suscribete: Posts | Comentarios | Email

¿CUÁLES SON LAS PAUTAS PARA UNA TUTORÍA EFICAZ?

Las tutorías en las relaciones profesionales del mundo empresarial tienen que estar orientadas a conseguir la perfección en las relaciones que se establecen entre los trabajadores de rango superior e inferior o entre iguales. El papel del responsable de equipos es el de asesorar, adecuación del comportamiento y apoyo a nivel general a sus empleados.

Para conseguir, que esta herramienta sea útil, para ambas partes hay que tener en cuenta:

Definir los objetivos de forma concreta y comprensible, siempre pensando en objetivos que cumplan el camino marcado al responsable y beneficien al empleado. No hay que olvidar que estamos ante un sistema ideado para el desarrollo profesional del empleado y no para hacer recapitulación sobre el cumplimiento o no de objetivos establecidos.

Hacer hincapié en los resultados vocacionales y en la formación que el tutelado necesita o desea recibir para evolucionar adecuadamente.

Establecer pautas adecuadas de comunicación: consiguiendo crear el clima necesario de confianza para asegurar una comunicación fluida. El trabajador necesita sentirse escuchado y comprendido, y por otro lado no tener la sensación de que la tutela se trata solamente de una sesión de control.

Tenemos que formar adecuadamente a los tutores para conseguir que el proceso adquiera valor y resultados positivos. Por lo tanto es fundamental que la formación impartida incluya pautas sobre técnicas de comunicación.

Hay que fomentar y conseguir la independencia de cada empleado. Por lo tanto el responsable debe realizar la labor de entrevistador: dirigir la tutoría, sacar conclusiones adecuadas, resumir aquellos aspectos clave y dejar hablar al empleado que recibe la tutoría.

– Para terminar es fundamental que tutor y tutelado trabajen juntos en algún periodo de pruebas anterior a comenzar las sesiones de tutoría definitivas.

Por lo tanto antes de comenzar un proceso de tutoría o seguimiento a un subordinado tenemos que tener en cuenta estas pautas mínimas si queremos llevar la misma por el camino correcto, por que sino, no vamos más que a desperdiciar nuestro tiempo, el del empleado, y por supuesto el de nuestra empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *