suscribete: Posts | Comentarios | Email

MARKETING EMPRESARIAL

Aunque a mucha gente le pueda parecer mentira que la captación de recursos de una organización está directamente relacionado con el marketing que haga de si misma.

Muchas veces, una buena campaña publicitaria da una imagen a la gente de la mejor en su sector. Incluso, dependiendo de la efectividad de la misma, conseguirá que la conozca mucha más gente que hablará y comentará sobre ella, algo que es vital en nuestros días para que una empresa se desarrolle.

En muchos sectores profesionales hoy en día hay una competencia enorme a la hora de incorporar nuevos recursos.

Por lo tanto, las empresas tienen que hacer lo imposible para que se les conozca (sean grandes, medianas o pequeñas); todas ellas tendrán que hacer un esfuerzo por destinar parte de su presupuesto a campañas efectivas de marketing y así vender su imagen.

He comprobado que una buena forma de saber si una compañía es conocida es preguntar, durante un proceso de selección, a todos los candidatos si la conocían antes de inscribirse a la oferta. Si las respuestas mayoritarias son afirmativas, el marketing se ha hecho de forma adecuada.

Si por el contrario la mayoría de respuestas son negativas, nos estarán afirmando que nuestro marketing no es bueno y habrá que cambiarlo. Esto se tiene que ver como una oportunidad para remontar el vuelo, por lo tanto la empresa, se tendrá que plantear una estrategia de marketing para conseguir darnos a conocer. Antes de se tendrá que formular una pregunta crucial:

¿Quién nos interesa que nos conozca?

Una vez que tengamos clara la respuesta tendremos que enfocar las acciones de marketing de la forma adecuada para captar la atención de ese sector.

De todas formas, tampoco nos engañemos. El marketing no es algo que se desarrolla fuera de la empresa. Igual de importante es el marketing interno que debemos de hacer entre los integrantes de nuestra compañía de la misma. No olvidemos que ellos son un elemento clave para darnos a conocer en su círculo.

Pongo un ejemplo: si queremos incorporar nuevos recursos a nuestra compañía, nuestros compañeros nos pueden ayudar, ya que si nuestros empleados nos consideran una empresa buena para trabajar van a animar a su entorno a que nos envíen su candidatura. Si por el contrario, nuestra empresa no ha desarrollado el marketing interno, veremos que nuestra empresa no está “explotando” la imagen al máximo.

La dirección de las empresas tiene que ser consciente de lo importante que es que nos conozcan en el exterior (sea cual sea el medio para conseguirlo) para avanzar de forma positiva en todos los aspectos relacionados con la misma.

No olvidemos, que las empresas, al fin y al cabo, son también un producto, al cual hay que promocionar y dar a conocer. Si queremos que se conozcan nuestros “productos internos”, antes de nada, hay que dar a conocer a quien los produce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *