grado de flexibilidad para relacionarse con el resto de la empresa, así como tener tiempo para hacer un hueco en el trabajo y tomarse unos minutos de charla. Una “pérdida de tiempo” que es tanto más rentable para la empresa cuanto más creativa es la tarea para el trabajador.

  2. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola SM,

    Por supuesto que tiene que producirse esta flexibilidad para que los trabajadores puedan relajarse unos minutos en el trabajo.

    Este post esta planteado desde un punto de vista humorístico viendo los diferentes tipos de personajes que hay en todas las empresas españolas.

    En donde los diferentes caracteres tienen que acoplarse produciéndose situaciones de todo tipo.

  3. Senior Manager dice:

    Las similitudes son increíblemente reales, pues en mi empresa casi podría decir que hay uno que se parece a cada personaje, en personalidad y ocurrencias quiero decir… La verdad es que la máquina de café es un centro social por si misma y es como un imán que invita a la conversación por muy irrelevante que esta sea…

  4. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola SM,

    Ciertamente este tipo de personajes existen en todas las organizaciones con sus personalidades y peculiaridades que suelen coincidir en términos generales.

    La máquina del café es toda una institución en las empresas por todo lo que conlleva y alberga a su alrededor.

  5. En mi empresa nos falta algún personaje aunque bueno seguro que si seguimos creciendo… Hubo un tiempo en que competíamos por ser el comercial cara dura, aunque ninguno tiene tanta cara como el tal Jesús. Aunque la serie lo lleva al estremo, la verdad es que esta bien el trasfondo, aunque yo hace tiempo me cansé (siempre busco cosas nuevas jeje).

    Un saludo.

  6. Senior Manager dice:

    En mi caso y siguiendo lo comentado por Oscar…

    Donde laboro…En la oficina de Barcelona, trabajamos unos 160, así que hay de todo…Yo siempre he sido considerado como el ácido de mi planta, pero a la vez uno de los más elocuentes y participativos, así que no sé en donde colocarme.
    SM

  7. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola Oscar,

    Gracias por pasarte.

    Obviamente este programa lleva a los personajes al extremo.

    Sin embargo, en las empresas hay muchos personajes peculiares. Sin olvidar que todos somos peculiares para algún miembro de nuestra organización porque todo depende con los ojos que lo miremos.

    Este programa hay que verlo en su justa medida porque sino toda cansa.

  8. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola SM,

    En la empresa en la que trabajo yo somos bastantes trabajadores y hay de todo.

    La gente de recursos humanos no solemos llevar buena fama ya de por si.

    Por lo tanto, hay que tomárselo con humor como hago yo porque sino la llevamos clara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *