suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿AÑO NUEVO, VIDA NUEVA?

Aquí estamos todos apurando las pocas horas de vida que le queda al 2007 y preparando motores para comenzar con buen pie el 2008.

Al principio de un nuevo año la gran mayoría de las personas comenzamos con ganas para cambiar aquellas cosas de nuestra vida que no nos gustan o conseguir aquello pendiente de alcanzar en algún aspecto de nuestra vida.


Para hacer cambios o conseguir aquello que anhelamos con ganas hay que hacerlo de forma paulatina, empezando paso a paso.

¿Quién no conoce a muchas personas de su circulo cercano que comienzan el año con nuevos propósitos pero que con la llegada de los siguientes 365 días, esas aspiraciones de cualquier tipo están ya olvidadas? Esto es debido a que comenzaron sin medirse las fuerzas y sin planificación, lo que conllevó optar por lo más fácil, tirar la toalla buscando cualquier tipo de excusa (no tengo tiempo, lo dejo para más adelante, etc.).

Cuando a la primera de cambio se tira la toalla es porque realmente no se tenía tantas ganas de conseguir o cambiar ciertos aspectos de nuestras vidas. Cualquier tipo de cambio en nuestras vidas es posible; nadie dice que vaya a ser fácil, por lo tanto, como dice el dicho, el que algo quiere algo le cuesta. Se requiere mucha constancia y esfuerzo por nuestra parte el conseguir cambiar aquellas cosas de nuestro entorno que no nos gustan.

Por lo tanto, para acometer las metas a alcanzar con éxito, lo primero que hay que hacer es planificarse el camino a recorrer para conseguirlo, posteriormente tenemos que medirnos las fuerzas y ser realistas, ya que hay que ir paso a paso; como dice otro buen refrán el que mucho abarca poco aprieta.

Feliz año 2008 para todos vosotros y que en este nuevo año se cumplan aquellas cosas pendientes en vuestras vidas, eso si, tened claro que es preferible arrepentirse de aquello que se intentó, de lo que no intentamos por miedo al fracaso. Esta vida es un aprendizaje constante y tenemos que aprender de los éxitos y de los fracasos. No olvidemos que si no lo intentas el “no” lo tienes seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *