suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿GESTIÓN DEL TIEMPO?

Hoy en día tenemos multitud de libros, artículos, seminarios y demás herramientas dedicadas a como gestionar nuestro tiempo en el trabajo de forma eficaz, a saber diferenciar entre urgente y prioritario, a organizar nuestro tiempo de forma metódica intentando dedicar a cada tarea el tiempo preciso.

Todo esto esta muy bien, ya que actualmente pocos profesionales, no han recibido ningún tipo de formación relacionada con la gestión eficiente de su tiempo. Sin embargo esto es eficaz al 100% en la teoría profesional.

Lo que ocurre en la realidad práctica del desempeño de nuestro trabajo, en el escenario principal (la empresa) con todos los protagonistas (compañeros de trabajo, subordinados, mandos intermedios, jefes directos, etc.) es otro mundo diferente al de la teoría sobre organizar nuestro tiempo.

Porque cada uno de nosotros, podemos gestionar nuestro tiempo de forma adecuada, estableciendo nuestra agenda diaria de las tareas previstas en función de la importancia y urgencia de cada tarea. Contando siempre con un margen de flexibilidad para imprevistos o cambios del ultimo momento.

Aunque hagamos esto, podemos seguir con nuestro tiempo desorganizado por diferentes aspectos:

1.- Tener exceso de tareas asignadas.

Por muy bien que gestionemos nuestro tiempo, esto solo tiene un par de soluciones claras, delegar o descargar de trabajo a esa persona, pasándole parte de sus tareas a otros departamentos que tiene menos carga de funciones.

2.- Jefes o mandos intermedios que no gestionan su tiempo de forma adecuada y por supuesto no tiene intención de hacerlo.

A los departamentos generalistas y a sus subordinados nos desbaratan cualquier organización posible, porque lo suyo es lo más prioritario, haciéndonos dejar otras tareas más necesarias e importantes. Exigiendo luego explicaciones por no tener a tiempo TAREAS VALIOSAS, que hemos tenido que dejar por su mala gestión.

Esto esta aumentando en las organizaciones empresariales del siglo XXI.

3.- Mala coordinación entre departamentos.

Ante estos problemas colaterales que impiden gestionar nuestro tiempo de forma eficaz, poco podemos hacer, debido a que la solución correctora no depende únicamente de nosotros, sino de la colaboración de otros profesionales.

Aunque organicemos bien nuestro tiempo, no vamos a conseguir hacerlo, si los profesionales con los que nos toca interactuar diariamente, no ponen de su parte. En estos casos que somos los buenos gestores de nuestro tiempo ¿Culpables o victimas?
¿Quien es responsable de esta perdida de tiempo y dinero?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *